La recuperación de la economía española necesita de un clima empresarial favorable

  • El Instituto de Estudios Económicos revisa al alza sus previsiones de crecimiento de la economía española para el periodo 2021 – 2022.
  • Se prevé una tasa del PIB para 2021 del 5,4% y del 5,7% para el año próximo.
  • Estas previsiones reflejan un escenario central en el que se materializa un buen avance de la vacunación y la relajación de las restricciones a la actividad y la movilidad, aunque debe de continuar con cierta cautela.
  • El empleo no mostrará una recuperación tan intensa como el PIB, por lo que la tasa de paro se estabilizará en 2021, alrededor del 15,5%, para moderarse en 2022, hasta situarse en el 14,8%.
  • Las claves para consolidar la recuperación de la economía: corrección de los desequilibrios de las finanzas públicas y del mercado laboral, uso apropiado de los fondos de recuperación europeos y un plan ambicioso de reformas estructurales.

IEE ha presentado el Informe semestral de Coyuntura Económica «La recuperación de la economía española necesita de un clima empresarial favorable”. El Informe recoge el buen avance de la vacunación, que, junto con la relajación de las restricciones a la actividad y a la movilidad, están favoreciendo el fortalecimiento de la economía y haciendo que la recuperación mundial gane intensidad en el segundo trimestre del año. Se prevé que para 2023 el crecimiento global vuelva a tasas del 3,5%, en línea con los niveles promedio de la etapa anterior a la crisis.

Pero a pesar de las buenas perspectivas económicas, continúa habiendo motivos para mantener cierta cautela sobre la intensidad de la recuperación, ya que la pandemia aún persiste, y podría afectar a la movilidad y a la producción de determinados bienes y materias primas; si se prolongase el aumento de la inflación en el tiempo, podría anticiparse cambios en la política monetaria de los bancos centrales que afectarían al crecimiento y podrían generar tensiones financieras sobre las economías emergentes más endeudadas; y, el elevado nivel de endeudamiento existente y el escaso margen fiscal de muchos países para hacer frente a un posible shock negativo, afectaría al crecimiento potencial de las economías.

COYUNTURA ECONÓMICA N.º 74 – Julio 2021.

Fuente:IEE

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.