NP_Bosch inicia su camino hacia la descarbonización del mercado de la calefacción industrial

Bosch inicia su camino hacia la descarbonización del mercado de la calefacción industrial

  • Calderas de hidrógeno, calderas híbridas y calderas eléctricas. Bosch Termotecnia ofrece diferentes alternativas ecológicas a los combustibles fósiles para que las industrias puedan reducir su huella de CO2 de forma sostenible.
  • En el marco del ciclo de cuatro jornadas ‘Industrial Efficient Solutions’, Alejandro Baschwitz explicó la apuesta de Bosch por el hidrógeno como fuente de combustible cero emisiones

Madrid, 9 de mayo de 2021. Hoy en día, cada vez son más las empresas en búsqueda de iniciativas que les permitan reducir su huella de carbono y concienciar a sus clientes de la importancia de consumir productos sostenibles que sean responsables con el medio ambiente.

Un camino en el que el Grupo Bosch ya se ha adentrado, pues este pasado año 2020 ha conseguido reducir sus emisiones de carbono en 80.000 toneladas, convirtiéndose en la primera empresa industrial que opera a nivel global de forma neutral en carbono. Esto implica que, en sus más de 400 localizaciones distribuidas a lo largo de todo el mundo, desde el desarrollo hasta la producción y la administración, ya no dejan huella de carbono. Asimismo, el Grupo Bosch se ha marcado como objetivo para 2030 reducir las emisiones a lo largo de toda la cadena de suministro.

Siguiendo esta línea, y consciente de que el sector industrial es el responsable de más del 30% del consumo de energía de nuestro país, según datos del IDAE, Bosch Termotecnia trabaja por buscar soluciones que ayuden a la descarbonización de los procesos energéticos industriales y la producción de calor.

En este sentido, Bosch Industrial celebró el pasado martes el primero de los cuatro encuentros que conforman el ciclo de jornadas digitales – Industrial Efficient Solutions 2021. Una cita con los profesionales del sector que tiene el objetivo de mostrar las claves para obtener una alta disponibilidad y eficiencia en sus instalaciones, así como dar a conocer las últimas tendencias del mercado y las novedades de la marca. La primera jornada abordaba la temática de la “Descarbonización: Calderas de hidrógeno, calderas híbridas y calderas eléctricas”, en la que Bosch apuesta por el hidrógeno como fuente de combustible cero emisiones.

En palabras de Alejandro Baschwitz, responsable del Negocio Industrial, “actualmente, las calderas son sistemas que duran más de 30 años, por lo que es importante prepararlas para el futuro. Por ello, desde Bosch, trabajamos continuamente porque nuestras calderas estén listas y disponibles para ser utilizadas con los combustibles del futuro”.

Asimismo, Baschwitz señala dos tendencias que están marcando el presente y el futuro del mercado energético de la industria: “por un lado, hay que destacar que entre un 20 y un 30% del uso de la energía industrial actual se podría reducir utilizando las tecnologías de última generación ya disponibles, y por otro, el futuro uso de los combustibles alternativos deberá considerarse a la hora de diseñar y construir nuevas instalaciones”.

Así, teniendo en cuenta que uno de los principales retos y necesidades de I+D en el desarrollo de tecnologías de energía térmica industrial es conseguir cero emisiones de carbono, Bosch Termotecnia ofrece diferentes alternativas ecológicas a los combustibles fósiles para que las industrias puedan reducir su huella de forma sostenible.

