20 DE MAYO. DIA MUNDIAL DE LAS ABEJAS

Tres de cada cuatro cultivos de frutas o semillas que se producen para consumo humano dependen, al menos en parte, de las abejas y otros polinizadores.

Foto:FAO/Greg Beals

Dependemos de la supervivencia de las abejas

Las abejas y otros polinizadores, como las mariposas, los murciélagos y los colibríes, están, cada vez más, amenazados por los efectos de la actividad humana.

La polinización es un proceso fundamental para la supervivencia de los ecosistemas, esencial para la producción y reproducción de muchos cultivos y plantas silvestres. Casi el 90 por ciento de las plantas con flores dependen de la polinización para reproducirse; asimismo, el 75 por ciento de los cultivos alimentarios del mundo dependen en cierta medida de la polinización y el 35 de las tierras agrícolas mundiales. Los polinizadores no solo contribuyen directamente a la seguridad alimentaria, sino que además son indispensables para conservar la biodiversidad.

Para crear conciencia sobre la importancia de los polinizadores, las amenazas a las que se enfrentan y su contribución al desarrollo sostenible, las Naciones Unidas declararon el 20 de mayo como Día Mundial de las Abejas.

El objetivo principal es proteger a las abejas y a otros polinizadores para que puedan contribuir de forma significativa a resolver los problemas relacionados con el suministro de alimentos en el mundo y acabar con el hambre en los países en desarrollo.

Todos dependemos de los polinizadores y por ese motivo, es crucial controlar su declive y detener la pérdida de biodiversidad.

Necesitamos actuar ya

Las abejas corren el peligro de extinguirse. Las tasas actuales de extinción de especies son de cien a mil veces más altas de lo normal debido a las repercusiones humanas. Casi el 35 por ciento de los polinizadores invertebrados –en particular las abejas y las mariposas–, y alrededor del diecisiete por ciento de los polinizadores vertebrados –como los murciélagos– están en peligro de extinción a nivel mundial. Sin embargo, la población de polinizadores –en especial abejas y mariposas– ha disminuido de manera preocupante, debido principalmente a prácticas agrícolas intensivas, cambios en el uso de la tierra, plaguicidas (incluidos los insecticidas neonicotinoides), especies exóticas invasoras, enfermedades, plagas y el cambio climático.Los agricultores y los responsables de las políticas tienen un papel importante que desempeñar en la protección de nuestros polinizadores. Pero también hay cosas que nosotros podemos hacer.

Si esta tendencia continúa, algunos cultivos nutritivos —como frutas, frutos secos y muchas hortalizas— serán sustituidos cada vez más por los cultivos básicos como el arroz, el maíz y la patata, lo que podría desembocar finalmente en una dieta desequilibrada.

Los insectos invasores, los pesticidas, los cambios en el uso de las tierras y los monocultivos pueden reducir los nutrientes disponibles y suponer una amenaza para las colonias de abejas.

Consciente de las dimensiones de la crisis de la polinización y su relación con la biodiversidad y la subsistencia del ser humano, el Convenio sobre la Diversidad Biológica ha hecho de la conservación y el uso sostenible de los polinizadores una prioridad. En el año 2000, se estableció la Iniciativa Internacional sobre Polinizadores, IPI, (COP decisión V/5, sección II), en la Quinta Conferencia de las Partes (COP V), como una iniciativa transversal para promover la acción coordinada global. El objetivo es observar y controlar el descenso del número de polinizadores; abordar el problema de la falta de información taxonómica sobre los polinizadores; evaluar el impacto económico del descenso de los servicios de polinización, y promover la conservación, recuperación y el uso sostenible de la diversidad de polinizadores en la agricultura y ecosistemas afines.

Además de coordinar la Iniciativa internacional sobre polinizadores, la FAO ofrece asistencia técnica a los países en cuestiones que van desde la cría de abejas reinas hasta la inseminación artificial, pasando por soluciones sostenibles para la producción de miel y su comercialización para la exportación.

Descubre otras iniciativas para proteger a los polinizadores.

¿Qué podemos hacer?

Tú, en tu día a día: 

  • Cultiva una amplia variedad de plantas autóctonas que florezcan en diferentes épocas del año.
  • Compra miel sin refinar a los agricultores de tu zona.
  • Compra productos a agricutores que lleven a cabo prácticas agrícolas sostenibles.
  • Protege las colonias de abejas silvestres.
  • Apadrina una colmena.
  • Deja un cuenco poco profundo con agua limpia y piedras o palos para que las abejas beban y no se ahoguen.
  • Ayúdalos a mantener los ecosistemas forestales.
  • ¡Crea conciencia sobre su situación, comparte esta información en tus círculos y redes sociales. El declive en el número de abejas nos afecta a todos!

Los apilcutores y agricultores pueden:

  • Reservar algunas zonas como hábitat natural.
  • Crear barreras vegetales.
  • Reducir o modificar el uso de pesticidas.
  • Respetar los lugares de anidación.
  • Sembrar atractivos de cultivo alrededor del campo.

Los gobiernos y los responsables de elaborar estrategias deben:

  • Fomentar la participación, el intercambio de conocimientos y empoderamiento de los pueblos rurales e indígenas, así como de las comunidades locales.
  • Aplicar medidas estratégicas, incluidos incentivos económicos para promover el cambio.
  • Incrementar la colaboración entre organizaciones nacionales e internacionales, instituciones académicas y redes de investigación para gestionar, investigar y evaluar a los polinizadores y los servicios de polinización.

Más consejos para proteger a las abejas y los polinizadores

¿Un mundo sin abejas?

Recursos

Documentos

Enlaces relacionados

FAO

Otros enlaces

Objetivos de Desarrollo Sostenible

Vídeo: Los polinizadores, los productores de tu café

¿Por qué el 20 de mayo?

El 20 de mayo coincide con el aniversario del nacimiento de Anton Janša que, en el siglo XVIII, fue pionero de la apicultura moderna en su Eslovenia natal. Janša elogiaba lo buenas trabajadoras que son las abejas y la poca supervisión que necesitan de su trabajo.

