Mayo 2022. El hidrógeno verde, punta de lanza para descarbonizar nuestra economía

SEDIGAS INFORMA

Línea

El hidrógeno verde, punta de lanza para descarbonizar nuestra economía.

Desde el estallido de la guerra de Ucrania, la búsqueda de soluciones eficientes y competitivas que permitan a Europa garantizar la seguridad de suministro ha centrado todos los debates, tanto en el plano institucional como en el corporativo. No cabe duda de que Europa, y buena parte del mundo, se enfrentan a una situación sin precedentes que ha motivado que este asunto ocupe actualmente el primer lugar en las agendas de todos los actores que conforman el sector energético.

La situación es urgente y requiere de respuestas inmediatas, pero no por ello se debe olvidar la necesidad de mirar hacia un futuro limpio, seguro y competitivo. … [Leer más]

Pedro Sánchez presenta el PERTE de Energías Renovables, Hidrógeno Renovable y Almacenamiento que movilizará 16.370 millones de euros

Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Madrid, miércoles 15 de diciembre de 2021

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) de Energías Renovables, Hidrógeno Renovable y Almacenamiento. Este tercer PERTE va a impulsar de forma decisiva «una transición energética diseñada y fabricada en España».

En un acto en el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, en el que intervino también la vicepresidenta tercera del Gobierno, Teresa Ribera, Sánchez ha explicado que este PERTE movilizará recursos por valor de 16.370 millones de euros, de los cuales 6.920 millones de euros serán del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y más de 9.450 millones del sector privado, con el objetivo de modernizar el modelo productivo nacional en torno a la transición energética.

El presidente del Gobierno ha resaltado, además, que este «proyecto de país» redundará en la creación de «cientos de miles de empleos», con «un impacto positivo en todos los territorios, especialmente, en aquellos afectados por el reto demográfico».

Este Plan tendrá cuatro efectos beneficiosos muy claros como la reducción de la dependencia energética exterior de España, el impulso de su potencial industrial, la creación de empleo de calidad y de nuevos modelos de negocio. Un empleo que en gran parte será local, ha señalado el presidente del Gobierno, y permitirá hacer frente al desafío de la despoblación.

«El cuarto beneficio es que posibilitará que la ciudadanía, las pymes y las administraciones dejen de ser solamente consumidores para poder también generar, almacenar, gestionar o compartir su propia energía, con el impulso de soluciones como el autoconsumo o las comunidades energéticas», ha añadido.

Pedro Sánchez ha destacado que España quiere así consolidar la cadena de valor nacional de la energía y dotarla de mayor autonomía para abordar la transición energética. «No con soluciones importadas, sino con capacidades tecnológicas, industriales, de conocimiento y de modelo de negocio propio, español», ha afirmado.

Apuesta por la colaboración público-privada

Pedro Sánchez se ha referido a la necesidad de «reforzar la colaboración público- privada entre las empresas y la administración general del Estado» para consolidar la senda de la recuperación económica. Respecto al desglose de la inversión, habrá un primer bloque de medidas distribuidas en 25 instrumentos específicos, que movilizarán 3.558 millones de euros del Ministerio de Transición Ecológica y 5.390 millones de inversión privada.

Un segundo bloque de actuación consistirá en 17 medidas facilitadoras por un importe de más de 3.300 millones de euros que contribuyan a conseguir los objetivos para generar el entorno formativo, tecnológico y profesional necesario o que estimulen la demanda de productos y soluciones beneficiarios de este PERTE. Estas medidas tendrán un presupuesto público adicional de 3.362 millones de euros, que permitirán una inversión privada de más de 4.060 millones.

Movilización inminente de los primeros 500 millones de euros

El presidente del Gobierno ha anunciado los cuatro instrumentos iniciales de este PERTE, de publicación inminente, que movilizarán los primeros 500 millones de euros. Así, se lanzará una primera convocatoria, dotada con 250 millones de euros para el impulso del I+D y la cadena de valor asociada al hidrógeno renovable: para nuevas líneas de ensayo o fabricación de componentes para el hidrógeno, para prototipos de nuevos vehículos impulsados por hidrógeno o demostradores de grandes electrolizadores para producir el hidrógeno renovable a gran escala.

Asimismo, habrá una segunda convocatoria de 150 millones de euros para proyectos pioneros de hidrógeno renovable. Los 100 millones restantes irán destinados a otras dos convocatorias de ayudas: una orientada a proyectos de I+D en el ámbito del almacenamiento energético, y otra para el impulso a proyectos piloto de comunidades energéticas que estén vinculadas a la innovación social y a la participación ciudadana en la generación de renovables, eficiencia energética o movilidad eléctrica.

