El Consejo refrenda la nueva estrategia de adaptación al cambio climático de la UE

● Consejo de la UE
10/06/2021 11:30 | Comunicado de prensa |

El Consejo refrenda la nueva estrategia de adaptación al cambio climático de la UE

El Consejo ha adoptado hoy unas Conclusiones en apoyo de una nueva estrategia que detalla una visión a largo plazo para que, de aquí a 2050, la UE llegue a ser una sociedad resiliente frente al cambio climático, plenamente adaptada a los efectos inevitables de este.

«El cambio climático no es solo una amenaza futura: está ocurriendo ahora. Tenemos que estar mejor preparados ante sus consecuencias para la salud humana, la naturaleza y la economía. Las Conclusiones de hoy abren la vía a unas medidas de adaptación reforzadas. La nueva estrategia se centra en unos datos de mejor calidad y un mejor uso de los datos, el impulso de soluciones basadas en la naturaleza, la integración de las consideraciones económicas y financieras y la intensificación de la actuación internacional. El cambio climático ha sido una prioridad clave para la Presidencia portuguesa y nos complace que el Consejo haya refrendado hoy la nueva estrategia de adaptación al cambio climático de la UE que, junto con la Ley Europea del Clima recientemente acordada, permitirán que la UE sea resiliente al cambio climático y climáticamente neutra en las próximas décadas.»
João Pedro Matos Fernandes, ministro de Medio Ambiente y Acción por el Clima de Portugal

Las Conclusiones adoptadas hoy brindan una orientación política a la Comisión en lo que respecta a la aplicación de la estrategia.

El Consejo apoya que la estrategia se centre en reforzar la recopilación y la puesta en común de datos para mejorar tanto el acceso a los conocimientos sobre los efectos climáticos y la adaptación al cambio climático como su intercambio, en concreto mediante la mejora de la plataforma Climate-ADAPT.

En sus Conclusiones, el Consejo reconoce la importancia de la relación que existe entre clima y agua y subraya el relevante papel de las soluciones basadas en la naturaleza para que haya resiliencia frente al cambio climático, se mantenga u optimice la biodiversidad y se protejan y recuperen los ecosistemas.

Los Estados miembros respaldan los esfuerzos recogidos en la estrategia por integrar la adaptación en las políticas macropresupuestarias. Se invita a la Comisión a que, en consulta con los Estados miembros, estudie cómo medir y gestionar los riesgos relacionados con el clima en las finanzas públicas y a que desarrolle un marco que promueva el uso de los seguros contra los riesgos relacionados con el clima.

El Consejo destaca el importante papel que desempeña el refuerzo de la resiliencia frente al cambio climático en la recuperación económica de la pandemia de COVID-19. La UE ha fijado un objetivo de gasto de al menos el 30 % para la acción por el clima, incluida la adaptación, en el marco financiero plurianual para 2021-2027, y de al menos el 37 % en el marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

El Consejo apoya el objetivo de la estrategia de intensificar la actuación internacional en materia de adaptación, en consonancia con el Acuerdo de París. Reitera el compromiso de la UE y de los Estados miembros de intensificar aún más la movilización de financiación internacional para la lucha contra el cambio climático y respalda el refuerzo del compromiso y del diálogo a escala mundial en materia de adaptación.

Las Conclusiones adoptadas hoy también ofrecen orientaciones con vistas a la presentación a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de una comunicación de la UE sobre adaptación antes de la CP26.

Antecedentes y siguientes etapas

La Comisión publicó su Comunicación sobre la nueva estrategia de adaptación al cambio climático de la UE el 24 de febrero. Basada en la estrategia de adaptación de 2013, es una de las actuaciones clave establecidas en el Pacto Verde Europeo. Desde la primera estrategia, todos los Estados miembros han puesto en marcha estrategias o planes nacionales de adaptación. La plataforma Climate-ADAPT se ha convertido en una referencia clave para el conocimiento en esta materia y la adaptación se ha incorporado a las políticas y al presupuesto a largo plazo de la UE.

Los ministros de Medio Ambiente de la UE mantuvieron un cambio de impresiones sobre la estrategia durante una reunión informal por videoconferencia en marzo y la debatieron durante el acto informal de la Presidencia celebrado por videoconferencia en abril.

Conclusiones sobre «Forjar una Europa resiliente al cambio climático – La nueva estrategia de adaptación al cambio climático de la UE»

Comunicación de la Comisión sobre la nueva estrategia de adaptación al cambio climático de la UE

Cambio climático: qué está haciendo la UE (información de referencia)

Plataforma Climate-ADAPT

AEROTERMIA. Una oportunidad para la recuperación verde en Galicia

Mediante esta reseña os informamos de una Jornada sobre AEROTERMIA que creemos muy interesante para nuestro colectivo y en cuya organización ha colaborado FEGAFON y AGASCA, quienes también participan en la misma con un representante.

