El Consejo aprueba la cifra de financiación climática para 2020

● Consejo de la UE
29/10/2021 15:15 | Comunicado de prensa |

El Consejo aprueba la cifra de financiación climática para 2020

En 2020, la Unión Europea y sus 27 estados miembros comprometieron 23.390 millones de euros 1 en financiación climática para ayudar a los países en desarrollo a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y adaptarse a los impactos del cambio climático. Esta cifra fue aprobada por el Consejo hoy, en preparación de la Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas (COP26), que tendrá lugar del 31 de octubre al 12 de noviembre en Glasgow. La cifra se basa en normas nuevas y más detalladas de información sobre financiación climática de la UE. 2

Lee mas

El Consejo fija la posición de la UE para la cumbre climática COP26

● Consejo de la UE
06/10/2021 16:04 | Comunicado de prensa |
El Consejo fija la posición de la UE para la cumbre climática COP26
El Consejo ha aprobado hoy unas conclusiones que establecen la posición de la UE para la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en Glasgow. Las conclusiones enfatizan la extrema urgencia de intensificar la respuesta global para abordar la emergencia climática y subrayan la necesidad de una transición climática justa y equitativa en todo el mundo.

«El mundo no está actualmente en camino de mantener el calentamiento global por debajo de 1,5 grados. Se necesitan muchos más esfuerzos colectivos para mantener la temperatura de nuestro planeta dentro de límites seguros. En la COP26, la UE pedirá a todas las partes del Acuerdo de París que presenten ambiciosos objetivos nacionales de reducción de emisiones y para que los países desarrollados intensifiquen la financiación internacional para el clima. Con las conclusiones adoptadas hoy, la UE no solo tiene la fuerza de voluntad, sino también un mandato firme para dirigir los debates en la dirección correcta: la dirección de proteger el planeta para la beneficiar a todos y estar del lado de aquellos que son más vulnerables al cambio climático «.
Andrej Vizjak, ministro esloveno de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

Las conclusiones exhortan a todas las partes a que presenten Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC) ambiciosas y reconozcan la necesidad de intensificar los esfuerzos de adaptación colectivamente.

Las conclusiones recuerdan que la UE y sus estados miembros son los principales contribuyentes del mundo a la financiación climática y reafirman su compromiso continuo de aumentar la movilización de la financiación climática internacional. Invitan a otros países desarrollados a aumentar sus contribuciones como parte del objetivo colectivo de los países desarrollados de movilizar conjuntamente USD 100 mil millones por año para 2020 hasta 2025.

Las conclusiones establecen la posición de la UE con respecto a la cooperación voluntaria en virtud del artículo 6, que establece las reglas para los mercados internacionales de carbono, lo que permite a los países negociar reducciones de emisiones. También establecen la posición de la UE con respecto a los plazos comunes para los compromisos de reducción de emisiones incluidos en la NDC de cada país. El Consejo expresa, con miras a alcanzar un consenso en Glasgow, su preferencia por un marco de tiempo común de cinco años para las NDC de todas las partes, que será implementado por la UE a partir de 2031 en adelante solo en el caso de que todas las partes estén obligadas a hacerlo. así y de una manera coherente con la ley climática europea.

Estas conclusiones constituyen el mandato general de la UE para la reunión. Se adoptó un mandato más específico para los negociadores de la UE en lo que respecta a los aspectos financieros en forma de conclusiones del Consejo en el Consejo de Asuntos Económicos y Financieros del 5 de octubre de 2021.

Fondo

La COP26 tiene como objetivo unir a los países para acelerar la acción hacia los objetivos del Acuerdo de París. El Acuerdo de París (AP) fue adoptado en 2015 en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 21) y entró en vigor el 4 de noviembre de 2016. Hasta la fecha cuenta con 197 partes y establece dos objetivos principales. El primer objetivo es limitar el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de los 2 ° C por encima de los niveles preindustriales, y continuar con los esfuerzos para limitarlo a 1,5 ° C. El segundo objetivo es adaptarse a los inevitables impactos del cambio climático y, al mismo tiempo, hacer que los flujos de financiación sean coherentes con el desarrollo resiliente al clima.

Los principales objetivos de la COP26 son alentar a las partes a presentar NDC ambiciosas que establezcan sus objetivos de reducción de emisiones para 2030, discutir medidas de adaptación, aumentar la financiación climática y finalizar el Rulebook de París (las reglas detalladas que hacen operativo el Acuerdo de París).

Entre otras cosas, las partes deben acordar los detalles del llamado artículo 6 que establece las reglas para los mercados internacionales de carbono, lo que permite a las partes negociar reducciones de emisiones. Además, las Partes buscarán establecer un marco de tiempo común para sus NDC. Los debates a nivel mundial giran en torno al establecimiento de un marco temporal común de cinco o diez años.

Conclusiones del Consejo sobre los preparativos de la COP26

Conclusiones del Consejo ECOFIN sobre financiación climática (comunicado de prensa, 5 de octubre de 2021)

Cambio climático: qué está haciendo la UE (información de referencia)

Visita el sitio web

Teresa Ribera presenta el Atlas Interactivo del IPCC, que permite visualizar proyecciones de cambio climático a escala regional

Sexto informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC)

Teresa Ribera presenta el Atlas Interactivo del IPCC, que permite visualizar proyecciones de cambio climático a escala regional

Lunes 27 de septiembre de 2021

La vicepresidenta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha presentado esta herramienta que coteja información climática a escala mundial y permite obtener proyecciones sobre los niveles de calentamiento global en las regiones del planeta.