  • Calderas de Hidrógeno: La combustión de hidrógeno (H2) es extremadamente respetuosa con el medio ambiente. Su combustión no genera CO2, sino agua pura. Para todas las calderas industriales de Bosch en el rango de potencia media y grande, la marca ofrece soluciones para el uso de hasta un 100% de hidrógeno. Si la cantidad de hidrógeno disponible fluctúa o es insuficiente, el hidrógeno se puede utilizar como complemento, por ejemplo, del gas natural en un quemador multicombustible para su proceso de generación de vapor o agua caliente. También es posible suministrar todas las calderas industriales convencionales de Bosch «H2-ready». Esto le facilita la conversión a hidrógeno en una fecha posterior.
  • Calderas de biogás: las empresas industriales, como las cervecerías, a menudo producen biogás a partir del reciclaje de residuos orgánicos. Bosch ofrece todas las calderas de agua caliente y vapor de Bosch como variantes de biogás. Para ello, la marca adapta el sistema exactamente a la composición de su biogás individual para garantizar una alta eficiencia y emisiones mínimas. Dado que la caudal de biogás producido no siempre es suficiente para cubrir la demanda de calor requerida, es común instalar quemadores especiales para varios combustibles. De esta forma, la composición del combustible utilizado se puede ajustar dinámicamente según la disponibilidad de biogás en cada momento.
  • Calderas para bioaceite y otros combustibles líquidos: el bioaceite y los combustibles especiales como el alcohol o el aceite de pescado se acumulan como subproductos en muchas áreas de la producción moderna. Su uso como combustible en las salas de calderas reduce el consumo de combustibles fósiles para la generación de calor. Al mismo tiempo, se pueden evitar los costes de logística y eliminación. Bosch equipa sus calderas de agua caliente y vapor con soluciones específicas para un combustible específico, como precalentamiento de aire y combustible, limpieza neumática automática de la cámara de combustión y quemadores especiales para asegurar un mínimo de emisiones.
  • Calderas de recuperación de calor residual: la producción industrial y la generación de energía descentralizada, por ejemplo, con unidades de cogeneración o turbinas, produce gases de escape calientes. Las calderas de recuperación Bosch del calor residual de los gases pueden aprovechar la energía recuperada para producir agua caliente o vapor. Esto reduce la demanda total de energía. Además de las calderas de recuperación puras,  también están disponibles calderas de recuperación con quemador. Estas generan hasta un 15% de la potencia máxima de la caldera de forma respetuosa con el medio ambiente utilizando calor residual. En la operación a cargas parciales, pueden llegar a cubrir más del 50% de la producción.
  • Calderas híbridas: la proporción de empresas industriales y plantas modernas de suministro de energía con generación de energía regenerativa in situ está aumentando desde hace muchos años. Con las calderas híbridas de Bosch se pueden utilizar excedentes de hasta 5 MW por caldera para la producción de agua caliente o vapor, reduciendo así el consumo de combustibles al mínimo. También es posible diseñar calderas híbridas en combinación con biocombustibles como variante neutral de CO2. La opción híbrida está disponible para todas las calderas de Bosch de las series UT-L, UL-S y ZFR.
  • Calderas de vapor eléctricas: con la nueva serie ELSB es posible utilizar electricidad generada de forma ecológica a partir de fuentes renovables para la generación de vapor. No se producen gases de escape en el proceso. La caldera eléctrica de Bosch es compatible con todos los componentes de la sala de calderas,  como sistemas para tratamiento de agua o gestión de condensados. La conectividad integrada de su sistema de control asegura que la caldera solo se encienda cuando su electricidad verde esté disponible.

De esta forma, Bosch Termotecnia lleva años investigando el papel del hidrógeno en el proceso de descarbonización del mercado energético industrial, y en este sentido, apuesta por un futuro sostenible donde existirán soluciones híbridas que funcionen a través de una mezcla de diferentes fuentes de energía renovable combinadas con hidrógeno.

La segunda jornada tendrá lugar el próximo 2 de julio y tratará sobre la caldera de vapor compacta de última generación Universal CSB, caracterizada por su elevada eficiencia de hasta el 95,2%, sus reducidas emisiones gaseosas y su funcionamiento versátil con quemadores UCB multicombustible (gasóleo, gas biogás o hidrógeno), así como del sistema de control compacto CSC, ideal para calderas de vapor con producciones de hasta 4000 kg/h de vapor. Los interesados, podrán registrarse a través de www.industrialefficientsolutions.es.

El Gobierno aprueba el Real Decreto que regula el procedimiento básico para la certificación energética de los edificios

Consejo de Ministros

01/06/2021

La norma establece la metodología y definiciones técnicas para el cálculo de la calificación energética y actualiza las obligaciones de los promotores y propietarios en cuanto a las características técnicas que deben cumplir los inmuebles en materia de certificación energética

Este cambio normativo responde a la adecuación de la normativa española al objetivo de descarbonización a 2050 y tiene como objetivo la mejora de la eficiencia energética de los edificios, en línea con los objetivos del PNIEC y del Plan de Recuperación

El Certificado de Eficiencia Energética recoge la información más relevante sobre la situación energética de los edificios y juega un papel clave para mejorar la calidad de la información energética y la valoración de su rendimiento

El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) y el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), ha aprobado este martes el Real Decreto que establece el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios.

Este cambio normativo actualiza las condiciones técnicas y administrativas del proceso para la certificación energética de los edificios y responde a la adecuación de la normativa española a las nuevas necesidades y retos adquiridos para alcanzar el objetivo de descarbonización a 2050.

El Certificado de Eficiencia Energética recoge la información más relevante sobre la situación energética de cada inmueble y desempeña un papel estratégico en la mejora de la calidad de la información energética y la valoración de su rendimiento, elementos clave para evaluar la toma de decisiones que afecten al edificio.

Este Real Decreto regula la metodología y definiciones técnicas para el cálculo de la calificación energética, así como la documentación exigible para tramitar la certificación energética de los edificios. Además, fija el contenido mínimo del Certificado de Eficiencia Energética y las condiciones para obtener la etiqueta de eficiencia energética de los edificios.

La norma, que adapta la certificación energética a la normativa europea mediante la transposición parcial de la Directiva 2018/844, actualiza las obligaciones de los promotores y los propietarios de edificios en cuanto a las características técnicas que deben cumplir los inmuebles en materia de certificación energética, tanto en relación con los proyectos de edificación como con las obras terminadas.