La Confederación de Empresarios de La Coruña celebrará, en colaboración con IBERDROLA una jornada que, bajo el título:  AEROTERMIA Una oportunidad para la recuperación verde en Galicia tendrá lugar los días 17 y 18 de junio en modalidad: presencial/virtual

  Pueden consultar el programa e inscribirse través del siguiente enlace:

[ INSCRIPCIÓN ONLINE ]

Una vez inscritos, aquellas personas interesaras en participar telemáticamente, recibirán en su correo un enlace para la conexión a estas jornadas.

NP_Bosch inicia su camino hacia la descarbonización del mercado de la calefacción industrial

Bosch inicia su camino hacia la descarbonización del mercado de la calefacción industrial

  • Calderas de hidrógeno, calderas híbridas y calderas eléctricas. Bosch Termotecnia ofrece diferentes alternativas ecológicas a los combustibles fósiles para que las industrias puedan reducir su huella de CO2 de forma sostenible.
  • En el marco del ciclo de cuatro jornadas ‘Industrial Efficient Solutions’, Alejandro Baschwitz explicó la apuesta de Bosch por el hidrógeno como fuente de combustible cero emisiones

Madrid, 9 de mayo de 2021. Hoy en día, cada vez son más las empresas en búsqueda de iniciativas que les permitan reducir su huella de carbono y concienciar a sus clientes de la importancia de consumir productos sostenibles que sean responsables con el medio ambiente.

Un camino en el que el Grupo Bosch ya se ha adentrado, pues este pasado año 2020 ha conseguido reducir sus emisiones de carbono en 80.000 toneladas, convirtiéndose en la primera empresa industrial que opera a nivel global de forma neutral en carbono. Esto implica que, en sus más de 400 localizaciones distribuidas a lo largo de todo el mundo, desde el desarrollo hasta la producción y la administración, ya no dejan huella de carbono. Asimismo, el Grupo Bosch se ha marcado como objetivo para 2030 reducir las emisiones a lo largo de toda la cadena de suministro.

Siguiendo esta línea, y consciente de que el sector industrial es el responsable de más del 30% del consumo de energía de nuestro país, según datos del IDAE, Bosch Termotecnia trabaja por buscar soluciones que ayuden a la descarbonización de los procesos energéticos industriales y la producción de calor.

En este sentido, Bosch Industrial celebró el pasado martes el primero de los cuatro encuentros que conforman el ciclo de jornadas digitales – Industrial Efficient Solutions 2021. Una cita con los profesionales del sector que tiene el objetivo de mostrar las claves para obtener una alta disponibilidad y eficiencia en sus instalaciones, así como dar a conocer las últimas tendencias del mercado y las novedades de la marca. La primera jornada abordaba la temática de la “Descarbonización: Calderas de hidrógeno, calderas híbridas y calderas eléctricas”, en la que Bosch apuesta por el hidrógeno como fuente de combustible cero emisiones.

En palabras de Alejandro Baschwitz, responsable del Negocio Industrial, “actualmente, las calderas son sistemas que duran más de 30 años, por lo que es importante prepararlas para el futuro. Por ello, desde Bosch, trabajamos continuamente porque nuestras calderas estén listas y disponibles para ser utilizadas con los combustibles del futuro”.

Asimismo, Baschwitz señala dos tendencias que están marcando el presente y el futuro del mercado energético de la industria: “por un lado, hay que destacar que entre un 20 y un 30% del uso de la energía industrial actual se podría reducir utilizando las tecnologías de última generación ya disponibles, y por otro, el futuro uso de los combustibles alternativos deberá considerarse a la hora de diseñar y construir nuevas instalaciones”.

Así, teniendo en cuenta que uno de los principales retos y necesidades de I+D en el desarrollo de tecnologías de energía térmica industrial es conseguir cero emisiones de carbono, Bosch Termotecnia ofrece diferentes alternativas ecológicas a los combustibles fósiles para que las industrias puedan reducir su huella de forma sostenible.