Este servicio climático supone la última contribución del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) a la observación y el análisis del cambio climático, un trabajo que es fruto del esfuerzo colectivo de los investigadores del Grupo I del Sexto Informe del IPCC.

En su intervención, Teresa ibera ha incidido en que «el cambio climático se expresa de forma diversa en distintas regiones y espacios geográficos. Somos conscientes de que esta expresión desigual de sus efectos seguirá dándose en el futuro. Por ello, este atlas constituye una herramienta fundamental para comprender estos rasgos diferenciales».

El acto, que se ha celebrado en la sede central del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha contado además con la presencia de la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, la presidenta del CSIC, Rosa Menéndez, y el vicerrector de Investigación y Política Científica de la Universidad de Cantabria, Luigi Dell’Olio. El presidente del IPCC, Hoesung Lee, y el secretario general del IPCC, Abdalah Mokssit, han intervenido también de forma telemática.

Información para reducir riesgos

Este nuevo instrumento presentado hoy permite visibilizar de manera gráfica los distintos escenarios posibles según la evolución de las variables que rigen el cambio climático. Con ello, se podrá ofrecer mejor información a los distintos actores públicos y privados para la toma de decisiones de relevancia estratégica en su día a día. Un abanico que abarca desde la planificación y ordenación del territorio, la inversión empresarial, hasta nuevas infraestructuras de recuperación o protección de ecosistemas.

De este modo, esta herramienta permite trabajar desde un nuevo enfoque para minimizar los riesgos derivados del cambio climático. Además, el atlas pretende fomentar la sensibilidad y el conocimiento de los ciudadanos acerca del cambio climático, ya que permite a los usuarios visualizar de forma gráfica los efectos del cambio climático por regiones y a lo largo del tiempo.

En la presentación del atlas también han intervenido las investigadoras Valerie Masson, codirectora del grupo de trabajo 1 del IPCC, y Anna Pirani, responsable de la oficina técnica, así como los investigadores José Manuel Gutiérrez y Richard Jones, coordinadores del Atlas del sexto informe del IPCC, y Daniel San Martín, responsable de su desarrollo técnico.

El lanzamiento del Atlas Interactivo es una muestra de la aportación española al IPCC y a la respuesta multilateral ante el cambio climático. La vicepresidente Ribera ha aprovechado su intervención para reconocer el papel fundamental que juegan los científicos españoles. «España ha sentido siempre su compromiso con el IPCC de forma muy especial y no siempre ha sido fácil poner en valor, a la altura que se merecen, el trabajo de nuestros investigadores. Su compromiso para proponer soluciones frente a problemas complejos ayuda a fortalecer la capacidad de respuesta de todos nosotros. Actuar frente al cambio climático con el fundamento de la ciencia es la mejor receta», ha enfatizado.

Participación de España en el IPCC

Las ministras Teresa Ribera y Diana Morant, con los anfitriones del acto celebrado en la sede del CSICEn el plano internacional, el desarrollo del atlas ha supuesto un salto cualitativo en la participación de España en el IPCC, de modo que nuestro país se ha convertido en el cuarto Centro de Distribución de Datos del mundo junto con Estados Unidos, Alemania y el Reino Unido. La vicepresidenta ha subrayado el compromiso del Gobierno de asegurar que este nuevo nivel de colaboración con el IPCC se desarrolle del mejor modo posible, garantizando en particular los recursos necesarios para mantener el Centro de Distribución de Datos y con él, la actualización del Atlas Interactivo, así como el apoyo a la comunidad científica española y la divulgación de los informes que realicen.

«Esta herramienta es extraordinariamente potente -ha señalado la vicepresidenta- pues facilita la visualización de los distintos impactos, cómo afectan a la calidad de nuestra vida, nos permite entender mejor los mensajes científicos y analizar los impactos del cambio climático, y ayuda no solo a la divulgación sino también a la toma de decisiones en el ámbito público y privado».

En este sentido, Ribera ha instado a acelerar la acción climática. De lo contrario, a principios de la próxima década superaremos el umbral de seguridad marcado en el Acuerdo de París. «La neutralidad climática nos obliga a trabajar intensamente. Nos obliga a hacer cambios muy profundos en el modo en el que nos comportamos como ciudadanos. El reto está en asegurar que el cambio de modelo para alcanzar la neutralidad climática a mediados de siglo se haga con equidad, beneficiando a todos».

Una colaboración fructífera

En el marco del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático (2021-2030), el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y el CSIC han desarrollado una fructífera colaboración para poner en marcha y actualizar el Visor de escenarios de cambio climático. Este instrumento constituye una herramienta clave para que los responsables públicos puedan reconocer los rasgos principales de escenarios de cambio climático a los que se enfrentan y anticiparse a los cambios proyectados.

Este Visor de escenarios climáticos, desarrollado por el equipo del Instituto de Física de Cantabria, es también el precursor del atlas interactivo presentado hoy.

VER MAPA INTERACTIVO

PRIMERA ENTREGA SEXTO INFORME CAMBIO CLIMATICO. IPCC.

COMUNICADO DE PRENSA DEL IPCC
9 de agosto de 2021

El cambio climático es generalizado, rápido y se está intensificando

GINEBRA, 9 de agosto – Según el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), publicado hoy, los científicos están observando cambios en el clima de la Tierra en todas las regiones y en el sistema climático en su conjunto. Muchos de los cambios observados en el clima no tienen precedentes en miles, sino en cientos de miles de años, y algunos de los cambios que ya se están produciendo, como el aumento continuo del nivel del mar, no se podrán revertir hasta dentro de varios siglos o milenios.