Los esfuerzos limitados de ahorro de energía de los países necesitan escalar rápidamente para hacer frente a la crisis climática

Los esfuerzos limitados de ahorro de energía de los países necesitan escalar rápidamente para hacer frente a la crisis climática

Francia ocupa el puesto n.° 1, Holanda sube al n.° 3 y EE. UU. permanece en el n.° 10

Washington, DC—A pesar de la intensificación de la crisis climática y la incertidumbre global en los mercados energéticos, los países que más energía usan en el mundo están logrando solo un progreso limitado en la reducción del desperdicio de energía y las emisiones que causan el calentamiento del planeta, según elÍndice Internacional de Eficiencia Energética 2022 , publicado hoy por la organización sin fines de lucro American Council for an Energy-Efficient Economy (ACEEE). Para cumplir con sus objetivos climáticos, dice el informe, los países deberán escalar rápidamente sus esfuerzos de eficiencia.

Ningún país se acercó a una puntuación perfecta y el promedio, 48,5 de 100, descendió ligeramente desde la última tarjeta de puntuación de 2018. Sin embargo, algunos países están dando pasos audaces, como aumentar las ventas de vehículos eléctricos (EV) y adoptar estándares de rendimiento de edificios, que requieren edificios ineficientes para hacer actualizaciones de ahorro de energía. Francia es un buen ejemplo, ocupando el primer puesto por primera vez con 74,5 puntos. Le siguen de cerca el Reino Unido (72,5 puntos), Alemania y los Países Bajos (cada uno con 71,5) e Italia (68,5).

Esta quinta edición delInternational Scorecard se produce cuando la invasión rusa de Ucrania ha perturbado los mercados energéticos y ha aumentado los precios y solo unos meses después de que muchos países se comprometieran a reducir más las emisiones en una conferencia de la ONU (COP 26) el año pasado. Clasifica a 25 de los usuarios de energía más grandes del mundo en 36 métricas de eficiencia y destaca las mejores prácticas que todos los países pueden usar para impulsar el ahorro de energía.

“Los países necesitan eficiencia energética ahora más que nunca, especialmente cuandolos impactos climáticos empeoran y los precios de la gasolina se disparan”, dijo Steve Nadel, coautor del informe y director ejecutivo de ACEEE. “La eficiencia puede reducir a la mitad el uso de energía y las emisiones al tiempo que reduce la dependencia del petróleo extranjero y el dolor en la bomba”, dijo, y agregó que a menudo es la forma menos costosa de satisfacer la creciente demanda mundial de energía.

El cuadro de mando evalúa países que representan el 82% de la energía consumida en el planeta. Los califica en medidas de políticas, como estándares de economía de combustible para vehículos y códigos de energía para edificios, así como métricas de rendimiento, como millas por galón (mpg) promedio para automóviles y uso de energía por unidad de superficie en los hogares. Otorga hasta 25 puntos en cada una de las cuatro categorías: edificios, industria, transporte y esfuerzos nacionales. Encuentra líderes claros:

  • Francia obtiene el primer lugar en la general, desplazando a Alemania del primer puesto que ocupaba en la tarjeta de puntuación anterior hace cuatro años. También obtiene el primer lugar en el sector del transporte. Tiene un sistema de bonificación-malus que financia pagos de bonificación para vehículos eléctricos mediante el cobro de tarifas a los vehículos de emisiones intensivas. Francia tiene como objetivo, para 2040, poner fin a la venta de automóviles nuevos y vehículos comerciales ligeros que utilizan combustibles fósiles. Gasta un poco más en desarrollar y mantener el ferrocarril que en las carreteras. Ha promulgado estándares de rendimiento de construcción para viviendas existentes y tiene un ambicioso programa de modernización de edificios. Al igual que muchos países europeos, tiene códigos de construcción obligatorios integrales y requiere que los edificios divulguen su uso de energía.
  • Holanda , el país que más ha mejorado, sube cuatro puestos para empatar en el tercer lugar general. También ocupa el primer lugar tanto en edificios como en esfuerzos nacionales. A partir de 2018, ya no permitió la construcción de nuevas viviendas. conectados a la red de gas y, a partir de 2026, los hogares existentes deberán cambiar a bombas de calor totalmente eléctricas o híbridas, ya que ya no se permitirán los sistemas de reemplazo solo de gas fósil. En enero de 2021, los Países Bajos comenzaron a exigir que las nuevas construcciones cumplan con los criterios de «casi neutralidad energética» que son similares a los requisitos de energía cero en los que los edificios producen al menos tanta energía como la que usan. En 2018, adoptó requisitos de rendimiento de construcción para edificios de oficinas que entrarán en vigencia en 2023. Los Países Bajos también lideran el grupo de 25 países en la participación de vehículos eléctricos en las ventas de vehículos nuevos: 25 % en 2020 en comparación con solo 2 % en los Estados Unidos.
  • Alemania comparte tanto el tercer lugar en la general como el primer lugar en esfuerzos nacionales con los Países Bajos. Para coordinar con el objetivo actual de eficiencia energética de la Unión Europea de reducir el consumo de energía en un tercio para 2030, Alemania tiene una amplia estrategia de eficiencia energética como parte de su «Energiewende» (o transición energética). Ofrece una sólida financiación gubernamental, como incentivos fiscales y programas de préstamos para remodelaciones de edificios, sistemas de calefacción y refrigeración descarbonizados, tecnologías industriales eficientes y compras de vehículos eléctricos, que representaron el 13,5 % de las ventas de automóviles nuevos en 2020.
  • Japón ocupa el séptimo lugar en general y el primero en la categoría de la industria. Cuenta con medidas regulatorias, acciones voluntarias e incentivos financieros para fomentar una mayor eficiencia energética así como la baja intensidad energética de su industria. Desde 1979, una ley requiere que las empresas nombren un administrador de energía, informen su consumo anual de energía y alcancen objetivos específicos de eficiencia energética.
  • El Reino Unido ocupa el segundo lugar en general, así como el segundo tanto en transporte como en industria. Planea desarrollar un clúster (o centro) industrial de carbono neto cero para 2040. Con el respaldo de la inversión pública, el Reino Unido planea que sus clústeres industriales impulsen inversiones a gran escala en eficiencia energética y productos y tecnologías con bajas emisiones de carbono. En transporte, ha establecido altos estándares de economía de combustible para automóviles de 64,4 mpg para 2025; su economía de combustible promedio para automóviles ya es de aproximadamente 40 mpg.