  • Calderas de Hidrógeno: La combustión de hidrógeno (H2) es extremadamente respetuosa con el medio ambiente. Su combustión no genera CO2, sino agua pura. Para todas las calderas industriales de Bosch en el rango de potencia media y grande, la marca ofrece soluciones para el uso de hasta un 100% de hidrógeno. Si la cantidad de hidrógeno disponible fluctúa o es insuficiente, el hidrógeno se puede utilizar como complemento, por ejemplo, del gas natural en un quemador multicombustible para su proceso de generación de vapor o agua caliente. También es posible suministrar todas las calderas industriales convencionales de Bosch «H2-ready». Esto le facilita la conversión a hidrógeno en una fecha posterior.
  • Calderas de biogás: las empresas industriales, como las cervecerías, a menudo producen biogás a partir del reciclaje de residuos orgánicos. Bosch ofrece todas las calderas de agua caliente y vapor de Bosch como variantes de biogás. Para ello, la marca adapta el sistema exactamente a la composición de su biogás individual para garantizar una alta eficiencia y emisiones mínimas. Dado que la caudal de biogás producido no siempre es suficiente para cubrir la demanda de calor requerida, es común instalar quemadores especiales para varios combustibles. De esta forma, la composición del combustible utilizado se puede ajustar dinámicamente según la disponibilidad de biogás en cada momento.
  • Calderas para bioaceite y otros combustibles líquidos: el bioaceite y los combustibles especiales como el alcohol o el aceite de pescado se acumulan como subproductos en muchas áreas de la producción moderna. Su uso como combustible en las salas de calderas reduce el consumo de combustibles fósiles para la generación de calor. Al mismo tiempo, se pueden evitar los costes de logística y eliminación. Bosch equipa sus calderas de agua caliente y vapor con soluciones específicas para un combustible específico, como precalentamiento de aire y combustible, limpieza neumática automática de la cámara de combustión y quemadores especiales para asegurar un mínimo de emisiones.
  • Calderas de recuperación de calor residual: la producción industrial y la generación de energía descentralizada, por ejemplo, con unidades de cogeneración o turbinas, produce gases de escape calientes. Las calderas de recuperación Bosch del calor residual de los gases pueden aprovechar la energía recuperada para producir agua caliente o vapor. Esto reduce la demanda total de energía. Además de las calderas de recuperación puras,  también están disponibles calderas de recuperación con quemador. Estas generan hasta un 15% de la potencia máxima de la caldera de forma respetuosa con el medio ambiente utilizando calor residual. En la operación a cargas parciales, pueden llegar a cubrir más del 50% de la producción.
  • Calderas híbridas: la proporción de empresas industriales y plantas modernas de suministro de energía con generación de energía regenerativa in situ está aumentando desde hace muchos años. Con las calderas híbridas de Bosch se pueden utilizar excedentes de hasta 5 MW por caldera para la producción de agua caliente o vapor, reduciendo así el consumo de combustibles al mínimo. También es posible diseñar calderas híbridas en combinación con biocombustibles como variante neutral de CO2. La opción híbrida está disponible para todas las calderas de Bosch de las series UT-L, UL-S y ZFR.
  • Calderas de vapor eléctricas: con la nueva serie ELSB es posible utilizar electricidad generada de forma ecológica a partir de fuentes renovables para la generación de vapor. No se producen gases de escape en el proceso. La caldera eléctrica de Bosch es compatible con todos los componentes de la sala de calderas,  como sistemas para tratamiento de agua o gestión de condensados. La conectividad integrada de su sistema de control asegura que la caldera solo se encienda cuando su electricidad verde esté disponible.

De esta forma, Bosch Termotecnia lleva años investigando el papel del hidrógeno en el proceso de descarbonización del mercado energético industrial, y en este sentido, apuesta por un futuro sostenible donde existirán soluciones híbridas que funcionen a través de una mezcla de diferentes fuentes de energía renovable combinadas con hidrógeno.

La segunda jornada tendrá lugar el próximo 2 de julio y tratará sobre la caldera de vapor compacta de última generación Universal CSB, caracterizada por su elevada eficiencia de hasta el 95,2%, sus reducidas emisiones gaseosas y su funcionamiento versátil con quemadores UCB multicombustible (gasóleo, gas biogás o hidrógeno), así como del sistema de control compacto CSC, ideal para calderas de vapor con producciones de hasta 4000 kg/h de vapor. Los interesados, podrán registrarse a través de www.industrialefficientsolutions.es.

El sector de la calefacción advierte del riesgo de no alcanzar los objetivos de reducción de emisiones de CO2 si no se renuevan los aparatos obsoletos de calefacción

El sector de la calefacción, representado por Sedigas, Conaif, Fegeca, CNI y Amascal, destaca el importante papel que puede jugar el sector de la calefacción en el proceso de transición energética y descarbonización de la economía y del sector residencial. Para conseguirlo, las asociaciones recalcan la importancia de la sustitución de los sistemas de calefacción viejos e ineficaces por sistemas de condensación más eficientes, con los que se conseguiría mejorar hasta en un 20% la eficiencia energética en la edificación y reducir en un porcentaje aún mayor, del 30%, la emisión de CO2 al ambiente y de partículas contaminantes que ensucian la calidad del aire en nuestras ciudades.