Sin embargo, una reducción sustancial y sostenida de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y de otros gases de efecto invernadero permitiría limitar el cambio climático.

Aunque las mejoras en la calidad del aire serían rápidas, podrían pasar entre 20 y 30 años hasta que las temperaturas mundiales se estabilizasen, según el informe del Grupo de Trabajo I del IPCC, Cambio Climático 2021: Bases físicas, aprobado el viernes por los 195 gobiernos Miembros del IPCC, en una reunión de aprobación celebrada en formato virtual a lo largo de dos semanas y que empezó el 26 de julio.

El informe del Grupo de Trabajo I supone la primera entrega del Sexto Informe de Evaluación (IE6) del IPCC, que se completará en 2022. “Este informe refleja unos esfuerzos extraordinarios realizados en circunstancias
excepcionales”, dijo Hoesung Lee, Presidente del IPCC. “Las innovaciones y los avances en climatología reflejados en este informe constituyen una aportación inestimable para las negociaciones y la toma de decisiones sobre el clima.”

Calentamiento acelerado

En el informe se ofrecen nuevas estimaciones sobre las probabilidades de sobrepasar el nivel de calentamiento global de 1,5 ºC en las próximas décadas, y se concluye que, a menos que las emisiones de gases de efecto invernadero se reduzcan de manera inmediata, rápida y a gran escala, limitar el calentamiento a cerca de 1,5 ºC o incluso a 2 ºC será un objetivo inalcanzable.

Según este informe, las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de las actividades humanas son responsables de un calentamiento de aproximadamente 1,1 °C desde 1850-1900, y se prevé que la temperatura mundial promediada durante los próximos 20 años alcanzará o superará un calentamiento de 1,5 ºC. Este dato es fruto de la mejora de los conjuntos de datos de observación para evaluar el calentamiento histórico, así como de los progresos en el conocimiento científico de la respuesta del sistema climático a las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por el ser humano.

“Este informe es una constatación de la realidad”, dijo la Copresidenta del Grupo de Trabajo I del IPCC, Valérie Masson-Delmotte. “Ahora tenemos una visión mucho más clara del clima pasado, presente y futuro, lo que es fundamental para entender hacia dónde nos dirigimos, qué se puede hacer y cómo podemos prepararnos.”

Todas las regiones se enfrentan a cambios crecientes

Si bien muchas de las características del cambio climático dependen directamente del nivel de calentamiento global, a menudo lo que experimentan las personas es muy distinto de ese promedio mundial. Por ejemplo, el calentamiento en la superficie terrestre es superior al promedio mundial y, particularmente en el Ártico, el calentamiento es más del doble.

“El cambio climático ya afecta de múltiples maneras a todas las regiones de la Tierra. Todo aumento del calentamiento exacerbará los cambios que estamos experimentando”, declaró el Copresidente del Grupo de Trabajo I del IPCC, Panmao Zhai.

Las proyecciones del informe indican que en las próximas décadas los cambios climáticos aumentarán en todas las regiones. Según el informe, con un calentamiento global de 1,5 °C, se producirá un aumento de las olas de calor, se alargarán las estaciones cálidas y se acortarán las estaciones frías; mientras que con un calentamiento global de 2 °C los episodios de calor extremo alcanzarían con mayor frecuencia umbrales de tolerancia críticos para la agricultura y la salud.

Sin embargo, no es cuestión únicamente de la temperatura. Como consecuencia del cambio climático, las diferentes regiones experimentan distintos cambios, que se intensificarán si aumenta el calentamiento; en particular, cambios en la humedad y la sequedad, los vientos, la nieve y el hielo, las zonas costeras y los océanos. Por ejemplo:
– El cambio climático está intensificando el ciclo hidrológico. Esto conlleva una mayor intensidad de las precipitaciones y las inundaciones asociadas, así como unas sequías más intensas en muchas regiones.
– El cambio climático está afectando a los patrones de precipitación. En las latitudes altas, es probable que aumenten las precipitaciones, mientras que se prevé que disminuyan en gran parte de las regiones subtropicales. Se esperan cambios en las precipitaciones monzónicas, que variarán según la región.
– Las zonas costeras experimentarán un aumento continuo del nivel del mar a lo largo del siglo XXI, lo que contribuirá a la erosión costera y a que las inundaciones costeras sean más frecuentes y graves en las zonas bajas. Los fenómenos relacionados con el nivel del mar extremo que antiguamente se producían una vez cada 100 años podrían registrarse con una frecuencia anual a finales de este siglo.
– Un mayor calentamiento amplificará el deshielo del permafrost, así como la pérdida de la capa de nieve estacional, el derretimiento de los glaciares y los mantos de hielo, y la pérdida del hielo marino del Ártico en verano.
– Los cambios en el océano, como el calentamiento y la acidificación del océano, el aumento de la frecuencia de las olas de calor marinas, y la reducción de los niveles de oxígeno, están claramente relacionados con la influencia humana. Estos cambios afectan tanto a los ecosistemas de los océanos como a las personas que dependen de ellos, y continuarán produciéndose al menos durante el resto del siglo.
– En el caso de las ciudades, algunos aspectos del cambio climático pueden verse amplificados, en particular el calor (ya que las zonas urbanas suelen ser más cálidas que sus alrededores) y las inundaciones debidas a episodios de precipitaciones intensas y al aumento del nivel del mar en las ciudades costeras.