“Los países con las puntuaciones más altas, aunque lejos de ser perfectos, ofrecen ideas sobre lo que otros países pueden hacer para aumentar su seguridad energética, reducir las emisiones y ahorrar dinero”, dijo Sagarika Subramanian, autora principal del informe y analista de investigación sénior de ACEEE. “En particular, están escalando rápidamente las compras de vehículos eléctricos al ofrecer incentivos y, en una oportunidad clave para Estados Unidos, Francia y los Países Bajos están reduciendo el desperdicio de energía al adoptar estándares de rendimiento de edificios”.

Estados Unidos se mantuvo en el décimo lugar, pero su puntaje general cayó levemente a 54 puntos. Perdió puntos debido al retroceso de la administración Trump de los estándares de economía de combustible para vehículos livianos, junto con la baja cantidad de pasajeros en el transporte público y la inversión relativamente pequeña en trenes. Sin embargo, sigue sobresaliendo en el sector de la construcción. Muchos estados de EE. UU. tienen algunos de los códigos de construcción más estrictos del mundo, incluidos requisitos significativos para las envolventes de los edificios, la calefacción, la refrigeración y la iluminación. Aunque algunos necesitan actualizarse, también es líder en estándares de ahorro de energía para electrodomésticos y equipos, con 52 estándares registrados.

Justo por delante de Estados Unidos, en el noveno lugar, se encuentra China , con mucho el mayor usuario de energía del mundo. Tiene políticas integrales para reducir el uso de energía en los edificios, incluidos los estándares de electrodomésticos, el etiquetado ecológico obligatorio para algunos tipos de edificios y los códigos de energía para edificios. En transporte, tiene una meta de 57.9 mpg para automóviles para 2025, una iniciativa nacional de carga inteligente, y la mayor proporción de viajes realizados en transporte público.

Canadá perdió terreno considerablemente, cayendo del décimo lugar que compartió con Estados Unidos en 2018 al puesto 13 debido a los bajos puntajes en transporte e industria. Italia perdió más terreno, cayendo desde el primer puesto anterior que compartía con Alemania al quinto lugar . En comparación con los puntajes más altos, tenía una intensidad energética relativamente alta en los edificios y políticas de divulgación y calificación de edificios menos integrales. Aún así, entre los países del cuadro de mando, Italia tiene la eficiencia operativa más alta de las plantas de energía térmica y la economía de combustible promedio más alta (45.2 mpg en 2017) para automóviles.

El cuadro de mando clasifica a los países según las ventas de vehículos eléctricos de 2020 y los datos más recientes disponibles, algunos de los cuales provienen de 2018 o antes. Como resultado, los datos generalmente no tienen en cuenta los efectos de la pandemia de COVID-19. La edición de 2022 reemplazó a Ucrania con Egipto debido a una caída significativa en el uso de energía de Ucrania desde el último cuadro de mando. Esta caída se debió a su pérdida de autoridad sobre Crimea, el conflicto en las regiones altamente industriales que limitan con Rusia y las mejoras en la eficiencia energética provocadas por el corte del suministro de gas de Rusia.

Por su parte, Rusia se ubicó cerca de la parte inferior de los países puntuados, ubicándose en el puesto 22 con 28 puntos. Los únicos países con puntajes más bajos fueron Sudáfrica y los Emiratos Árabes Unidos, con 23,5 puntos y 21,5 puntos, respectivamente. Aunque Arabia Saudita completó los tres últimos con 25 puntos, aún mostró una mejora, ganando más puntos (8.5) que cualquier otro país, en parte debido a su actualización de 2018 del Código de Construcción de Arabia Saudita. La disponibilidad de datos fue un problema para estos países de menor clasificación, que no pudieron recibir puntos donde los datos no estaban disponibles.

Para leer el comunicado de prensa en línea, visite:https://www2.aceee.org/e/310911/eed-rapid-scaling-meet-climate/2rvsqqh/1020808802?h=XYqV6jY85QjO48cDlsWZCQT2kYcwuY1pgDtpSlj3hwE .

Simposio Internacional (gratuito) de esta semana sobre Eficiencia Energética

Simposio Internacional de Eficiencia Energética 2022 VIRTUAL

Evento Gratis

Fecha y hora: miércoles 6 de abril, de 10:00 a. m. a 1:00 p. m. ET

A medida que el cambio climático se intensifica y los precios de la gasolina se disparan, ¿qué países están liderando el mundo en los esfuerzos de ahorro de energía? Dichos esfuerzos pueden reducir a la mitad el uso de energía de EE. UU. y las emisiones que contribuyen al calentamiento del planeta. También pueden aumentar la seguridad energética , perturbada por la invasión rusa de Ucrania , y reducir el dolor en la bomba.

Únase a nosotros para un simposio virtual de medio día para destacar a los líderes mundiales en eficiencia energética, con un enfoque particular en las oportunidades de mejora en los Estados Unidos. Publicaremos y discutiremos nuestro Cuadro de mando internacional de 2022, que examina las políticas de eficiencia energética y el desempeño de los 25 principales países consumidores de energía del mundo.

Kathleen Hogan, alta funcionaria del Departamento de Energía de EE. UU., y nuestros otros oradores analizarán más de cerca las medidas actuales y las oportunidades futuras en los Estados Unidos y en el extranjero.

Días Mundiales de la Energía Sostenible: ¡regístrese hoy!

Días Mundiales de la Energía Sostenible: ¡regístrese hoy!

La primavera está aquí y con ella la edición especial de primavera de los Días Mundiales de la Energía Sostenible (WSED) del 5 al 8 de abril de 2022 en Wels/Austria . Los WSED son una conferencia internacional líder sobre la transición energética y la neutralidad climática.

2022: Transición energética: ¡a toda velocidad!

El paquete «Fit for 55» tiene como objetivo encaminar a la UE hacia la neutralidad climática. ¡Acelerar la transición energética es fundamental! En menos de 2 semanas, toda la comunidad de transición energética participa en el WSED para discutir cómo el paquete «Fit for 55» apoya estos objetivos y cómo acelerar el ritmo del cambio. ¡Ya se han registrado para el evento más de 500 expertos de 56 países!

¡No te lo pierdas! ¡Regístrese hoy!

Juntarnos de nuevo!