MAYOR EFICIENCIA, TRANSPARENCIA Y CONTROL

El Real Decreto promueve la activación de medidas de mejora de la eficiencia energética de los edificios, en línea con los objetivos del Plan Nacional de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC), que establece como objetivo a 2030 la rehabilitación de 1.200.000 viviendas reduciendo la dependencia energética y las emisiones de los edificios.

Al mismo tiempo, este cambio normativo será clave para la promoción y puesta en marcha de medidas de mejora de la eficiencia energética de los edificios, a través de las actuaciones en materia de rehabilitación de vivienda, regeneración urbana y modernización de la Administración Pública contempladas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

La aprobación de esta norma también tiene el objetivo de mejorar la transparencia en la información a compradores y usuarios mediante el Certificado de Eficiencia Energética de edificios y el nuevo Registro Administrativo Centralizado de informes de evaluación energética, que recogerá la información remitida por las comunidades autónomas en esta materia.

De igual manera, se incorporan mejoras en aspectos de digitalización y acceso de la información relativa a la energía edificatoria, dinamizando y permitiendo impulsar las actuaciones de rehabilitación energética de los edificios.

Asimismo, este Real Decreto actualizará los mecanismos de seguimiento y control por parte de las administraciones públicas, agentes del sector y usuarios, a través de la Comisión asesora para la certificación de eficiencia energética de los edificios.

AMPLIACIÓN DE LA CERTIFICACIÓN OBLIGATORIA

La aprobación de este Real Decreto amplía el parque de edificios obligados a disponer de una certificación de eficiencia energética. De esta manera, aquellas construcciones con una superficie útil total superior a 500 m y destinadas a un uso administrativo, sanitario, comercial, residencial público, docente, cultural, recreativo, logístico, hostelero o deportivo deberán tener su Certificado de Eficiencia Energética.

Lo mismo ocurre con los edificios ocupados por una administración pública con una superficie útil total superior a 250 m2, independientemente de la frecuencia y afluencia de público en el mismo. Se trata de una medida que supera los mínimos exigidos a nivel comunitario, en línea con el compromiso de la Administración Pública con la eficiencia energética de los edificios.

A su vez, aquellos inmuebles que deban pasar obligatoriamente la Inspección Técnica del Edificio (ITE) y rehabilitaciones energéticas en los próximos años también estarán obligados a disponer de esta certificación de eficiencia energética.

ACTUALIZACIÓN Y MEJORA DE PROCEDIMIENTOS           

La aplicación del Real Decreto regula las visitas presenciales de los técnicos competentes, que deberán revisar al menos una vez cada edificio para verificar las condiciones de eficiencia energética para emitir el certificado.

La nueva norma distingue entre certificación de eficiencia energética de proyecto y de obra terminada, al tiempo que reduce de 10 años a 5 años el periodo de validez de los certificados de peor calificación energética. Además, se establece también la obligación, tanto de particulares como de empresas, de mostrar la calificación energética en la publicidad de alquiler o venta de los edificios.

Documentos

El sector de la calefacción advierte del riesgo de no alcanzar los objetivos de reducción de emisiones de CO2 si no se renuevan los aparatos obsoletos de calefacción

El sector de la calefacción, representado por Sedigas, Conaif, Fegeca, CNI y Amascal, destaca el importante papel que puede jugar el sector de la calefacción en el proceso de transición energética y descarbonización de la economía y del sector residencial. Para conseguirlo, las asociaciones recalcan la importancia de la sustitución de los sistemas de calefacción viejos e ineficaces por sistemas de condensación más eficientes, con los que se conseguiría mejorar hasta en un 20% la eficiencia energética en la edificación y reducir en un porcentaje aún mayor, del 30%, la emisión de CO2 al ambiente y de partículas contaminantes que ensucian la calidad del aire en nuestras ciudades.

El parque de viviendas de nuestro país cuenta con un alto potencial de mejora, tanto en materia de eficiencia energética como en reducción de emisiones contaminantes, por lo que existen diversas líneas de rehabilitación que buscan reducir el consumo de energía primaria en la edificación, un sector que actualmente representa casi la mitad del consumo de energía en España. En este sentido, el sector de la calefacción considera necesario que, para contar con edificios más sostenibles y eficientes, se impulse la instalación de nuevos aparatos digitales de condensación para ACS y calefacción, en sustitución de equipos obsoletos o que utilicen otros combustibles más contaminantes. La renovación de equipos de condensación cuenta con la ventaja de que se pueden instalar en el mismo lugar en el que se encontraban los antiguos equipos sin necesidad de hacer obras y con una inversión mínima para el cliente.

Asimismo, las asociaciones destacan que la ralentización en la renovación de aparatos antiguos por aparatos de condensación con gas natural que aportarán soluciones digitales a las instalaciones pondrá en peligro alcanzar los objetivos ambientales definidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021/2030 (PNIEC).