En el Sexto Informe de Evaluación se ofrece por primera vez un análisis más detallado del cambio climático a nivel regional —prestándose especial atención a la información útil que puede servir de base para la evaluación de riesgos, la adaptación y la adopción de otras decisiones— así como un nuevo marco que ayuda a traducir los cambios físicos del clima (calor, frío, lluvias, sequías, nieve, viento, inundaciones costeras, etc.) en lo que representan para la sociedad y los ecosistemas.

Esta información regional puede consultarse en detalle en el nuevo Atlas Interactivo interactive-atlas.ipcc.ch, así como en las fichas informativas regionales, el Resumen técnico y el informe de base.

La influencia humana en el clima pasado y futuro

“Desde hace décadas es evidente que el clima de la Tierra está cambiando, y el papel de la influencia humana en el sistema climático es indiscutible”, dijo Masson-Delmotte. Sin embargo, en el nuevo informe también se reflejan importantes avances en los fundamentos científicos de la atribución, es decir, en la comprensión del papel que desempeña el cambio climático en la intensificación de determinados fenómenos meteorológicos y climáticos, como las olas de calor extremas y las precipitaciones intensas.

En el informe también se pone de manifiesto que las acciones humanas todavía pueden determinar el curso futuro del clima. Hay pruebas claras de que el dióxido de carbono (CO2) es el principal causante del cambio climático, aunque otros gases de efecto invernadero y contaminantes atmosféricos también afectan al clima.

“Si queremos estabilizar el clima será necesario reducir de forma sustancial, rápida y sostenida las emisiones de gases de efecto invernadero para finalmente lograr cero emisiones netas de CO2. Asimismo, limitar otros gases de efecto invernadero y contaminantes atmosféricos, especialmente el metano, podría ser beneficioso tanto para la salud como para el clima”, afirmó Zhai.

En el informe del Grupo de Trabajo I se aborda la comprensión física del sistema climático y del cambio climático más actualizada, reuniendo para ello los últimos avances en climatología y combinando diversas líneas de evidencia procedentes del paleoclima, las observaciones, el conocimiento de los procesos y las simulaciones climáticas mundiales y regionales. En él se exponen la manera en que ha cambiado el clima hasta la fecha y las razones de ese cambio, así como una mejor comprensión de la influencia humana en una gama más amplia de
características climáticas, incluidos los fenómenos extremos. Se prestará mayor atención a la información regional que puede servir para evaluar los riesgos climáticos.

El Resumen para responsables de políticas, que forma parte de la contribución del Grupo de Trabajo I al Sexto Informe de Evaluación (IE6), así como otros materiales e información pueden consultarse en https://www.ipcc.ch/report/ar6/wg1/

Nota: La publicación del informe, prevista inicialmente para abril de 2021, se retrasó varios
meses debido a la pandemia de COVID-19, ya que las labores de la comunidad científica, incluido el IPCC, pasaron a realizarse en línea. Es la primera vez que el IPCC celebra una reunión de aprobación en formato virtual para uno de sus informes.

VER MAS Y OTRAS RELACIONADAS EN LOS SIGUIENTES ENLACES

Español — IPCC

Informes de Evaluación del IPCC (miteco.gob.es)

ONU Cambio Climático acoge con satisfacción el Resumen del IPCC para responsables de políticas sobre la base científica del cambio climático | CMNUCC (unfccc.int)

Pacto Verde Europeo: la Comisión propone transformar la economía y la sociedad de la UE para alcanzar los objetivos climáticos

Comunicado de prensa14 de julio de 2021Bruselas

La Comisión Europea ha adoptado hoy un conjunto de propuestas para adaptar las políticas de la UE en materia de clima, energía, uso del suelo, transporte y fiscalidad a fin de reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero en al menos un 55 % de aquí a 2030, en comparación con los niveles de 1990. Conseguir estas reducciones de las emisiones en la próxima década es crucial para que Europa se convierta en el primer continente climáticamente neutro del mundo de aquí a 2050 y hacer realidad el Pacto Verde Europeo. Con las propuestas de hoy, la Comisión presenta los instrumentos legislativos para cumplir los objetivos consagrados en la Ley Europea del Clima y transformar nuestra economía y nuestra sociedad de cara a un futuro justo, ecológico y próspero.

Un conjunto completo e interrelacionado de propuestas

Las propuestas de hoy facilitarán la necesaria reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en la próxima década. Combinan lo siguiente: aplicación del comercio de derechos de emisión a nuevos sectores y refuerzo del actual régimen de comercio de derechos de emisión de la UE; mayor uso de las energías renovables; mayor eficiencia energética; despliegue más rápido de los modos de transporte de bajas emisiones y de la infraestructura y los combustibles para sostenerlos; ajuste de las políticas fiscales a los objetivos del Pacto Verde Europeo; medidas para evitar la fuga de carbono; instrumentos para preservar y potenciar nuestros sumideros naturales de carbono.

El Consejo de la UE adopta la ley climática europea

● Consejo de la UE
28/06/2021 10:38 | Comunicado de prensa |

El Consejo adopta la ley climática europea

El Consejo adoptó hoy su posición en primera lectura sobre la ley climática europea, poniendo fin al procedimiento de adopción y estableciendo en la legislación el objetivo de una UE climáticamente neutra para 2050. Esto sigue a un acuerdo político alcanzado con el Parlamento Europeo el 21 de abril y el Parlamento Europeo adopción de su posición en primera lectura el 24 de junio.

