CONAIF, en colaboración con Naturgy, pone en marcha dos cursos online sobre reparaciones eléctricas y de gama blanca, aerotermia y aire acondicionado

NOTA DE PRENSA

CONAIF ha puesto en marcha un espacio virtual para la formación de instaladores colaboradores de Naturgy, donde se han habilitado dos plataformas online desde las que se pueden realizar distintos tipos de cursos.

El día 14 de junio comenzaron los dos primeros. La plataforma de formación Instalcampus, constituida por las asociaciones de CONAIF en Guipúzcoa (Instagi), Sevilla (Epyme), Barcelona (Gremi BcN-Fegicat) y Madrid (Agremia) imparte el curso de reparaciones de electrodomésticos de gama blanca, aerotermia y aire acondicionado, de 7 horas de duración y modalidad mixta (online y “streaming” a través de un aula virtual).

Fuentes de Instalcampus afirman que “este curso supone un paso adelante en la formación de los instaladores que realizan inspecciones y asistencias de mantenimiento por parte de las empresas colaboradoras de Naturgy”. Se trata de una “formación diseñada con abundantes recursos multimedia, que permite asumir unos conocimientos técnicos de una forma sencilla y cómoda para los alumnos inscritos, con un método de seguimiento y autoevaluación intuitivo, a la vez que riguroso”, señalan las mismas fuentes.

Por su parte Gremi Baix Fundació, entidad vinculada al Gremio de Instaladores del Baix Llobregat (Gibaix-Fegicat), integrado en CONAIF, ofrece a través de su plataforma formativa el curso de reparaciones eléctricas en instalaciones domésticas y fotovoltaicas, dirigido a los técnicos que realizan los servicios de emergencias eléctricas en los contratos de mantenimiento eléctrico y fotovoltaico de Naturgy (ServiElectric y ServiElectric con energía solar). También tiene una duración de 7 horas y será impartido en modalidad mixta.

CONAIF estima que más de 600 alumnos cursarán ambos programas a lo largo de 2021. Los que superen el examen final de conocimientos recibirán por parte de esta Confederación Nacional un certificado de aptitud.

Madrid, 2 de julio de 2021

Nuevas vías de acceso en electricidad de baja tensión

NOTA DE PRENSA

 

El Ministerio de Industria tiene en cuenta la petición de CONAIF para dotar a los instaladores de nuevas vías de acceso en electricidad de baja tensión

CONAIF se congratula de la publicación, el día 28 de abril, del Real Decreto 298/2021 por el que se modifican diversas normas reglamentarias en materia de seguridad industrial. Esta disposición, que actualiza la normativa de este tipo en España armonizando los distintos reglamentos en lo relativo a los medios laborales y humanos de las empresas instaladoras, y también en cuanto al acceso a las profesiones que regulan; tiene en cuenta las principales reivindicaciones de CONAIF en materia de seguridad industrial y las recoge en su articulado, a saber:

  • Incorporación en electricidad (REBT) de nuevas vías de acceso para los instaladores, unificando requisitos con otros reglamentos de seguridad industrial. En las comunicaciones directas con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y en las alegaciones presentadas en los procesos de modificación reglamentaria, CONAIF ha insistido para que se incorporaran en el Reglamento de Baja Tensión (REBT) nuevas formas de acceso a la profesión, similares a las fijadas en otros reglamentos como los de Gas, Frío (RSIF) e Instalaciones Térmicas (RITE).

Desde el próximo 1 de julio, fecha de entrada en vigor de este Real Decreto, se establecen dos nuevas vías de acceso en baja tensión: por competencia reconocida en otro Estado miembro de la UE y mediante entidad de certificación de personas acreditada por ENAC.

  • También respecto al Reglamento de Baja Tensión (REBT), se habilita a los instaladores de categoría básica para ejecutar instalaciones generadoras de baja tensión de potencia inferior a 10 kW. Se trata de una medida impulsada por CONAIF, como la anterior, que ha formado parte de las alegaciones emitidas cuando se modificó el reglamento.

Además de las señaladas, el Real Decreto 298/2021 introduce más novedades que afectan en conjunto al resto de los reglamentos de seguridad industrial, varios de ellos determinantes en la actividad instaladora: Gas, Protección contra Incendios (RIPCI), Frío (RSIF), PPL y Baja Tensión (REBT).

En todos ellos se unifica el requisito de que las empresas instaladoras deberán contar como mínimo con un instalador habilitado de categoría igual o superior a la categoría (en el RIPCI no existen categorías) en la que se ha acreditado la empresa, contratado en plantilla y a jornada completa, así como contar también con responsables técnicos en plantilla y a jornada completa pero en este último caso, en función de lo que establezca cada uno de dichos reglamentos.

E incorporan en sus contenidos otra de las propuestas de CONAIF al considerar que, el requisito de contar con un profesional habilitado en plantilla, quedará satisfecho si se cumple con alguna de las siguientes condiciones:

  • En el caso de empresas instaladoras, si la titularidad de la cualificación individual la ostenta uno de los socios, siempre que trabaje para la empresa a jornada completa o durante el horario de apertura de la misma.
  • En el caso de que sea un autónomo, si éste dispone de la habilitación como instalador de baja tensión.

Madrid, 17 de mayo de 2021.

Agilización de la acreditación de competencias profesionales

El Gobierno ha acordado abrir un procedimiento de carácter permanente para evaluar y acreditar las competencias profesionales que una persona haya adquirido a través de la experiencia laboral o de vías no formales de formación.

La portavoz ha recordado que casi la mitad de la población activa española no tiene un reconocimiento formal de sus competencias profesionales, a pesar de desempeñar su actividad laboral a diario. En los últimos 10 años, ha añadido, solo se acreditaron las de 300.000 trabajadores.

Con la medida impulsada hoy, el Ministerio de Educación y Formación Profesional prevé acreditar las competencias de más de tres millones de personas hasta 2024. Cualquier persona podrá solicitar su acreditación siempre y cuando justifique al menos tres años de trabajo en la competencia que quiere acreditar o un mínimo de 2.000 horas trabajadas en los 15 años previos a la presentación de la solicitud.

Montero ha subrayado que el sistema de acreditación será acumulable para que el beneficiario pueda obtener el título de Formación Profesional o certificado de profesionalidad referido a las unidades de competencias reconocidas.