Otro efecto colateral de la no renovación de aparatos antiguos es el freno a la generación de empleo local.  El sector de la calefacción y de la producción de agua caliente sanitaria está formado más de 25.000 empresas (fabricantes, almacenistas y distribuidores de calefacción y agua caliente sanitaria, y pequeñas y medianas empresas instaladoras locales) que generan 7.500 millones de euros anuales y cuenta con más de 161.000 profesionales en todo el territorio nacional, que se verían afectados por el frenazo en la actividad del sector. Si se impulsara esta renovación del parque de instalaciones térmicas, no sólo se impulsaría el cumplimiento de los objetivos de transición energética fijados en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España al reducir las emisiones de CO2 de los edificios, sino que se contribuiría a generar riqueza en todo el país.

Apuesta por el gas renovable para mejorar la eficiencia energética en el sector residencial

El sector de la calefacción señala que los sistemas de calefacción basados en la electricidad son inviables técnica y/o económicamente en muchos edificios, y poco efectivos en aquellos inmuebles que hacen un uso más intensivo de la calefacción por situarse en zonas frías.

En este sentido, el sector de la calefacción destaca que la transición hacia un modelo energético basado en el uso del gas renovable es una alternativa justa y eficiente para alcanzar el objetivo de la descarbonización. Nuestro país cuenta con una extensa red de gas natural que ya está preparada para distribuir gas renovable y que puede conectar casi cada rincón de España, por lo que puede llevar las ventajas de esta energía renovable tanto a áreas industriales y de gran actividad económica como a barrios residenciales, y sin que los usuarios tengan que realizar ninguna modificación o inversión adicional en sus equipos.

Las entidades citadas al principio acompañadas por AGASCA y FEGAFON se reunieron el pasado 21 de este mes de Mayo con el INEGA para hacer llegar a la Dirección General de Planificación Estratégica y Recursos Naturales de Galicia el documento sectorial preparado por dichas entidades en relación con el asunto.

LEY DE CAMBIO CLIMATICO Y TRANSICION ENERGETICA

Publicada en el BOE del pasado Viernes la Ley 7/2021, de 20 de mayo, de cambio climático y transición energética.

Esta ley tiene por objeto asegurar el cumplimiento, por parte de España, de los objetivos
del Acuerdo de París, adoptado el 12 de diciembre de 2015, firmado por España el 22 de
abril de 2016 y publicado en el «Boletín Oficial del Estado» el 2 de febrero de 2017; facilitar
la descarbonización de la economía española, su transición a un modelo circular, de modo
que se garantice el uso racional y solidario de los recursos; y promover la adaptación a los
impactos del cambio climático y la implantación de un modelo de desarrollo sostenible que
genere empleo decente y contribuya a la reducción de las desigualdades.

Se establecen los siguientes objetivos mínimos nacionales para el año 2030 al
objeto de dar cumplimiento a los compromisos internacionalmente asumidos y sin perjuicio
de las competencias autonómicas:
a) Reducir en el año 2030 las emisiones de gases de efecto invernadero del conjunto
de la economía española en, al menos, un 23% respecto del año 1990.
b) Alcanzar en el año 2030 una penetración de energías de origen renovable en el
consumo de energía final de, al menos, un 42%.
c) Alcanzar en el año 2030 un sistema eléctrico con, al menos, un 74% de generación
a partir de energías de origen renovables.
d) Mejorar la eficiencia energética disminuyendo el consumo de energía primaria en,
al menos, un 39,5%, con respecto a la línea de base conforme a normativa comunitaria.

Antes de 2050 y en todo caso, en el más corto plazo posible, España deberá alcanzar
la neutralidad climática, con el objeto de dar cumplimiento a los compromisos
internacionalmente asumidos, y sin perjuicio de las competencias autonómicas, y el sistema
eléctrico deberá estar basado, exclusivamente, en fuentes de generación de origen renovable.

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) es la herramienta de
planificación estratégica nacional que integra la política de energía y clima, y refleja la
contribución de España a la consecución de los objetivos establecidos en el seno de la
Unión Europea en materia de energía y clima, de conformidad con lo establecido en la
normativa de la Unión Europea. Será aprobado por real decreto del Consejo de Ministros,
a propuesta de la Ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

En un plazo inferior a seis meses desde la entrada en vigor de la presente ley, el Gobierno elaborará un Plan de Rehabilitación de Viviendas y Renovación urbana con el objetivo de mejorar el parque edificado, independientemente de su titularidad, a efectos de cumplimentar los indicadores de eficiencia energética establecidos en el PNIEC y garantizar la integración de dichas actuaciones con el resto de los objetivos de mejora establecidos en la Agenda Urbana
Española. Este Plan deberá seguir los criterios y objetivos recogidos en la estrategia a largo
plazo para la rehabilitación energética en el sector de la edificación en España (ERESEE).

La “democracia energética” llega con las nuevas comunidades energéticas

27 ABRIL, 2021 JUANJO CATALÁN HAZ UN COMENTARIO

EN SIN CATEGORÍA

Como comentaba en mi post de noviembre, sobre el cambio que suponen las comunidades energéticas, nos encaminamos hacia un modelo energético donde el consumidor formará parte activa del mercado eléctrico, proporcionado flexibilidad al sistema: ya sea dotando a su instalación solar de baterías donde almacenar la energía no consumida, o transfiriendo la energía almacenada en la batería de su vehículo eléctrico a la red (tecnología V2G).