«Doy una calurosa bienvenida a este paso final de la adopción de la primera ley climática de la UE que consagra en la legislación el objetivo de neutralidad climática para 2050. Un acuerdo sobre la ley climática europea ha sido una prioridad para la Presidencia portuguesa y me alegro de que lo hayamos logrado lo trajo a la línea de meta «.
João Pedro Matos Fernandes, Ministro de Medio Ambiente y Acción Climática

Además del objetivo de neutralidad climática y un objetivo de aspiración de la Unión de esforzarse por lograr emisiones negativas después de 2050, la ley climática europea establece un objetivo climático vinculante de la Unión de reducción de las emisiones netas de gases de efecto invernadero (emisiones después de la deducción de absorciones) mediante al menos el 55% para 2030 en comparación con 1990. Con el fin de garantizar que se desplieguen esfuerzos suficientes para reducir y prevenir las emisiones hasta 2030, la ley climática introduce un límite de 225 Mt de CO2 equivalente a la contribución de las absorciones a ese objetivo. La Unión también tendrá como objetivo lograr un mayor volumen de sumidero neto de carbono para 2030.

La Comisión también propondrá un objetivo climático intermedio para 2040, si procede, a más tardar dentro de los seis meses posteriores al primer balance global realizado en virtud del Acuerdo de París. Al mismo tiempo, publicará un presupuesto indicativo proyectado de la Unión sobre gases de efecto invernadero para el período 2030-2050, junto con su metodología subyacente. El presupuesto se define como el volumen total indicativo de emisiones netas de gases de efecto invernadero (expresadas como CO2 equivalente y proporcionando información separada sobre emisiones y absorciones) que se espera emitir en ese período sin poner en riesgo los compromisos de la Unión en virtud del Acuerdo de París.

La ley climática europea establece un Comité Asesor Científico Europeo sobre Cambio Climático. La junta proporcionará asesoramiento científico independiente y producirá informes sobre las medidas de la UE, los objetivos climáticos y los presupuestos indicativos de gases de efecto invernadero y su coherencia con la ley climática europea y los compromisos internacionales de la UE en virtud del Acuerdo de París.

La Comisión colaborará con los sectores de la economía que decidan preparar hojas de ruta voluntarias indicativas para lograr el objetivo de neutralidad climática de la Unión para 2050. Además de supervisar el desarrollo de dichas hojas de ruta, la Comisión facilitará el diálogo a nivel de la UE y el intercambio de mejores prácticas. entre las partes interesadas relevantes.

Antecedentes y próximos pasos

El Consejo Europeo, en sus conclusiones del 12 de diciembre de 2019, acordó el objetivo de lograr una UE climáticamente neutra para 2050, en consonancia con los objetivos del Acuerdo de París, reconociendo al mismo tiempo que es necesario establecer un marco propicio que beneficia a todos los Estados miembros e incluye instrumentos, incentivos, apoyo e inversiones adecuados para garantizar una transición rentable, justa y socialmente equilibrada y equitativa, teniendo en cuenta las diferentes circunstancias nacionales en términos de puntos de partida.

El 4 de marzo de 2020, la Comisión Europea adoptó su propuesta de ley climática europea, como parte importante del Pacto Verde Europeo. El 17 de septiembre de 2020, la Comisión adoptó una propuesta que modificaba su propuesta inicial para incluir un objetivo revisado de reducción de emisiones de la UE de al menos el 55% para 2030. La Comisión también publicó una comunicación sobre el plan de objetivos climáticos para 2030, acompañada de una evaluación de impacto global.

Los días 10 y 11 de diciembre de 2020, el Consejo Europeo, en sus conclusiones, aprobó un objetivo vinculante de la UE de una reducción nacional neta de al menos el 55% de las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030 en comparación con 1990.

El Consejo adoptó un enfoque general sobre la propuesta de ley climática europea el 17 de diciembre de 2020, tras lo cual el Consejo y el Parlamento iniciaron una serie de reuniones de diálogo tripartito con el objetivo de lograr un acuerdo sobre el texto final.

El Consejo y el Parlamento Europeo alcanzaron un acuerdo político provisional sobre la propuesta el 21 de abril de 2021.

Ahora que la ley climática europea ha sido adoptada tanto por el Parlamento Europeo como por el Consejo, será firmada y publicada en el Diario Oficial, antes de que entre en vigor.

Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establece el marco para lograr la neutralidad climática y se modifican los Reglamentos (CE) n.o 401/2009 y (UE) 2018/1999 (« Ley climática europea »)

Ley climática europea: acuerdo político provisional, 21 de abril de 2021 (comunicado de prensa, 21 de abril de 2021)

Derecho climático europeo: enfoque general del Consejo, 17 de diciembre de 2020 (comunicado de prensa, 17 de diciembre de 2020)

Conclusiones del Consejo Europeo, 10-11 de diciembre de 2020 (comunicado de prensa, 11 de diciembre de 2020)

Conclusiones del Consejo Europeo, 15-16 de octubre de 2020 (comunicado de prensa, 16 de octubre de 2020)

Conclusiones del Consejo Europeo, 12 de diciembre de 2019 (comunicado de prensa, 12 de diciembre de 2019)

Propuesta modificada de la Comisión Europea

Comunicación de la Comisión y anexos sobre « Intensificar la ambición climática de Europa para 2030 »

Cambio climático: qué está haciendo la UE (información de referencia)

Visita el sitio web

El Consejo refrenda la nueva estrategia de adaptación al cambio climático de la UE

● Consejo de la UE
10/06/2021 11:30 | Comunicado de prensa |

El Consejo refrenda la nueva estrategia de adaptación al cambio climático de la UE

El Consejo ha adoptado hoy unas Conclusiones en apoyo de una nueva estrategia que detalla una visión a largo plazo para que, de aquí a 2050, la UE llegue a ser una sociedad resiliente frente al cambio climático, plenamente adaptada a los efectos inevitables de este.