El parque de viviendas de nuestro país cuenta con un alto potencial de mejora, tanto en materia de eficiencia energética como en reducción de emisiones contaminantes, por lo que existen diversas líneas de rehabilitación que buscan reducir el consumo de energía primaria en la edificación, un sector que actualmente representa casi la mitad del consumo de energía en España. En este sentido, el sector de la calefacción considera necesario que, para contar con edificios más sostenibles y eficientes, se impulse la instalación de nuevos aparatos digitales de condensación para ACS y calefacción, en sustitución de equipos obsoletos o que utilicen otros combustibles más contaminantes. La renovación de equipos de condensación cuenta con la ventaja de que se pueden instalar en el mismo lugar en el que se encontraban los antiguos equipos sin necesidad de hacer obras y con una inversión mínima para el cliente.

Asimismo, las asociaciones destacan que la ralentización en la renovación de aparatos antiguos por aparatos de condensación con gas natural que aportarán soluciones digitales a las instalaciones pondrá en peligro alcanzar los objetivos ambientales definidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021/2030 (PNIEC).

Otro efecto colateral de la no renovación de aparatos antiguos es el freno a la generación de empleo local.  El sector de la calefacción y de la producción de agua caliente sanitaria está formado más de 25.000 empresas (fabricantes, almacenistas y distribuidores de calefacción y agua caliente sanitaria, y pequeñas y medianas empresas instaladoras locales) que generan 7.500 millones de euros anuales y cuenta con más de 161.000 profesionales en todo el territorio nacional, que se verían afectados por el frenazo en la actividad del sector. Si se impulsara esta renovación del parque de instalaciones térmicas, no sólo se impulsaría el cumplimiento de los objetivos de transición energética fijados en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España al reducir las emisiones de CO2 de los edificios, sino que se contribuiría a generar riqueza en todo el país.

Apuesta por el gas renovable para mejorar la eficiencia energética en el sector residencial

El sector de la calefacción señala que los sistemas de calefacción basados en la electricidad son inviables técnica y/o económicamente en muchos edificios, y poco efectivos en aquellos inmuebles que hacen un uso más intensivo de la calefacción por situarse en zonas frías.

En este sentido, el sector de la calefacción destaca que la transición hacia un modelo energético basado en el uso del gas renovable es una alternativa justa y eficiente para alcanzar el objetivo de la descarbonización. Nuestro país cuenta con una extensa red de gas natural que ya está preparada para distribuir gas renovable y que puede conectar casi cada rincón de España, por lo que puede llevar las ventajas de esta energía renovable tanto a áreas industriales y de gran actividad económica como a barrios residenciales, y sin que los usuarios tengan que realizar ninguna modificación o inversión adicional en sus equipos.

Las entidades citadas al principio acompañadas por AGASCA y FEGAFON se reunieron el pasado 21 de este mes de Mayo con el INEGA para hacer llegar a la Dirección General de Planificación Estratégica y Recursos Naturales de Galicia el documento sectorial preparado por dichas entidades en relación con el asunto.

LEY DE CAMBIO CLIMATICO Y TRANSICION ENERGETICA

Publicada en el BOE del pasado Viernes la Ley 7/2021, de 20 de mayo, de cambio climático y transición energética.

Esta ley tiene por objeto asegurar el cumplimiento, por parte de España, de los objetivos
del Acuerdo de París, adoptado el 12 de diciembre de 2015, firmado por España el 22 de
abril de 2016 y publicado en el «Boletín Oficial del Estado» el 2 de febrero de 2017; facilitar
la descarbonización de la economía española, su transición a un modelo circular, de modo
que se garantice el uso racional y solidario de los recursos; y promover la adaptación a los
impactos del cambio climático y la implantación de un modelo de desarrollo sostenible que
genere empleo decente y contribuya a la reducción de las desigualdades.

Se establecen los siguientes objetivos mínimos nacionales para el año 2030 al
objeto de dar cumplimiento a los compromisos internacionalmente asumidos y sin perjuicio
de las competencias autonómicas:
a) Reducir en el año 2030 las emisiones de gases de efecto invernadero del conjunto
de la economía española en, al menos, un 23% respecto del año 1990.
b) Alcanzar en el año 2030 una penetración de energías de origen renovable en el
consumo de energía final de, al menos, un 42%.
c) Alcanzar en el año 2030 un sistema eléctrico con, al menos, un 74% de generación
a partir de energías de origen renovables.
d) Mejorar la eficiencia energética disminuyendo el consumo de energía primaria en,
al menos, un 39,5%, con respecto a la línea de base conforme a normativa comunitaria.