Las poblaciones, en especial las grandes ciudades, son una parte clave en el problema del cambio climático a escala global. Esto significa que también juegan un papel importante en la reducción del consumo energético y las emisiones de CO2. Para alcanzar los objetivos de la Unión Europea, se están realizando acciones para promover un sistema cooperativo de mayor eficiencia energética y mejor uso de los recursos disponibles. Entre estas acciones, destaca la creación de comunidades energéticas locales.

Directiva europea sobre comunidades energéticas

El modelo energético comunitario va encaminado a transformar nuestro sistema energético para que sea más democrático, sostenible y estable.

La UE ha sentado recientemente las bases legales para esta reconstrucción. Ahora corresponde a los Estados miembros y a las autoridades locales garantizar que el concepto prospere, acelerando democráticamente la descarbonización. Y aunque esta figura no está reconocida actualmente en nuestra legislación, en el carácter más ciudadano se está trabajando en ello; y, además, el PNIEC (Plan Integrado de Energía y Clima 2021 -2030) prevé la figura de las Comunidades Locales de Energía.

Cabe recordar que la Unión Europea aprobó en los años 2018 y 2019 dos directivas que contienen dos definiciones: la de Comunidad de Energías Renovables y la de Comunidad Ciudadana de Energía.

  • Comunidades de Energía Renovables, en la Directiva de Renovables: es la figura traspuesta en el Real Decreto-ley 23/2020, de 23 de junio. Estas comunidades pueden tener un trato específico en las subastas de renovables o incluso no tener que presentarse a subastas sino poder adherirse a sus resultados.
  • Comunidades Ciudadanas de Energía, en la Directiva de Mercado Interior de Electricidad: aún no traspuesta en nuestro país, que sí pueden constituirse en distribuidoras.

Comunidades locales de energía (Fuente: Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, 2020).

En España hay ahora mismo existen 33 proyectos de comunidades energéticas en diferentes grados de desarrollo y tipo de propuesta. Sin embargo, guardan aspectos comunes, como que todos están pendientes de la trasposición definitiva de las directivas. Conocen el espíritu de las leyes europeas, y están muy pendientes de cómo se va a definir “la letra pequeña”.

Un modelo de transición energética hacia la descarbonización

Uno de los principales objetivos de las comunidades energéticas locales es proteger el medio ambiente haciendo un mayor uso de energía renovable. La Unión Europea estima que gran parte del aumento de producción de energía renovable será a nivel local.

En este sentido, se estima que las comunidades energéticas locales representarán el 17 % de toda la producción de energía eólica y el 21 % de la producción total de energía para 2030. También se espera que la mitad de los hogares europeos produzcan energía renovable para el año 2050.

Como consecuencia, las emisiones contaminantes se verán reducidas y, dado que su producción se lleva a cabo en áreas que ya están afectadas por la actividad humana, la necesidad de invadir los ecosistemas naturales también será menor.

Los beneficios de las comunidades energéticas locales también se producen a nivel económico y social. Cuando un mayor número de particulares y agentes trabajan en conjunto, su viabilidad económica aumenta. Diversos estudios prospectivos demuestran que las comunidades que participan en el establecimiento de proyectos de energía renovable tienen más probabilidades de tener una visión positiva de generación eólica y solar en su área local.

INSTALACION SOLAR FOTOVOLTAICA

Mejor gestión del sistema eléctrico

Las comunidades energéticas contribuyen a una mejor gestión del sistema eléctrico ya que pueden:

  • Reducir la tensiónde su red en el momento en que el consumo sea máximo y la producción de electricidad alta. Esto permite que el uso de la red energética se desarrolle de manera eficiente y evita el uso de una mayor inversión.
  • Funcionar como una alternativa rentable a las inversiones tradicionales en redes de energía, lo que se traduce en repercusiones económicas positivas.
  • Facilitar la participación de los consumidores de energía desde una mejor comprensión del funcionamiento de sus sistemas energéticos. Al compartir la energía a nivel local, los participantes tienen la seguridad de que su electricidad proviene de fuentes renovables; además, la propiedad compartida les permite tener mayor influencia a la hora de tomar decisiones.
  • Evitar pérdidas de transmisión por proximidad, cuando se produce energía localmente.
  • Impulsar innovación y nuevos modelos de negocio: a partir del desarrollo de los nuevos sistemas de almacenamiento y transformación de la energía y la integración de la generación distribuida en la demanda.
  • Crear puestos de trabajo de alto valor añadido: como el de los instaladores en calidad de asesores de los consumidores, aumentando su rol de prescripción; esto comporta el desarrollo de nuevas habilidades digitales y operativas para la prestación de múltiples nuevos servicios vinculados que llegarán progresivamente.
  • Responden a una nueva demanda social: a través de blockchain, agregación, P2P, flexibilidad, digitalización, Internet de las Cosas (IoT), mercados locales de energía, P2C, big data. Todos estos términos encarnan cómo se van a relacionar las comunidades energéticas, hacia el exterior, tengan el formato que tengan, la forma jurídica que elijan y la fórmula de financiación que más les convenga.