«El cambio climático no es solo una amenaza futura: está ocurriendo ahora. Tenemos que estar mejor preparados ante sus consecuencias para la salud humana, la naturaleza y la economía. Las Conclusiones de hoy abren la vía a unas medidas de adaptación reforzadas. La nueva estrategia se centra en unos datos de mejor calidad y un mejor uso de los datos, el impulso de soluciones basadas en la naturaleza, la integración de las consideraciones económicas y financieras y la intensificación de la actuación internacional. El cambio climático ha sido una prioridad clave para la Presidencia portuguesa y nos complace que el Consejo haya refrendado hoy la nueva estrategia de adaptación al cambio climático de la UE que, junto con la Ley Europea del Clima recientemente acordada, permitirán que la UE sea resiliente al cambio climático y climáticamente neutra en las próximas décadas.»
João Pedro Matos Fernandes, ministro de Medio Ambiente y Acción por el Clima de Portugal

Las Conclusiones adoptadas hoy brindan una orientación política a la Comisión en lo que respecta a la aplicación de la estrategia.

El Consejo apoya que la estrategia se centre en reforzar la recopilación y la puesta en común de datos para mejorar tanto el acceso a los conocimientos sobre los efectos climáticos y la adaptación al cambio climático como su intercambio, en concreto mediante la mejora de la plataforma Climate-ADAPT.

En sus Conclusiones, el Consejo reconoce la importancia de la relación que existe entre clima y agua y subraya el relevante papel de las soluciones basadas en la naturaleza para que haya resiliencia frente al cambio climático, se mantenga u optimice la biodiversidad y se protejan y recuperen los ecosistemas.

Los Estados miembros respaldan los esfuerzos recogidos en la estrategia por integrar la adaptación en las políticas macropresupuestarias. Se invita a la Comisión a que, en consulta con los Estados miembros, estudie cómo medir y gestionar los riesgos relacionados con el clima en las finanzas públicas y a que desarrolle un marco que promueva el uso de los seguros contra los riesgos relacionados con el clima.

El Consejo destaca el importante papel que desempeña el refuerzo de la resiliencia frente al cambio climático en la recuperación económica de la pandemia de COVID-19. La UE ha fijado un objetivo de gasto de al menos el 30 % para la acción por el clima, incluida la adaptación, en el marco financiero plurianual para 2021-2027, y de al menos el 37 % en el marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

El Consejo apoya el objetivo de la estrategia de intensificar la actuación internacional en materia de adaptación, en consonancia con el Acuerdo de París. Reitera el compromiso de la UE y de los Estados miembros de intensificar aún más la movilización de financiación internacional para la lucha contra el cambio climático y respalda el refuerzo del compromiso y del diálogo a escala mundial en materia de adaptación.

Las Conclusiones adoptadas hoy también ofrecen orientaciones con vistas a la presentación a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de una comunicación de la UE sobre adaptación antes de la CP26.

Antecedentes y siguientes etapas

La Comisión publicó su Comunicación sobre la nueva estrategia de adaptación al cambio climático de la UE el 24 de febrero. Basada en la estrategia de adaptación de 2013, es una de las actuaciones clave establecidas en el Pacto Verde Europeo. Desde la primera estrategia, todos los Estados miembros han puesto en marcha estrategias o planes nacionales de adaptación. La plataforma Climate-ADAPT se ha convertido en una referencia clave para el conocimiento en esta materia y la adaptación se ha incorporado a las políticas y al presupuesto a largo plazo de la UE.

Los ministros de Medio Ambiente de la UE mantuvieron un cambio de impresiones sobre la estrategia durante una reunión informal por videoconferencia en marzo y la debatieron durante el acto informal de la Presidencia celebrado por videoconferencia en abril.

Conclusiones sobre «Forjar una Europa resiliente al cambio climático – La nueva estrategia de adaptación al cambio climático de la UE»

Comunicación de la Comisión sobre la nueva estrategia de adaptación al cambio climático de la UE

Cambio climático: qué está haciendo la UE (información de referencia)

Plataforma Climate-ADAPT

AEROTERMIA. Una oportunidad para la recuperación verde en Galicia

Mediante esta reseña os informamos de una Jornada sobre AEROTERMIA que creemos muy interesante para nuestro colectivo y en cuya organización ha colaborado FEGAFON y AGASCA, quienes también participan en la misma con un representante.

La Confederación de Empresarios de La Coruña celebrará, en colaboración con IBERDROLA una jornada que, bajo el título:  AEROTERMIA Una oportunidad para la recuperación verde en Galicia tendrá lugar los días 17 y 18 de junio en modalidad: presencial/virtual

  Pueden consultar el programa e inscribirse través del siguiente enlace:

[ INSCRIPCIÓN ONLINE ]

Una vez inscritos, aquellas personas interesaras en participar telemáticamente, recibirán en su correo un enlace para la conexión a estas jornadas.

NP_Bosch inicia su camino hacia la descarbonización del mercado de la calefacción industrial

Bosch inicia su camino hacia la descarbonización del mercado de la calefacción industrial

  • Calderas de hidrógeno, calderas híbridas y calderas eléctricas. Bosch Termotecnia ofrece diferentes alternativas ecológicas a los combustibles fósiles para que las industrias puedan reducir su huella de CO2 de forma sostenible.
  • En el marco del ciclo de cuatro jornadas ‘Industrial Efficient Solutions’, Alejandro Baschwitz explicó la apuesta de Bosch por el hidrógeno como fuente de combustible cero emisiones

Madrid, 9 de mayo de 2021. Hoy en día, cada vez son más las empresas en búsqueda de iniciativas que les permitan reducir su huella de carbono y concienciar a sus clientes de la importancia de consumir productos sostenibles que sean responsables con el medio ambiente.