Antes de 2050 y en todo caso, en el más corto plazo posible, España deberá alcanzar
la neutralidad climática, con el objeto de dar cumplimiento a los compromisos
internacionalmente asumidos, y sin perjuicio de las competencias autonómicas, y el sistema
eléctrico deberá estar basado, exclusivamente, en fuentes de generación de origen renovable.

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) es la herramienta de
planificación estratégica nacional que integra la política de energía y clima, y refleja la
contribución de España a la consecución de los objetivos establecidos en el seno de la
Unión Europea en materia de energía y clima, de conformidad con lo establecido en la
normativa de la Unión Europea. Será aprobado por real decreto del Consejo de Ministros,
a propuesta de la Ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

En un plazo inferior a seis meses desde la entrada en vigor de la presente ley, el Gobierno elaborará un Plan de Rehabilitación de Viviendas y Renovación urbana con el objetivo de mejorar el parque edificado, independientemente de su titularidad, a efectos de cumplimentar los indicadores de eficiencia energética establecidos en el PNIEC y garantizar la integración de dichas actuaciones con el resto de los objetivos de mejora establecidos en la Agenda Urbana
Española. Este Plan deberá seguir los criterios y objetivos recogidos en la estrategia a largo
plazo para la rehabilitación energética en el sector de la edificación en España (ERESEE).

El Plan de Recuperación destinará más del 40% de la inversión a la transición ecológica

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia

El Plan de Recuperación destinará más del 40% de la inversión a la transición ecológica

Jueves 6 de mayo de 2021

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha presentado las líneas maestras del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) en materia de transición ecológica, que contará con una inversión de más de 28.000 millones destinados al impulso de una economía verde.

En su intervención ante los medios de comunicación, la vicepresidenta ha subrayado que, del total de 70.000 millones que movilizará el PRTR en el periodo 2021-2023, un 40,29% de las inversiones deberán contribuir a los objetivos de mitigación y adaptación al cambio climático, así como a la meta de plena descarbonización de la economía a 2050. Asimismo, el 100% de las inversiones debe respetar el denominado «filtro verde», de modo que la totalidad de reformas y actuaciones sujetas al Plan no provoquen ningún daño significativo al medio ambiente.

De esta forma, el Plan de Recuperación Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia refuerza el compromiso del Gobierno con la modernización y transformación verde de la economía, priorizando la transición ecológica del sistema productivo y la creación de empleo de calidad. «Este plan relanza nuestra economía y nos permite alcanzar una mayor resiliencia ante futuros choques económicos y escenarios de incertidumbre», ha destacado Ribera.

En este sentido, la vicepresidenta ha reseñado también la importancia de «contar desde ya con un marco normativo y estratégico como punto de partida para la activación de las reformas e inversiones procedentes de los fondos del Plan de Recuperación». El Plan Nacional de Energía y Clima (PNIEC), la Estrategia de Descarbonización a Largo Plazo, la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, la Hoja de Ruta del Hidrógeno Verde o la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética constituyen -dijo- una base sólida para que España diseñe los ámbitos relacionados con energía y clima en el marco del Plan de Recuperación.

MAS INFORMACION

Derecho climático europeo: el Consejo y el Parlamento alcanzan un acuerdo provisional

● Consejo de la UE
05/05/2021 19:11 | Comunicado de prensa |

Derecho climático europeo: el Consejo y el Parlamento alcanzan un acuerdo provisional

[Comunicado de prensa actualizado el 5 de mayo de 2021 para incluir un enlace al texto después de la aprobación del Coreper]

Los negociadores del Consejo y del Parlamento Europeo alcanzaron un acuerdo político provisional que establecía como ley el objetivo de una UE climáticamente neutra para 2050 y un objetivo colectivo de reducción neta de emisiones de gases de efecto invernadero (emisiones después de la deducción de absorciones) de al menos el 55% para 2030. en comparación con 1990.

«Estamos muy contentos con el acuerdo provisional alcanzado hoy. La ley climática europea es» la ley de las leyes «que establece el marco para la legislación de la UE relacionada con el clima durante los próximos 30 años. La UE está firmemente comprometida con convertirse en climáticamente neutra para el año 2050 y hoy podemos estar orgullosos de haber grabado en piedra un ambicioso objetivo climático que puede obtener el apoyo de todos. Con este acuerdo, enviamos una señal contundente al mundo, justo antes de la Cumbre Climática del Líder el 22 de abril, y allanamos el camino que la Comisión proponga su paquete climático «apto para 55» en junio «.
João Pedro Matos Fernandes, Ministro de Medio Ambiente y Acción Climática

Con respecto a la meta 2030, los negociadores coincidieron en la necesidad de dar prioridad a las reducciones de emisiones sobre las absorciones. Con el fin de garantizar que se desplieguen los esfuerzos suficientes para reducir y prevenir las emisiones hasta 2030, introdujeron un límite de 225 Mt de CO2 equivalente a la contribución de las absorciones al objetivo neto. También acordaron que la Unión tendrá como objetivo lograr un mayor volumen de sumidero neto de carbono para 2030.