El WSED ofrece un paquete integral: presentaciones, una feria comercial, networking y más. Aproveche la oportunidad de reunirse y discutir con colegas en un evento en el sitio y obtener información de primera mano sobre las últimas innovaciones de productos en el piso de una feria comercial.

Consulte la lista de oradores internacionales y el programa completo de la conferencia .

El evento está organizado por OÖ Energiesparverband, la Agencia de Energía de Alta Austria. Alta Austria es una región líder en la transición energética : Las emisiones de gases de efecto invernadero de los edificios se redujeron en un 39% en 10 años. El 60% de toda la calefacción de espacios y el 31% de la energía primaria ya provienen de energías renovables.

¡Como socio colaborador de la conferencia, REHVA le anima a participar!

Pacto Verde Europeo: La Comisión propone impulsar la renovación y la descarbonización de los edificios

Comunicado de prensa15 de diciembre de 2021Bruselas

La Comisión ha propuesto hoy armonizar las normas de eficiencia energética de los edificios con el Pacto Verde Europeo y descarbonizar el parque inmobiliario de la UE de aquí a 2050. Esta propuesta facilitará la renovación de viviendas, escuelas, hospitales, oficinas y otros edificios en toda Europa para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y las facturas de energía, mejorando así la calidad de vida de millones de europeos. La revisión de hoy de la Directiva relativa a la eficiencia energética de los edificios traduce la Estrategia «Oleada de Renovación» de la Comisión en medidas legislativas concretas.

Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo para el Pacto Verde Europeo, ha declarado: «Fomentar la renovación de viviendas y otros edificios contribuye a la recuperación económica y crea nuevas oportunidades de empleo. Además, la renovación energética da lugar a una reducción de las facturas de energía y, a la larga, ello compensa la inversión. La propuesta de hoy sobre la eficiencia energética de los edificios tiene por objeto aumentar la tasa de renovación energética en toda la UE, afrontando los obstáculos a la renovación y proporcionando ayuda financiera para la inversión inicial necesaria. Al centrarse en los edificios menos eficientes da prioridad a las renovaciones más rentables y ayuda a luchar contra la pobreza energética». 

Por su parte, la comisaria de Energía, Kadri Simson, ha declarado: «Los edificios son el mayor consumidor de energía de Europa, ya que utilizan el 40 % de nuestra energía y generan el 36 % de nuestras emisiones de gases de efecto invernadero. Esto se debe a que la mayoría de los edificios de la UE no son eficientes desde el punto de vista energético y siguen funcionando principalmente con combustibles fósiles. Tenemos que hacer algo al respecto cuanto antes, ya que más del 85 % de los edificios actuales seguirán estando en pie en 2050 y, en ese momento, Europa deberá ser climáticamente neutra. La mejora de nuestras viviendas es también una respuesta eficaz a los elevados precios de la energía, ya que los edificios menos eficientes de la UE consumen mucha más energía que los edificios nuevos o adecuadamente renovados. Y a menudo son los más vulnerables quienes viven en las casas menos eficientes y, por ello, tienen dificultades para pagar las facturas. La renovación reduce tanto la huella energética de los edificios como el gasto en energía de los hogares, al tiempo que impulsa la actividad económica y la creación de empleo».

La Comisión propone que, a partir de 2030, todos los edificios nuevos tengan cero emisiones. Para aprovechar el potencial de una actuación más rápida en el sector público, todos los edificios públicos nuevos deberán tener cero emisiones ya desde 2027. Esto significa que los edificios deben consumir poca energía, alimentarse con energías renovables en la medida de lo posible, no producir emisiones de carbono in situ procedentes de combustibles fósiles e indicar en su certificado de eficiencia energética el potencial de calentamiento global en función de las emisiones producidas durante todo su ciclo de vida.

En cuanto a las renovaciones, se proponen nuevas normas mínimas de eficiencia energética a escala de la UE, que exigen que el 15 % menos eficiente del parque inmobiliario de cada Estado miembro se actualice y pase de un certificado de eficiencia energética de grado G a uno de grado F como mínimo, de aquí a 2027 para los edificios no residenciales y de aquí a 2030 para los edificios residenciales. Centrar la atención inicialmente en los edificios con menor eficiencia cumple el doble objetivo de maximizar el potencial de descarbonización y de reducción de la pobreza energética.

Los certificados de eficiencia energética proporcionan información públicamente disponible sobre el consumo de energía y suponen una importante guía a la hora de tomar decisiones de inversión, compra o alquiler. Con las propuestas de hoy, los certificados de eficiencia energética serán más claros y contendrán información más útil. La obligación de disponer de un certificado de eficiencia energética se amplía a los edificios en los que se lleven a cabo reformas importantes, a los edificios alquilados al renovar el contrato de alquiler y a todos los edificios públicos. Los edificios o las unidades de un edificio que se pongan a la venta o en alquiler también deberán tener un certificado, y la clase de eficiencia energética deberá indicarse en todos los anuncios. De aquí a 2025, todos los certificados deberán basarse en una escala armonizada de A a G.

Los planes nacionales de renovación de edificios se integrarán plenamente en los planes nacionales de energía y clima. De este modo se garantizará la comparabilidad y el seguimiento de los avances, y se establecerá un vínculo directo con la movilización de la financiación y el inicio de las reformas e inversiones necesarias. Estos planes deberán incluir hojas de ruta para la eliminación progresiva de los combustibles fósiles en la calefacción y la refrigeración a más tardar en 2040, además de un camino a seguir para transformar el parque inmobiliario nacional en edificios de cero emisiones de aquí a 2050.

Facilitar el acceso a la información y reducir los costes para los consumidores contribuye a impulsar la renovación. La propuesta de hoy introduce un «pasaporte de renovación» del edificio que proporciona a los propietarios una herramienta para ayudarles a planificarse y a llevar a cabo una renovación por etapas con vistas a alcanzar un nivel de cero emisiones. La propuesta define unas «normas de cartera hipotecaria» como un mecanismo para incentivar a los prestamistas a mejorar la eficiencia energética de su cartera de edificios y animar a los clientes potenciales a hacer que sus propiedades sean más eficientes desde el punto de vista energético. La Comisión también invita a los Estados miembros a incluir consideraciones relativas a la renovación en las normas de financiación pública y privada, y a establecer instrumentos adecuados, en particular para los hogares con bajos ingresos. No deben concederse incentivos financieros para la instalación de calderas alimentadas con combustibles fósiles a partir de 2027, y los Estados miembros tendrán legalmente la posibilidad de prohibir el uso de combustibles fósiles en los edificios.