Sin duda, las comunidades energéticas han venido para quedarse, influyendo en diferentes factores como el medioambiental, el económico y el humano. Invertir en estas comunidades es invertir en la salud del planeta y de las personas.

“Como me despido siempre. A todos los que todo esto os interesa, os espero en mis próximos artículos”. ¡Hasta pronto!  

El Plan de Recuperación destinará más del 40% de la inversión a la transición ecológica

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia

El Plan de Recuperación destinará más del 40% de la inversión a la transición ecológica

Jueves 6 de mayo de 2021

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha presentado las líneas maestras del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) en materia de transición ecológica, que contará con una inversión de más de 28.000 millones destinados al impulso de una economía verde.

En su intervención ante los medios de comunicación, la vicepresidenta ha subrayado que, del total de 70.000 millones que movilizará el PRTR en el periodo 2021-2023, un 40,29% de las inversiones deberán contribuir a los objetivos de mitigación y adaptación al cambio climático, así como a la meta de plena descarbonización de la economía a 2050. Asimismo, el 100% de las inversiones debe respetar el denominado «filtro verde», de modo que la totalidad de reformas y actuaciones sujetas al Plan no provoquen ningún daño significativo al medio ambiente.

De esta forma, el Plan de Recuperación Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia refuerza el compromiso del Gobierno con la modernización y transformación verde de la economía, priorizando la transición ecológica del sistema productivo y la creación de empleo de calidad. «Este plan relanza nuestra economía y nos permite alcanzar una mayor resiliencia ante futuros choques económicos y escenarios de incertidumbre», ha destacado Ribera.

En este sentido, la vicepresidenta ha reseñado también la importancia de «contar desde ya con un marco normativo y estratégico como punto de partida para la activación de las reformas e inversiones procedentes de los fondos del Plan de Recuperación». El Plan Nacional de Energía y Clima (PNIEC), la Estrategia de Descarbonización a Largo Plazo, la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, la Hoja de Ruta del Hidrógeno Verde o la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética constituyen -dijo- una base sólida para que España diseñe los ámbitos relacionados con energía y clima en el marco del Plan de Recuperación.

MAS INFORMACION

Subvenciones para Proyectos de Mejora Energética (Bono Energía Pyme)

Desde el Grupo Isonor al que pertenece nuestro socio protector PREVISONOR nos remiten la siguiente infomación.

Estimado Colaborador,

Se remite información de las SUBVENCIONES PARA PROYECTOS DE MEJORA ENERGÉTICA, DIRIGIDO A AUTÓNOMOS Y PYMES CON ACTIVIDAD DE COMERCIO, HOSTELERÍA O ARTÍSTICO-RECREATIVAS DENTRO DEL TERRITORIO DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE GALICIA (PROGRAMA BONO ENERGÍA PYME), ANUALIDAD 2021 – DOG núm 68 de 13 de abril de 2021

Le recordamos que desde Externor – Grupo Isonor tramitamos, ejecutamos y  justificamos estas ayudas. En caso de que estuviera interesado quedamos a su disposición para que nos consulte.

A continuación se detallan los puntos destacados de las bases reguladoras:

Beneficiarios

Empresas legalmente constituidas y los empresarios autónomos que tengan domicilio social o centro de trabajo en Galicia y cuya actividad esté incluida entre las siguientes secciones del CNAE 2009:

  • Sección G: comercio al por mayor y al por menor, divisiones de 45 a 47 incluidas.
  • Sección I: hostelería, divisiones de 55 a 56 incluidas.
  • Sección R: actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento, divisiones de 90 a 93 incluidas.

Quedan exceptuadas aquellas empresas que operen en los sectores de la pesca, la acuicultura, el carbón, a la producción primaria de los productos agrícolas que figuran en la lista del Anexo I del TFUE.

Proyectos Subvencionados

Son proyectos subvencionables las inversiones en equipos consumidores de energía o elementos que contribuyan a una gestión energética eficiente, realizadas entre el 01 de enero y el 30 de septiembre de 2021, con una inversión mínima de 1.000 euros, sin incluir IVA, incluidos en las siguientes tipologías de actuación:

  • Bono envolvente: Elementos de control solar (toldos o láminas de control solar y/o térmico. Solo serán subvencionables toldos de color blanco y/o negro y variantes de estos colores).
  • Bono iluminación: Renovación de equipos de iluminación interior y/o exterior, incluídos rótulos y escaparates, por otros que utilicen tecnología LED y los elementos de control asociados.
  • Bono instalaciones eléctricas: Mejora de la eficiencia energética en instalaciones eléctricas garantizando un suministro con calidad y fiabilidad (renovación de transformadores, incorporación o renovación de sistemas de alimentación ininterrumpida, compensación de energía reactiva, instalación de filtros economizadores o similares).
  • Bono equipamiento: Renovación del equipo consumidor de energía de cafeteras, lavavajillas, lavadoras, secadoras, planchas, vending, muebles frigoríficos, autoservicio y cualquier equipo de consumo energético propio del establecimiento, siempre que se pueda acreditar una calificación energética B o superior. Cuando no se disponga de un sistema de etiquetado oficial se podrá utilizar como referencia otro sistema, como Eurovent o similar. Deberá justificarse la retirada del equipo existente y su entrega a un gestor autorizado.
  • Bono climatización: Equipos que permitan reducir el consumo de energía de las instalaciones de climatización, ventilación y agua caliente sanitaria. Esta medida contempla exclusivamente las instalaciones fijas con potencia superior a 5 kW destinadas a la climatización, ventilación y/o producción y consumo de agua caliente sanitaria del establecimiento, quedando fuera de su ámbito los equipos móviles y los no permanentes para la climatización de terrazas y otros espacios abiertos al público. Se incluyen equipos de generación que tengan una calificación energética B o superior (cuando no se disponga de un sistema de etiquetado oficial se podrá utilizar como referencia otro sistema, como Eurovent o similar); también serán subvencionables la incorporación de recuperadores de calor, de sistemas de enfriado gratuito, y la mejora de los aislamientos, sistemas de movimiento de fluidos caloportadores y de regulación y control (sistemas de regulación en función de mediciones de CO2 o de la temperatura exterior, llaves economizadoras accionadas mediante infrarrojos y otros).
  • Bono inmótica: Sistemas domóticos y/o inmóticos que permitan gestionar la energía y el gasto energético de forma más eficiente.

Gastos Subvencionados

Para todos los bonos se consideran costes subvencionables:

  • Los costes de inversión necesarios para la consecución de una o varias de las diferentes tipologías de mejora energética.
  • La realización del proyecto, la dirección de obra, la adquisición e instalación de los equipos, obra civil, soportes y protecciones tanto eléctricas como mecánicas, así como cualquier otro elemento necesario para el correcto diseño y funcionamiento de la instalación reformada.

No se consideran costes subvencionables: los gastos de legalización, el valor añadido (IVA), los gastos que se realicen en pago de licencias, gastos sometidos a aranceles, adquisiciones de segunda mano y las operaciones de mantenimiento.

Plazo de Presentación

  • Desde el 14 de abril a las 09:00h hasta el 31 de junio a las 00:00h.

Cuantía de la Ayuda

  • La fecha límite para ejecutar el proyecto y tener los gastos pagados será el 30 de septiembre de 2021.

Plazo de Ejecución

  • Coste máximo elegible 7.500 € (IVA no incluido), 80% de ayuda siendo la cuantía máxima de ayuda de 6.000 €.

Presupuesto

  • 3.000.000 €.

Documentación

Concesión directa por orden de entrada

¿Quieres saber más?

¡INFÓRMATE YA!
Grupo Isonor / 902 202 145

Aprobación en el Congreso del primer proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética

Teresa Ribera celebra la aprobación en el Congreso del primer proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética como instrumento clave para modernizar y transformar nuestro país

Continúa su tramitación en el Senado

08/04/2021

La vicepresidenta ha subrayado que todos los grupos parlamentarios han venido trabajando en la definición de esta ley desde que el pasado 19 de mayo el Consejo de Ministros la remitiera a la Cámara Baja

Para Teresa Ribera, “hoy es un día importante”, en el que se aprueba un proyecto de ley “enormemente ambicioso, reforzado en materia de gobernanza, de participación y de transparencia”

El texto, que ahora pasa para su tramitación final en el Senado, se presenta como “una herramienta que permitirá construir un país más seguro frente a los impactos del cambio climático, modernizar la industria española, atraer inversiones en las tecnologías del futuro, evitar riesgos financieros, generar empleo estable y facilitar una distribución equitativa de la riqueza en el proceso de descarbonización”, según ha señalado la vicepresidenta

El proyecto de ley establece objetivos de reducción de emisiones, de renovables y de eficiencia energética que se sitúan por encima de aquellos asignados por la Unión Europea a España

8 de abril de 2021– La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha celebrado la aprobación hoy en la Comisión de Transición Ecológica del Congreso de los Diputados del proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética y su remisión al Senado, un texto que establece los objetivos para alcanzar la plena descarbonización de la economía en antes del año 2050 con un sistema eléctrico 100% renovable.

Para Ribera, “hoy es un día importante, en el que se aprueba una ley de clima enormemente ambiciosa como resultado de un trabajo conjunto sobre el que todavía, seguro, queda margen para seguir mejorando en una trayectoria que no es lineal, sino que debe incrementarse progresivamente conforme vayamos alcanzando velocidad de crucero en el tiempo por venir, porque en el cambio climático llegamos tarde”.