Otros elementos del acuerdo provisional incluyen el establecimiento de un Consejo Consultivo Científico Europeo sobre Cambio Climático, compuesto por 15 expertos científicos de alto nivel de diferentes nacionalidades con no más de 2 miembros con la nacionalidad del mismo estado miembro por un mandato de cuatro años. Esta junta independiente se encargará, entre otras cosas, de proporcionar asesoramiento científico e informar sobre las medidas de la UE, los objetivos climáticos y los presupuestos indicativos de gases de efecto invernadero y su coherencia con la legislación climática europea y los compromisos internacionales de la UE en virtud del Acuerdo de París.

Los negociadores acordaron que la Comisión propondría un objetivo climático intermedio para 2040, si corresponde, a más tardar dentro de los seis meses posteriores al primer balance global realizado en el marco del Acuerdo de París. Al mismo tiempo, publicará un presupuesto indicativo proyectado de la Unión sobre gases de efecto invernadero para el período 2030-2050, junto con su metodología subyacente. El presupuesto se define como el volumen total indicativo de emisiones netas de gases de efecto invernadero (expresadas como CO2 equivalente y proporcionando información separada sobre emisiones y absorciones) que se espera emitir en ese período sin poner en riesgo los compromisos de la Unión en virtud del Acuerdo de París.

Los negociadores también acordaron que la Comisión colaboraría con los sectores de la economía que opten por preparar hojas de ruta voluntarias indicativas para lograr el objetivo de neutralidad climática de la Unión para 2050. La Comisión supervisaría el desarrollo de dichas hojas de ruta, facilitaría el diálogo a nivel de la UE y compartiría mejores prácticas entre las partes interesadas relevantes.

El acuerdo provisional también establece un objetivo ambicioso para que la UE se esfuerce por lograr emisiones negativas después de 2050.

El acuerdo político provisional está sujeto a la aprobación del Consejo y el Parlamento, antes de pasar por las etapas formales del procedimiento de adopción. El acuerdo provisional fue alcanzado por la Presidencia portuguesa del Consejo y los representantes del Parlamento Europeo, sobre la base de mandatos de sus respectivas instituciones.

Seguirá el texto del acuerdo.

Fondo

El Consejo Europeo, en sus conclusiones del 12 de diciembre de 2019, acordó el objetivo de lograr una UE climáticamente neutra para 2050, en consonancia con los objetivos del Acuerdo de París, reconociendo al mismo tiempo que es necesario establecer un marco propicio que beneficia a todos los Estados miembros e incluye instrumentos, incentivos, apoyo e inversiones adecuados para garantizar una transición rentable, justa y socialmente equilibrada y equitativa, teniendo en cuenta las diferentes circunstancias nacionales en términos de puntos de partida.

El 4 de marzo de 2020, la Comisión Europea adoptó su propuesta de ley climática europea, como parte importante del Pacto Verde Europeo. El 17 de septiembre de 2020, la Comisión adoptó una propuesta que modificaba su propuesta inicial para incluir un objetivo revisado de reducción de emisiones de la UE de al menos el 55% para 2030. La Comisión también publicó una comunicación sobre el plan de objetivos climáticos para 2030, acompañada de una evaluación de impacto global.

Los días 10 y 11 de diciembre, el Consejo Europeo, en sus conclusiones, aprobó un objetivo vinculante de la UE de una reducción nacional neta de al menos el 55% de las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030 en comparación con 1990.

El Consejo adoptó un enfoque general el 17 de diciembre de 2020, tras lo cual el Consejo y el Parlamento iniciaron una serie de reuniones de diálogo tripartito con el objetivo de lograr un acuerdo sobre el texto final.