Las nuevas normas fomentan el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y las tecnologías inteligentes para garantizar el funcionamiento eficiente de los edificios, y exigen que se creen bases de datos digitales de edificios. En cuanto a la movilidad, la propuesta promueve el despliegue de infraestructuras de recarga para vehículos eléctricos en edificios residenciales y comerciales, y ofrece más plazas de aparcamiento específicas para bicicletas.

Contexto

La revisión de la Directiva relativa a la eficiencia energética de los edificios forma parte de las propuestas del «Objetivo 55» de la Comisión para cumplir el Pacto Verde Europeo y la Legislación Europea sobre el Clima. Se añade a los demás componentes del paquete adoptado en julio de 2021, planteando una vía para lograr un parque inmobiliario de cero emisiones de aquí a 2050. Es un instrumento legislativo clave para alcanzar los objetivos de descarbonización de 2030 y de 2050: los edificios representan el 40 % de la energía consumida en la UE y el 36 % de las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con la energía; y la calefacción, la refrigeración y el agua caliente sanitaria son responsables del 80 % de la energía que consumen los hogares.

La Comisión se ha propuesto aliviar la pobreza energética. Hay más de 30 millones de unidades de edificios en la UE que consumen demasiada energía (al menos 2,5 veces más que el edificio medio), lo que aumenta las facturas de energía de los hogares. Los beneficios de unas facturas de energía más bajas son aún más importantes en el contexto actual, en el que el precio de la energía es elevado. Las personas que viven en los edificios menos eficientes y las que se enfrentan a la pobreza energética se beneficiarían de la renovación y la mejora de los edificios, así como de la reducción de los costes de la energía, y no se verían tan afectadas por nuevos aumentos en los precios de mercado ni por la volatilidad.

Al aumentar la tasa de renovación, las medidas de la Directiva revisada crearán puestos de trabajo locales y ayudarán a la difusión de la innovación y a las pymes. El aumento de la intensidad de las renovaciones debe estar respaldada por una capacidad adecuada y una mano de obra cualificada.

Junto con el paquete de medidas presentado hoy, la Comisión ha publicado un documento de trabajo de los servicios de la Comisión en el que se describen posibles escenarios para una vía de transición hacia un ecosistema de construcción más resiliente, más ecológico y más digital. Con este documento, la Comisión invita a los Estados miembros, a las partes interesadas del sector y a todos los demás agentes implicados a participar activamente en la creación conjunta de una visión de futuro del ecosistema de la construcción. Se puede facilitar información adicional, opiniones e ideas sobre acciones, compromisos e inversiones concretos a través de una encuesta de la UE, que estará abierta hasta el 28 de febrero de 2022.

Más información

Preguntas y respuestas sobre la eficiencia energética de los edificios

Ficha informativa sobre la eficiencia energética de los edificios

Propuesta de Directiva sobre la eficiencia energética de los edificios

Anexos de la propuesta de Directiva relativa a la eficiencia energética de los edificios

Directiva relativa a la eficiencia energética de los edificios

Estrategia «Oleada de renovación»

Página de la «Oleada de renovación»

Documento de trabajo de los servicios de la Comisión que contiene el análisis de las estrategias nacionales de renovación a largo plazo

Página web de estrategias de renovación a largo plazo

Pacto Verde Europeo

Documento de trabajo de los servicios de la Comisión sobre construcción sostenible

PDF apto para impresión

El Consejo aprueba la cifra de financiación climática para 2020

● Consejo de la UE
29/10/2021 15:15 | Comunicado de prensa |

El Consejo aprueba la cifra de financiación climática para 2020

En 2020, la Unión Europea y sus 27 estados miembros comprometieron 23.390 millones de euros 1 en financiación climática para ayudar a los países en desarrollo a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y adaptarse a los impactos del cambio climático. Esta cifra fue aprobada por el Consejo hoy, en preparación de la Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas (COP26), que tendrá lugar del 31 de octubre al 12 de noviembre en Glasgow. La cifra se basa en normas nuevas y más detalladas de información sobre financiación climática de la UE. 2

Lee mas

El Consejo fija la posición de la UE para la cumbre climática COP26

● Consejo de la UE
06/10/2021 16:04 | Comunicado de prensa |
El Consejo fija la posición de la UE para la cumbre climática COP26
El Consejo ha aprobado hoy unas conclusiones que establecen la posición de la UE para la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en Glasgow. Las conclusiones enfatizan la extrema urgencia de intensificar la respuesta global para abordar la emergencia climática y subrayan la necesidad de una transición climática justa y equitativa en todo el mundo.

«El mundo no está actualmente en camino de mantener el calentamiento global por debajo de 1,5 grados. Se necesitan muchos más esfuerzos colectivos para mantener la temperatura de nuestro planeta dentro de límites seguros. En la COP26, la UE pedirá a todas las partes del Acuerdo de París que presenten ambiciosos objetivos nacionales de reducción de emisiones y para que los países desarrollados intensifiquen la financiación internacional para el clima. Con las conclusiones adoptadas hoy, la UE no solo tiene la fuerza de voluntad, sino también un mandato firme para dirigir los debates en la dirección correcta: la dirección de proteger el planeta para la beneficiar a todos y estar del lado de aquellos que son más vulnerables al cambio climático «.
Andrej Vizjak, ministro esloveno de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio

Las conclusiones exhortan a todas las partes a que presenten Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC) ambiciosas y reconozcan la necesidad de intensificar los esfuerzos de adaptación colectivamente.

Las conclusiones recuerdan que la UE y sus estados miembros son los principales contribuyentes del mundo a la financiación climática y reafirman su compromiso continuo de aumentar la movilización de la financiación climática internacional. Invitan a otros países desarrollados a aumentar sus contribuciones como parte del objetivo colectivo de los países desarrollados de movilizar conjuntamente USD 100 mil millones por año para 2020 hasta 2025.