UN TEXTO REFORZADO Y PARTICIPADO

La vicepresidenta ha querido subrayar que todos los grupos parlamentarios han venido trabajando en la definición de esta ley desde que el pasado 19 de mayo el Consejo de Ministros la remitiera a la Cámara Baja. “Es un texto reforzado en materia de ambición, gobernanza, participación y transparencia, que se ha visto enriquecido gracias a las contribuciones de las distintas formaciones políticas, gracias a las aportaciones de sectores sociales y económicos muy diferentes, gracias a la ciencia”, ha manifestado.

Este proyecto de ley plantea cómo prepararnos para los impactos del cambio climático y cómo prevenir sus causas con herramientas de adaptación, anticipación y resiliencia. “Es prioritario asegurarnos de que todos los recursos públicos y privados son destinados al aprovechamiento de las oportunidades y a la disminución de los costes asociados a los efectos climáticos con los que ya, desgraciadamente, convivimos”, ha insistido Ribera.

Asimismo, ha señalado que la nueva ley permitirá modernizar nuestra industria y hacerla competitiva en los nuevos mercados, fortalecer nuestro tejido social, atraer inversiones en las tecnologías del futuro, evitar riesgos financieros, generar empleo estable y facilitar una distribución equitativa de la riqueza en el proceso de descarbonización, guiado por criterios de justicia social y estrategias de transición justa.

La vicepresidenta ha destacado que este proyecto constituye un primer paso para articular el resto de políticas y medidas, y orientar así el proceso de recuperación hacia un modelo de prosperidad duradero y respetuoso con los límites del planeta. “Debe servir de marco institucional y de referente para dar certidumbre y estabilidad, y movilizar la acción climática”, ha remarcado.

Teresa Ribera ha recordado que el proyecto de ley marca objetivos cuantificados de gases de efecto invernadero, de renovables y de eficiencia energética, que constituyen un mínimo inquebrantable porque se revisarán siempre al alza. Estos objetivos se sitúan por encima de aquellos objetivos asignados por la Unión Europea (UE) a España. El proyecto está alineado con el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) que recoge las medias y herramientas necesarias para poner en marcha la transición ecológica recogida en el proyecto de ley y que ha sido valorado de manera muy positiva por las instituciones comunitarias.

UNAS METAS MÁS AMBICIOSAS QUE LAS EXIGIDAS POR LA UE

Esta “ambición inquebrantable”, en palabras de Teresa Ribera, se ve reflejada, por un lado, en los objetivos de reducción de emisiones en sectores difusos (movilidad, usos térmicos en edificios, residuos o agricultura): España se compromete a una reducción del 39%, 13 puntos por encima de la meta del 26% fijada por la Unión Europea.

Asimismo, mientras la UE establece una penetración de renovables entre un 38% y un 40% en el consumo final de energía para 2030, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima establece para España un 42%. En lo que respecta a eficiencia energética, Europa considera necesario un aumento de entre el 36 y el 37% para 2030, mientras que el objetivo español se sitúa en el 39,5%.

“Sin duda, es un esfuerzo grande que merece la pena acometer y que siembra grandes oportunidades de innovación y de conocimiento”, ha afirmado Ribera, en referencia a “una ley que garantiza cauces de participación, de actualización y de mejora constante”. Una ley que es buena para todos, para las generaciones actuales y las futuras, para no dejar a nadie atrás, a ningún colectivo y a ningún territorio, para proteger la competitividad de nuestro tejido industrial y para proteger la biodiversidad. En definitiva, es un proyecto de país creíble en línea con la transformación y recuperación de la crisis del COVID en clave verde por la que apuesta la UE para todos los sectores de la sociedad.

Documentos

Mecanismo «Conectar Europa»: acuerdo informal con el Parlamento Europeo sobre el programa posterior a 2020

● Consejo de la UE
11/03/2021 21:59 | Comunicado de prensa |

Mecanismo «Conectar Europa»: acuerdo informal con el Parlamento Europeo sobre el programa posterior a 2020

Los negociadores del Consejo y del Parlamento Europeo han alcanzado hoy un acuerdo provisional sobre la segunda edición del emblemático programa de la UE, el Mecanismo «Conectar Europa» (MCE). El MCE 2.0 seguirá financiando proyectos clave en los ámbitos del transporte, el sector digital y la energía. Se desarrollará de 2021 a 2027 y contará con un notable presupuesto total de 33 710 millones de euros (a precios corrientes).

«Nos satisface enormemente el acuerdo provisional alcanzado hoy, pues está en plena consonancia con las Conclusiones del Consejo Europeo adoptadas en julio del pasado año. Al haber llegado hoy a un acuerdo con el Parlamento, será posible poner en marcha las primeras convocatorias en el marco del Mecanismo «Conectar Europa» antes de la pausa estival. Gracias a este programa, tenemos unas conexiones de transporte, unas redes energéticas y unos servicios digitales mejores, así como una mejor conectividad en toda Europa. Esta importante financiación debe continuar, y así lo hará: resulta especialmente importante para superar los retos relacionados con la COVID-19 y hacer frente al cambio climático.»
Pedro Nuno Santos, ministro de Infraestructuras y Vivienda de Portugal, presidente del Consejo