Propuesta de ley europea sobre el clima que refleja el acuerdo entre el Parlamento Europeo y el Consejo (enlace añadido el 5 de mayo de 2021)

Derecho climático europeo: enfoque general del Consejo, 17 de diciembre de 2020 (comunicado de prensa, 17 de diciembre de 2020)

Conclusiones del Consejo Europeo, 10-11 de diciembre de 2020 (comunicado de prensa, 11 de diciembre de 2020)

Conclusiones del Consejo Europeo, 15-16 de octubre de 2020 (comunicado de prensa, 16 de octubre de 2020)

Conclusiones del Consejo Europeo, 12 de diciembre de 2019 (comunicado de prensa, 12 de diciembre de 2019)

Propuesta modificada de la Comisión Europea

Comunicación de la Comisión y anexos sobre « Intensificar la ambición climática de Europa para 2030 »

Cambio climático: qué está haciendo la UE (información de referencia)

Visita el sitio web

Derecho climático europeo: el Consejo y el Parlamento alcanzan un acuerdo provisional

● Consejo de la UE
21/04/2021 06:05 | Comunicado de prensa |

Derecho climático europeo: el Consejo y el Parlamento alcanzan un acuerdo provisional

Los negociadores del Consejo y del Parlamento Europeo alcanzaron un acuerdo político provisional que establecía como ley el objetivo de una UE climáticamente neutra para 2050 y un objetivo colectivo de reducción neta de emisiones de gases de efecto invernadero (emisiones después de la deducción de absorciones) de al menos el 55% para 2030. en comparación con 1990.

«Estamos muy contentos con el acuerdo provisional alcanzado hoy. La ley climática europea es» la ley de las leyes «que establece el marco para la legislación de la UE relacionada con el clima durante los próximos 30 años. La UE está firmemente comprometida con convertirse en climáticamente neutra para el año 2050 y hoy podemos estar orgullosos de haber grabado en piedra un ambicioso objetivo climático que puede obtener el apoyo de todos. Con este acuerdo, enviamos una señal contundente al mundo, justo antes de la Cumbre Climática del Líder el 22 de abril, y allanamos el camino que la Comisión proponga su paquete climático «apto para 55» en junio «.
João Pedro Matos Fernandes, Ministro de Medio Ambiente y Acción Climática

Con respecto a la meta 2030, los negociadores coincidieron en la necesidad de dar prioridad a las reducciones de emisiones sobre las absorciones. Con el fin de garantizar que se desplieguen los esfuerzos suficientes para reducir y prevenir las emisiones hasta 2030, introdujeron un límite de 225 Mt de CO2 equivalente a la contribución de las absorciones al objetivo neto. También acordaron que la Unión tendrá como objetivo lograr un mayor volumen de sumidero neto de carbono para 2030.

Otros elementos del acuerdo provisional incluyen el establecimiento de un Consejo Consultivo Científico Europeo sobre Cambio Climático, compuesto por 15 expertos científicos de alto nivel de diferentes nacionalidades con no más de 2 miembros con la nacionalidad del mismo estado miembro por un mandato de cuatro años. Esta junta independiente se encargará, entre otras cosas, de proporcionar asesoramiento científico e informar sobre las medidas de la UE, los objetivos climáticos y los presupuestos indicativos de gases de efecto invernadero y su coherencia con la legislación climática europea y los compromisos internacionales de la UE en virtud del Acuerdo de París.

Los negociadores acordaron que la Comisión propondría un objetivo climático intermedio para 2040, si corresponde, a más tardar dentro de los seis meses posteriores al primer balance global realizado en el marco del Acuerdo de París. Al mismo tiempo, publicará un presupuesto indicativo proyectado de la Unión sobre gases de efecto invernadero para el período 2030-2050, junto con su metodología subyacente. El presupuesto se define como el volumen total indicativo de emisiones netas de gases de efecto invernadero (expresadas como CO2 equivalente y proporcionando información separada sobre emisiones y absorciones) que se espera emitir en ese período sin poner en riesgo los compromisos de la Unión en virtud del Acuerdo de París.

Los negociadores también acordaron que la Comisión colaboraría con los sectores de la economía que opten por preparar hojas de ruta voluntarias indicativas para lograr el objetivo de neutralidad climática de la Unión para 2050. La Comisión supervisaría el desarrollo de dichas hojas de ruta, facilitaría el diálogo a nivel de la UE y compartiría mejores prácticas entre las partes interesadas relevantes.

El acuerdo provisional también establece un objetivo ambicioso para que la UE se esfuerce por lograr emisiones negativas después de 2050.

El acuerdo político provisional está sujeto a la aprobación del Consejo y el Parlamento, antes de pasar por las etapas formales del procedimiento de adopción. El acuerdo provisional fue alcanzado por la Presidencia portuguesa del Consejo y los representantes del Parlamento Europeo, sobre la base de mandatos de sus respectivas instituciones.

Seguirá el texto del acuerdo.