Un camino en el que el Grupo Bosch ya se ha adentrado, pues este pasado año 2020 ha conseguido reducir sus emisiones de carbono en 80.000 toneladas, convirtiéndose en la primera empresa industrial que opera a nivel global de forma neutral en carbono. Esto implica que, en sus más de 400 localizaciones distribuidas a lo largo de todo el mundo, desde el desarrollo hasta la producción y la administración, ya no dejan huella de carbono. Asimismo, el Grupo Bosch se ha marcado como objetivo para 2030 reducir las emisiones a lo largo de toda la cadena de suministro.

Siguiendo esta línea, y consciente de que el sector industrial es el responsable de más del 30% del consumo de energía de nuestro país, según datos del IDAE, Bosch Termotecnia trabaja por buscar soluciones que ayuden a la descarbonización de los procesos energéticos industriales y la producción de calor.

En este sentido, Bosch Industrial celebró el pasado martes el primero de los cuatro encuentros que conforman el ciclo de jornadas digitales – Industrial Efficient Solutions 2021. Una cita con los profesionales del sector que tiene el objetivo de mostrar las claves para obtener una alta disponibilidad y eficiencia en sus instalaciones, así como dar a conocer las últimas tendencias del mercado y las novedades de la marca. La primera jornada abordaba la temática de la “Descarbonización: Calderas de hidrógeno, calderas híbridas y calderas eléctricas”, en la que Bosch apuesta por el hidrógeno como fuente de combustible cero emisiones.

En palabras de Alejandro Baschwitz, responsable del Negocio Industrial, “actualmente, las calderas son sistemas que duran más de 30 años, por lo que es importante prepararlas para el futuro. Por ello, desde Bosch, trabajamos continuamente porque nuestras calderas estén listas y disponibles para ser utilizadas con los combustibles del futuro”.

Asimismo, Baschwitz señala dos tendencias que están marcando el presente y el futuro del mercado energético de la industria: “por un lado, hay que destacar que entre un 20 y un 30% del uso de la energía industrial actual se podría reducir utilizando las tecnologías de última generación ya disponibles, y por otro, el futuro uso de los combustibles alternativos deberá considerarse a la hora de diseñar y construir nuevas instalaciones”.

Así, teniendo en cuenta que uno de los principales retos y necesidades de I+D en el desarrollo de tecnologías de energía térmica industrial es conseguir cero emisiones de carbono, Bosch Termotecnia ofrece diferentes alternativas ecológicas a los combustibles fósiles para que las industrias puedan reducir su huella de forma sostenible.

  • Calderas de Hidrógeno: La combustión de hidrógeno (H2) es extremadamente respetuosa con el medio ambiente. Su combustión no genera CO2, sino agua pura. Para todas las calderas industriales de Bosch en el rango de potencia media y grande, la marca ofrece soluciones para el uso de hasta un 100% de hidrógeno. Si la cantidad de hidrógeno disponible fluctúa o es insuficiente, el hidrógeno se puede utilizar como complemento, por ejemplo, del gas natural en un quemador multicombustible para su proceso de generación de vapor o agua caliente. También es posible suministrar todas las calderas industriales convencionales de Bosch «H2-ready». Esto le facilita la conversión a hidrógeno en una fecha posterior.
  • Calderas de biogás: las empresas industriales, como las cervecerías, a menudo producen biogás a partir del reciclaje de residuos orgánicos. Bosch ofrece todas las calderas de agua caliente y vapor de Bosch como variantes de biogás. Para ello, la marca adapta el sistema exactamente a la composición de su biogás individual para garantizar una alta eficiencia y emisiones mínimas. Dado que la caudal de biogás producido no siempre es suficiente para cubrir la demanda de calor requerida, es común instalar quemadores especiales para varios combustibles. De esta forma, la composición del combustible utilizado se puede ajustar dinámicamente según la disponibilidad de biogás en cada momento.
  • Calderas para bioaceite y otros combustibles líquidos: el bioaceite y los combustibles especiales como el alcohol o el aceite de pescado se acumulan como subproductos en muchas áreas de la producción moderna. Su uso como combustible en las salas de calderas reduce el consumo de combustibles fósiles para la generación de calor. Al mismo tiempo, se pueden evitar los costes de logística y eliminación. Bosch equipa sus calderas de agua caliente y vapor con soluciones específicas para un combustible específico, como precalentamiento de aire y combustible, limpieza neumática automática de la cámara de combustión y quemadores especiales para asegurar un mínimo de emisiones.
  • Calderas de recuperación de calor residual: la producción industrial y la generación de energía descentralizada, por ejemplo, con unidades de cogeneración o turbinas, produce gases de escape calientes. Las calderas de recuperación Bosch del calor residual de los gases pueden aprovechar la energía recuperada para producir agua caliente o vapor. Esto reduce la demanda total de energía. Además de las calderas de recuperación puras,  también están disponibles calderas de recuperación con quemador. Estas generan hasta un 15% de la potencia máxima de la caldera de forma respetuosa con el medio ambiente utilizando calor residual. En la operación a cargas parciales, pueden llegar a cubrir más del 50% de la producción.
  • Calderas híbridas: la proporción de empresas industriales y plantas modernas de suministro de energía con generación de energía regenerativa in situ está aumentando desde hace muchos años. Con las calderas híbridas de Bosch se pueden utilizar excedentes de hasta 5 MW por caldera para la producción de agua caliente o vapor, reduciendo así el consumo de combustibles al mínimo. También es posible diseñar calderas híbridas en combinación con biocombustibles como variante neutral de CO2. La opción híbrida está disponible para todas las calderas de Bosch de las series UT-L, UL-S y ZFR.
  • Calderas de vapor eléctricas: con la nueva serie ELSB es posible utilizar electricidad generada de forma ecológica a partir de fuentes renovables para la generación de vapor. No se producen gases de escape en el proceso. La caldera eléctrica de Bosch es compatible con todos los componentes de la sala de calderas,  como sistemas para tratamiento de agua o gestión de condensados. La conectividad integrada de su sistema de control asegura que la caldera solo se encienda cuando su electricidad verde esté disponible.