Las conclusiones establecen la posición de la UE con respecto a la cooperación voluntaria en virtud del artículo 6, que establece las reglas para los mercados internacionales de carbono, lo que permite a los países negociar reducciones de emisiones. También establecen la posición de la UE con respecto a los plazos comunes para los compromisos de reducción de emisiones incluidos en la NDC de cada país. El Consejo expresa, con miras a alcanzar un consenso en Glasgow, su preferencia por un marco de tiempo común de cinco años para las NDC de todas las partes, que será implementado por la UE a partir de 2031 en adelante solo en el caso de que todas las partes estén obligadas a hacerlo. así y de una manera coherente con la ley climática europea.

Estas conclusiones constituyen el mandato general de la UE para la reunión. Se adoptó un mandato más específico para los negociadores de la UE en lo que respecta a los aspectos financieros en forma de conclusiones del Consejo en el Consejo de Asuntos Económicos y Financieros del 5 de octubre de 2021.

Fondo

La COP26 tiene como objetivo unir a los países para acelerar la acción hacia los objetivos del Acuerdo de París. El Acuerdo de París (AP) fue adoptado en 2015 en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 21) y entró en vigor el 4 de noviembre de 2016. Hasta la fecha cuenta con 197 partes y establece dos objetivos principales. El primer objetivo es limitar el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de los 2 ° C por encima de los niveles preindustriales, y continuar con los esfuerzos para limitarlo a 1,5 ° C. El segundo objetivo es adaptarse a los inevitables impactos del cambio climático y, al mismo tiempo, hacer que los flujos de financiación sean coherentes con el desarrollo resiliente al clima.

Los principales objetivos de la COP26 son alentar a las partes a presentar NDC ambiciosas que establezcan sus objetivos de reducción de emisiones para 2030, discutir medidas de adaptación, aumentar la financiación climática y finalizar el Rulebook de París (las reglas detalladas que hacen operativo el Acuerdo de París).

Entre otras cosas, las partes deben acordar los detalles del llamado artículo 6 que establece las reglas para los mercados internacionales de carbono, lo que permite a las partes negociar reducciones de emisiones. Además, las Partes buscarán establecer un marco de tiempo común para sus NDC. Los debates a nivel mundial giran en torno al establecimiento de un marco temporal común de cinco o diez años.

Conclusiones del Consejo sobre los preparativos de la COP26

Conclusiones del Consejo ECOFIN sobre financiación climática (comunicado de prensa, 5 de octubre de 2021)

Cambio climático: qué está haciendo la UE (información de referencia)

Visita el sitio web

Teresa Ribera presenta el Atlas Interactivo del IPCC, que permite visualizar proyecciones de cambio climático a escala regional

Sexto informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC)

Teresa Ribera presenta el Atlas Interactivo del IPCC, que permite visualizar proyecciones de cambio climático a escala regional

Lunes 27 de septiembre de 2021

La vicepresidenta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha presentado esta herramienta que coteja información climática a escala mundial y permite obtener proyecciones sobre los niveles de calentamiento global en las regiones del planeta.

Este servicio climático supone la última contribución del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) a la observación y el análisis del cambio climático, un trabajo que es fruto del esfuerzo colectivo de los investigadores del Grupo I del Sexto Informe del IPCC.

En su intervención, Teresa ibera ha incidido en que «el cambio climático se expresa de forma diversa en distintas regiones y espacios geográficos. Somos conscientes de que esta expresión desigual de sus efectos seguirá dándose en el futuro. Por ello, este atlas constituye una herramienta fundamental para comprender estos rasgos diferenciales».

El acto, que se ha celebrado en la sede central del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha contado además con la presencia de la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, la presidenta del CSIC, Rosa Menéndez, y el vicerrector de Investigación y Política Científica de la Universidad de Cantabria, Luigi Dell’Olio. El presidente del IPCC, Hoesung Lee, y el secretario general del IPCC, Abdalah Mokssit, han intervenido también de forma telemática.

Información para reducir riesgos

Este nuevo instrumento presentado hoy permite visibilizar de manera gráfica los distintos escenarios posibles según la evolución de las variables que rigen el cambio climático. Con ello, se podrá ofrecer mejor información a los distintos actores públicos y privados para la toma de decisiones de relevancia estratégica en su día a día. Un abanico que abarca desde la planificación y ordenación del territorio, la inversión empresarial, hasta nuevas infraestructuras de recuperación o protección de ecosistemas.

De este modo, esta herramienta permite trabajar desde un nuevo enfoque para minimizar los riesgos derivados del cambio climático. Además, el atlas pretende fomentar la sensibilidad y el conocimiento de los ciudadanos acerca del cambio climático, ya que permite a los usuarios visualizar de forma gráfica los efectos del cambio climático por regiones y a lo largo del tiempo.

En la presentación del atlas también han intervenido las investigadoras Valerie Masson, codirectora del grupo de trabajo 1 del IPCC, y Anna Pirani, responsable de la oficina técnica, así como los investigadores José Manuel Gutiérrez y Richard Jones, coordinadores del Atlas del sexto informe del IPCC, y Daniel San Martín, responsable de su desarrollo técnico.

El lanzamiento del Atlas Interactivo es una muestra de la aportación española al IPCC y a la respuesta multilateral ante el cambio climático. La vicepresidente Ribera ha aprovechado su intervención para reconocer el papel fundamental que juegan los científicos españoles. «España ha sentido siempre su compromiso con el IPCC de forma muy especial y no siempre ha sido fácil poner en valor, a la altura que se merecen, el trabajo de nuestros investigadores. Su compromiso para proponer soluciones frente a problemas complejos ayuda a fortalecer la capacidad de respuesta de todos nosotros. Actuar frente al cambio climático con el fundamento de la ciencia es la mejor receta», ha enfatizado.

Participación de España en el IPCC

Las ministras Teresa Ribera y Diana Morant, con los anfitriones del acto celebrado en la sede del CSICEn el plano internacional, el desarrollo del atlas ha supuesto un salto cualitativo en la participación de España en el IPCC, de modo que nuestro país se ha convertido en el cuarto Centro de Distribución de Datos del mundo junto con Estados Unidos, Alemania y el Reino Unido. La vicepresidenta ha subrayado el compromiso del Gobierno de asegurar que este nuevo nivel de colaboración con el IPCC se desarrolle del mejor modo posible, garantizando en particular los recursos necesarios para mantener el Centro de Distribución de Datos y con él, la actualización del Atlas Interactivo, así como el apoyo a la comunidad científica española y la divulgación de los informes que realicen.