Fondo

El Consejo Europeo, en sus conclusiones del 12 de diciembre de 2019, acordó el objetivo de lograr una UE climáticamente neutra para 2050, en consonancia con los objetivos del Acuerdo de París, reconociendo al mismo tiempo que es necesario establecer un marco propicio que beneficia a todos los Estados miembros e incluye instrumentos, incentivos, apoyo e inversiones adecuados para garantizar una transición rentable, justa y socialmente equilibrada y equitativa, teniendo en cuenta las diferentes circunstancias nacionales en términos de puntos de partida.

El 4 de marzo de 2020, la Comisión Europea adoptó su propuesta de ley climática europea, como parte importante del Pacto Verde Europeo. El 17 de septiembre de 2020, la Comisión adoptó una propuesta que modificaba su propuesta inicial para incluir un objetivo revisado de reducción de emisiones de la UE de al menos el 55% para 2030. La Comisión también publicó una comunicación sobre el plan de objetivos climáticos para 2030, acompañada de una evaluación de impacto global.

Los días 10 y 11 de diciembre, el Consejo Europeo, en sus conclusiones, aprobó un objetivo vinculante de la UE de una reducción nacional neta de al menos el 55% de las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030 en comparación con 1990.

El Consejo adoptó un enfoque general el 17 de diciembre de 2020, tras lo cual el Consejo y el Parlamento iniciaron una serie de reuniones de diálogo tripartito con el objetivo de lograr un acuerdo sobre el texto final.

Derecho climático europeo: enfoque general del Consejo, 17 de diciembre de 2020 (comunicado de prensa, 17 de diciembre de 2020)

Conclusiones del Consejo Europeo, 10-11 de diciembre de 2020 (comunicado de prensa, 11 de diciembre de 2020)

Conclusiones del Consejo Europeo, 15-16 de octubre de 2020 (comunicado de prensa, 16 de octubre de 2020)

Conclusiones del Consejo Europeo, 12 de diciembre de 2019 (comunicado de prensa, 12 de diciembre de 2019)

Propuesta modificada de la Comisión Europea

Comunicación de la Comisión y anexos sobre « Intensificar la ambición climática de Europa para 2030 »

Cambio climático: qué está haciendo la UE (información de referencia)

Visita el sitio web

CLIMA 2022: OJOS EN 2030

El Comité Científico de CLIMA 2022 se complace en invitarlo a enviar un resumen para el 14 ° Congreso Mundial de REHVA HVAC CLIMA 2022 – EYE ON 2030 . La conferencia está organizada por TVVL (la Sociedad Holandesa de Servicios de Construcción) en colaboración con dos universidades holandesas: la Universidad Tecnológica de Delft (TU Delft) y la Universidad Tecnológica de Eindhoven (TU / e) y tendrá lugar en Rotterdam (Países Bajos) LÍNEA días 15 – 18 de mayo de 2022.

Los temas del congreso son:

  • Energía
  • Digitalización
  • Salud y Confort
  • Circularidad
  • Aprendizaje y educación

Sobre la base de una larga y fructífera tradición, CLIMA 2022 reúne a profesionales e investigadores en un entorno que les permite debatir sobre las últimas novedades y encontrar respuestas a las preguntas que afrontan la sociedad y nuestro sector. El congreso consistirá en una mezcla de oradores principales, sesiones científicas y técnicas, así como sesiones interactivas, actividades para estudiantes, recorridos técnicos y talleres patrocinados por CLIMA. Estamos trabajando en una emocionante combinación de sesiones a prueba de COVID-19, tanto en persona como en línea, y esperamos darle la bienvenida en mayo de 2022 en este evento único en la vida.

El Comité Científico agradece las contribuciones que se ajusten a los temas del congreso, así como las que los integren.

Las contribuciones pueden ser artículos científicos y técnicos o sesiones interactivas .

Se puede encontrar más información sobre las sesiones interactivas y los temas y subtemas en el sitio web del congreso , así como las reglas y pautas para la presentación.

Todos los trabajos aceptados se recopilarán en las actas de la Conferencia Digital. También se están haciendo acuerdos para publicaciones adicionales en revistas indexadas.

Envío de resúmenes – 18 de junio de 2021.

Otras fechas importantes:

  • La notificación de la aceptación abstracta – 5 deseptiembre de 2021
  • Plazo de presentación de papel – 28 denoviembre de 2021
  • La notificación de aceptación – 15 deenero de 2022

En nombre del Comité Científico CLIMA 2022,

Prof. Dr. ir. Atze Boerstra – Presidente CLIMA 2022

Prof. Dr. ir. Laure Itard – Presidenta del Comité Científico CLIMA 2022

Dr. ing. Lada Hensen Centnerová – Copresidenta del Comité Científico CLIMA 2022