De esta forma, Bosch Termotecnia lleva años investigando el papel del hidrógeno en el proceso de descarbonización del mercado energético industrial, y en este sentido, apuesta por un futuro sostenible donde existirán soluciones híbridas que funcionen a través de una mezcla de diferentes fuentes de energía renovable combinadas con hidrógeno.

La segunda jornada tendrá lugar el próximo 2 de julio y tratará sobre la caldera de vapor compacta de última generación Universal CSB, caracterizada por su elevada eficiencia de hasta el 95,2%, sus reducidas emisiones gaseosas y su funcionamiento versátil con quemadores UCB multicombustible (gasóleo, gas biogás o hidrógeno), así como del sistema de control compacto CSC, ideal para calderas de vapor con producciones de hasta 4000 kg/h de vapor. Los interesados, podrán registrarse a través de www.industrialefficientsolutions.es.

El sector de la calefacción advierte del riesgo de no alcanzar los objetivos de reducción de emisiones de CO2 si no se renuevan los aparatos obsoletos de calefacción

El sector de la calefacción, representado por Sedigas, Conaif, Fegeca, CNI y Amascal, destaca el importante papel que puede jugar el sector de la calefacción en el proceso de transición energética y descarbonización de la economía y del sector residencial. Para conseguirlo, las asociaciones recalcan la importancia de la sustitución de los sistemas de calefacción viejos e ineficaces por sistemas de condensación más eficientes, con los que se conseguiría mejorar hasta en un 20% la eficiencia energética en la edificación y reducir en un porcentaje aún mayor, del 30%, la emisión de CO2 al ambiente y de partículas contaminantes que ensucian la calidad del aire en nuestras ciudades.

El parque de viviendas de nuestro país cuenta con un alto potencial de mejora, tanto en materia de eficiencia energética como en reducción de emisiones contaminantes, por lo que existen diversas líneas de rehabilitación que buscan reducir el consumo de energía primaria en la edificación, un sector que actualmente representa casi la mitad del consumo de energía en España. En este sentido, el sector de la calefacción considera necesario que, para contar con edificios más sostenibles y eficientes, se impulse la instalación de nuevos aparatos digitales de condensación para ACS y calefacción, en sustitución de equipos obsoletos o que utilicen otros combustibles más contaminantes. La renovación de equipos de condensación cuenta con la ventaja de que se pueden instalar en el mismo lugar en el que se encontraban los antiguos equipos sin necesidad de hacer obras y con una inversión mínima para el cliente.

Asimismo, las asociaciones destacan que la ralentización en la renovación de aparatos antiguos por aparatos de condensación con gas natural que aportarán soluciones digitales a las instalaciones pondrá en peligro alcanzar los objetivos ambientales definidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021/2030 (PNIEC).

Otro efecto colateral de la no renovación de aparatos antiguos es el freno a la generación de empleo local.  El sector de la calefacción y de la producción de agua caliente sanitaria está formado más de 25.000 empresas (fabricantes, almacenistas y distribuidores de calefacción y agua caliente sanitaria, y pequeñas y medianas empresas instaladoras locales) que generan 7.500 millones de euros anuales y cuenta con más de 161.000 profesionales en todo el territorio nacional, que se verían afectados por el frenazo en la actividad del sector. Si se impulsara esta renovación del parque de instalaciones térmicas, no sólo se impulsaría el cumplimiento de los objetivos de transición energética fijados en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España al reducir las emisiones de CO2 de los edificios, sino que se contribuiría a generar riqueza en todo el país.

Apuesta por el gas renovable para mejorar la eficiencia energética en el sector residencial

El sector de la calefacción señala que los sistemas de calefacción basados en la electricidad son inviables técnica y/o económicamente en muchos edificios, y poco efectivos en aquellos inmuebles que hacen un uso más intensivo de la calefacción por situarse en zonas frías.

En este sentido, el sector de la calefacción destaca que la transición hacia un modelo energético basado en el uso del gas renovable es una alternativa justa y eficiente para alcanzar el objetivo de la descarbonización. Nuestro país cuenta con una extensa red de gas natural que ya está preparada para distribuir gas renovable y que puede conectar casi cada rincón de España, por lo que puede llevar las ventajas de esta energía renovable tanto a áreas industriales y de gran actividad económica como a barrios residenciales, y sin que los usuarios tengan que realizar ninguna modificación o inversión adicional en sus equipos.

Las entidades citadas al principio acompañadas por AGASCA y FEGAFON se reunieron el pasado 21 de este mes de Mayo con el INEGA para hacer llegar a la Dirección General de Planificación Estratégica y Recursos Naturales de Galicia el documento sectorial preparado por dichas entidades en relación con el asunto.