«Esta herramienta es extraordinariamente potente -ha señalado la vicepresidenta- pues facilita la visualización de los distintos impactos, cómo afectan a la calidad de nuestra vida, nos permite entender mejor los mensajes científicos y analizar los impactos del cambio climático, y ayuda no solo a la divulgación sino también a la toma de decisiones en el ámbito público y privado».

En este sentido, Ribera ha instado a acelerar la acción climática. De lo contrario, a principios de la próxima década superaremos el umbral de seguridad marcado en el Acuerdo de París. «La neutralidad climática nos obliga a trabajar intensamente. Nos obliga a hacer cambios muy profundos en el modo en el que nos comportamos como ciudadanos. El reto está en asegurar que el cambio de modelo para alcanzar la neutralidad climática a mediados de siglo se haga con equidad, beneficiando a todos».

Una colaboración fructífera

En el marco del Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático (2021-2030), el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y el CSIC han desarrollado una fructífera colaboración para poner en marcha y actualizar el Visor de escenarios de cambio climático. Este instrumento constituye una herramienta clave para que los responsables públicos puedan reconocer los rasgos principales de escenarios de cambio climático a los que se enfrentan y anticiparse a los cambios proyectados.

Este Visor de escenarios climáticos, desarrollado por el equipo del Instituto de Física de Cantabria, es también el precursor del atlas interactivo presentado hoy.

VER MAPA INTERACTIVO

PRIMERA ENTREGA SEXTO INFORME CAMBIO CLIMATICO. IPCC.

COMUNICADO DE PRENSA DEL IPCC
9 de agosto de 2021

El cambio climático es generalizado, rápido y se está intensificando

GINEBRA, 9 de agosto – Según el último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), publicado hoy, los científicos están observando cambios en el clima de la Tierra en todas las regiones y en el sistema climático en su conjunto. Muchos de los cambios observados en el clima no tienen precedentes en miles, sino en cientos de miles de años, y algunos de los cambios que ya se están produciendo, como el aumento continuo del nivel del mar, no se podrán revertir hasta dentro de varios siglos o milenios.

Sin embargo, una reducción sustancial y sostenida de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y de otros gases de efecto invernadero permitiría limitar el cambio climático.

Aunque las mejoras en la calidad del aire serían rápidas, podrían pasar entre 20 y 30 años hasta que las temperaturas mundiales se estabilizasen, según el informe del Grupo de Trabajo I del IPCC, Cambio Climático 2021: Bases físicas, aprobado el viernes por los 195 gobiernos Miembros del IPCC, en una reunión de aprobación celebrada en formato virtual a lo largo de dos semanas y que empezó el 26 de julio.

El informe del Grupo de Trabajo I supone la primera entrega del Sexto Informe de Evaluación (IE6) del IPCC, que se completará en 2022. “Este informe refleja unos esfuerzos extraordinarios realizados en circunstancias
excepcionales”, dijo Hoesung Lee, Presidente del IPCC. “Las innovaciones y los avances en climatología reflejados en este informe constituyen una aportación inestimable para las negociaciones y la toma de decisiones sobre el clima.”

Calentamiento acelerado

En el informe se ofrecen nuevas estimaciones sobre las probabilidades de sobrepasar el nivel de calentamiento global de 1,5 ºC en las próximas décadas, y se concluye que, a menos que las emisiones de gases de efecto invernadero se reduzcan de manera inmediata, rápida y a gran escala, limitar el calentamiento a cerca de 1,5 ºC o incluso a 2 ºC será un objetivo inalcanzable.

Según este informe, las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de las actividades humanas son responsables de un calentamiento de aproximadamente 1,1 °C desde 1850-1900, y se prevé que la temperatura mundial promediada durante los próximos 20 años alcanzará o superará un calentamiento de 1,5 ºC. Este dato es fruto de la mejora de los conjuntos de datos de observación para evaluar el calentamiento histórico, así como de los progresos en el conocimiento científico de la respuesta del sistema climático a las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por el ser humano.

“Este informe es una constatación de la realidad”, dijo la Copresidenta del Grupo de Trabajo I del IPCC, Valérie Masson-Delmotte. “Ahora tenemos una visión mucho más clara del clima pasado, presente y futuro, lo que es fundamental para entender hacia dónde nos dirigimos, qué se puede hacer y cómo podemos prepararnos.”

Todas las regiones se enfrentan a cambios crecientes

Si bien muchas de las características del cambio climático dependen directamente del nivel de calentamiento global, a menudo lo que experimentan las personas es muy distinto de ese promedio mundial. Por ejemplo, el calentamiento en la superficie terrestre es superior al promedio mundial y, particularmente en el Ártico, el calentamiento es más del doble.

“El cambio climático ya afecta de múltiples maneras a todas las regiones de la Tierra. Todo aumento del calentamiento exacerbará los cambios que estamos experimentando”, declaró el Copresidente del Grupo de Trabajo I del IPCC, Panmao Zhai.

Las proyecciones del informe indican que en las próximas décadas los cambios climáticos aumentarán en todas las regiones. Según el informe, con un calentamiento global de 1,5 °C, se producirá un aumento de las olas de calor, se alargarán las estaciones cálidas y se acortarán las estaciones frías; mientras que con un calentamiento global de 2 °C los episodios de calor extremo alcanzarían con mayor frecuencia umbrales de tolerancia críticos para la agricultura y la salud.

Sin embargo, no es cuestión únicamente de la temperatura. Como consecuencia del cambio climático, las diferentes regiones experimentan distintos cambios, que se intensificarán si aumenta el calentamiento; en particular, cambios en la humedad y la sequedad, los vientos, la nieve y el hielo, las zonas costeras y los océanos. Por ejemplo:
– El cambio climático está intensificando el ciclo hidrológico. Esto conlleva una mayor intensidad de las precipitaciones y las inundaciones asociadas, así como unas sequías más intensas en muchas regiones.
– El cambio climático está afectando a los patrones de precipitación. En las latitudes altas, es probable que aumenten las precipitaciones, mientras que se prevé que disminuyan en gran parte de las regiones subtropicales. Se esperan cambios en las precipitaciones monzónicas, que variarán según la región.
– Las zonas costeras experimentarán un aumento continuo del nivel del mar a lo largo del siglo XXI, lo que contribuirá a la erosión costera y a que las inundaciones costeras sean más frecuentes y graves en las zonas bajas. Los fenómenos relacionados con el nivel del mar extremo que antiguamente se producían una vez cada 100 años podrían registrarse con una frecuencia anual a finales de este siglo.
– Un mayor calentamiento amplificará el deshielo del permafrost, así como la pérdida de la capa de nieve estacional, el derretimiento de los glaciares y los mantos de hielo, y la pérdida del hielo marino del Ártico en verano.
– Los cambios en el océano, como el calentamiento y la acidificación del océano, el aumento de la frecuencia de las olas de calor marinas, y la reducción de los niveles de oxígeno, están claramente relacionados con la influencia humana. Estos cambios afectan tanto a los ecosistemas de los océanos como a las personas que dependen de ellos, y continuarán produciéndose al menos durante el resto del siglo.
– En el caso de las ciudades, algunos aspectos del cambio climático pueden verse amplificados, en particular el calor (ya que las zonas urbanas suelen ser más cálidas que sus alrededores) y las inundaciones debidas a episodios de precipitaciones intensas y al aumento del nivel del mar en las ciudades costeras.

En el Sexto Informe de Evaluación se ofrece por primera vez un análisis más detallado del cambio climático a nivel regional —prestándose especial atención a la información útil que puede servir de base para la evaluación de riesgos, la adaptación y la adopción de otras decisiones— así como un nuevo marco que ayuda a traducir los cambios físicos del clima (calor, frío, lluvias, sequías, nieve, viento, inundaciones costeras, etc.) en lo que representan para la sociedad y los ecosistemas.

Esta información regional puede consultarse en detalle en el nuevo Atlas Interactivo interactive-atlas.ipcc.ch, así como en las fichas informativas regionales, el Resumen técnico y el informe de base.

La influencia humana en el clima pasado y futuro

“Desde hace décadas es evidente que el clima de la Tierra está cambiando, y el papel de la influencia humana en el sistema climático es indiscutible”, dijo Masson-Delmotte. Sin embargo, en el nuevo informe también se reflejan importantes avances en los fundamentos científicos de la atribución, es decir, en la comprensión del papel que desempeña el cambio climático en la intensificación de determinados fenómenos meteorológicos y climáticos, como las olas de calor extremas y las precipitaciones intensas.

En el informe también se pone de manifiesto que las acciones humanas todavía pueden determinar el curso futuro del clima. Hay pruebas claras de que el dióxido de carbono (CO2) es el principal causante del cambio climático, aunque otros gases de efecto invernadero y contaminantes atmosféricos también afectan al clima.

“Si queremos estabilizar el clima será necesario reducir de forma sustancial, rápida y sostenida las emisiones de gases de efecto invernadero para finalmente lograr cero emisiones netas de CO2. Asimismo, limitar otros gases de efecto invernadero y contaminantes atmosféricos, especialmente el metano, podría ser beneficioso tanto para la salud como para el clima”, afirmó Zhai.

En el informe del Grupo de Trabajo I se aborda la comprensión física del sistema climático y del cambio climático más actualizada, reuniendo para ello los últimos avances en climatología y combinando diversas líneas de evidencia procedentes del paleoclima, las observaciones, el conocimiento de los procesos y las simulaciones climáticas mundiales y regionales. En él se exponen la manera en que ha cambiado el clima hasta la fecha y las razones de ese cambio, así como una mejor comprensión de la influencia humana en una gama más amplia de
características climáticas, incluidos los fenómenos extremos. Se prestará mayor atención a la información regional que puede servir para evaluar los riesgos climáticos.

El Resumen para responsables de políticas, que forma parte de la contribución del Grupo de Trabajo I al Sexto Informe de Evaluación (IE6), así como otros materiales e información pueden consultarse en https://www.ipcc.ch/report/ar6/wg1/

Nota: La publicación del informe, prevista inicialmente para abril de 2021, se retrasó varios
meses debido a la pandemia de COVID-19, ya que las labores de la comunidad científica, incluido el IPCC, pasaron a realizarse en línea. Es la primera vez que el IPCC celebra una reunión de aprobación en formato virtual para uno de sus informes.

VER MAS Y OTRAS RELACIONADAS EN LOS SIGUIENTES ENLACES

Español — IPCC

Informes de Evaluación del IPCC (miteco.gob.es)

ONU Cambio Climático acoge con satisfacción el Resumen del IPCC para responsables de políticas sobre la base científica del cambio climático | CMNUCC (unfccc.int)

Pacto Verde Europeo: la Comisión propone transformar la economía y la sociedad de la UE para alcanzar los objetivos climáticos

Comunicado de prensa14 de julio de 2021Bruselas

La Comisión Europea ha adoptado hoy un conjunto de propuestas para adaptar las políticas de la UE en materia de clima, energía, uso del suelo, transporte y fiscalidad a fin de reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero en al menos un 55 % de aquí a 2030, en comparación con los niveles de 1990. Conseguir estas reducciones de las emisiones en la próxima década es crucial para que Europa se convierta en el primer continente climáticamente neutro del mundo de aquí a 2050 y hacer realidad el Pacto Verde Europeo. Con las propuestas de hoy, la Comisión presenta los instrumentos legislativos para cumplir los objetivos consagrados en la Ley Europea del Clima y transformar nuestra economía y nuestra sociedad de cara a un futuro justo, ecológico y próspero.

Un conjunto completo e interrelacionado de propuestas

Las propuestas de hoy facilitarán la necesaria reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en la próxima década. Combinan lo siguiente: aplicación del comercio de derechos de emisión a nuevos sectores y refuerzo del actual régimen de comercio de derechos de emisión de la UE; mayor uso de las energías renovables; mayor eficiencia energética; despliegue más rápido de los modos de transporte de bajas emisiones y de la infraestructura y los combustibles para sostenerlos; ajuste de las políticas fiscales a los objetivos del Pacto Verde Europeo; medidas para evitar la fuga de carbono; instrumentos para preservar y potenciar nuestros sumideros naturales de carbono.