Nuevo PERTE de economía social

En el acto, el presidente del Gobierno ha anunciado también que el Gobierno va aprobar nuevos Proyectos Estratégicos y, en concreto, un próximo «PERTE de economía social, centrado en la economía de los cuidados». «No solo impulsaremos la economía de nuestro país, sino que lo haremos transformándolo, convirtiéndolo en un país mejor», ha añadido.

Sánchez ha concluido afirmando que, gracias al PERTE de Energías Renovables, Hidrógeno Renovable y Almacenamiento se aprovecharán «las oportunidades económicas, laborales, industriales, tecnológicas y sociales» que brinda la transición energética.

«Lo que hemos presentado hoy va a acelerar nuestro camino hacia esa revolución energética que ya es parte de nuestro presente. Una revolución que va a ser diseñada y fabricada en España y por España», ha defendido.

MAS INFORMACION

Artículo: «Gases renovables: biogás e hidrógeno verde»

Autor: Comisión Técnica de FEGECA

Los gases renovables y el PENIEC:

¿Es posible contar con un gas alternativo al gas natural y que produzca bajas emisiones y pueda ser considerado como fuente renovable de energía? Sí, efectivamente existe, pero antes haremos un recorrido por estos tipos de gases llamados renovables.

Los gases a los que podemos añadir el apellido de renovables, es decir, proveniente de fuentes inagotables de energía, en contrapunto con los gases combustibles fósiles, son: biogás, hidrógeno verde y gas natural sintético GNS.

Son combustibles que sólo con el hecho de ser gases, tienen la gran ventaja de emitir menores cantidades de CO2 a la atmósfera, incluso, en el caso del Hidrógeno, la emisión de CO2 es nula, frente a combustibles sólidos o líquidos.

Además, por ser combustibles, tienen la propiedad inherente de poder utilizarlos en un proceso de combustión obteniendo una gran cantidad de energía en el tiempo reducido de su combustión que no es posible igualar por cualquier otro tipo de energía renovable (aerotermia, solar térmica o fotovoltaica) que siempre necesitan un sistema de acumulación de energía por su reducida potencia de generación en el tiempo.

Otra ventaja de seguir utilizando gases combustibles, como apuntamos anteriormente, es poder seguir usando la infraestructura del gas natural que tenemos en nuestro país para suministro, no sólo al sector industrial y terciario y a viviendas, también para el abastecimiento a la red de producción de energía eléctrica nacional, configurada en su gran mayoría en términos de potencia generada (según datos de 2019 y 2020) en centrales de ciclo combinado.

Y qué mejor ventaja el poder seguir utilizando un gas combustible y que además sea renovable sin un replanteamiento y nuevo dimensionado de nuestras actuales instalaciones térmicas que suponga para sus propietarios grandes inversiones que, justo en estos momentos actuales postpandemia, puedan suponer una carga económica inasumible para empresas y usuarios de viviendas en general.

En el Plan Estratégico Nacional Integrado de Energía y Clima (PENIEC) nos comprometemos, en un horizonte situado en el 2030, a unas reducciones de emisiones de gases que provocan efecto invernadero del 23%. También se fija en un 74% la generación de energía eléctrica proveniente de fuentes renovables y en un 100% para el 2050, y, por último, un compromiso de mejora de rendimientos energéticos de hasta un 39,5%.

El objetivo del PENIEC es descarbonizar, pero ya contempla que no sólo electrificando es posible cumplir con los compromisos anteriores. Tanto el PENIEC como la Hoja de Ruta del Hidrógeno plantean descarbonizar también el vector del gas, aprovechar las infraestructuras gasistas, descentralizar la producción de gases renovables y terminar con la dependencia energética del exterior. De esta forma, el PNIEC contempla estos tipos de gases renovables para la producción de electricidad y sistemas de calefacción.

Así establece que:

  • Los gases renovables biogás, hidrógeno y gas natural sintético GNS, son la mejor integración sectorial entre el sistema eléctrico y la red de gas existentes.
  • Los gases renovables son relativamente fáciles de almacenar y son más flexibles que la energía eólica o solar, ya que pueden producirse en diferentes cantidades y en diferentes períodos de tiempo para una aplicación y utilización inmediata cuando se vierten a la red de gas o se queman en una central de ciclo combinado para producir energía eléctrica.
  • La producción de gas renovable implica el uso de la infraestructura de gas natural existente y al mismo tiempo es más ecológica que la del gas convencional.
  • Además, tanto el H2 como el CH4 son combustibles alternativos también para la movilidad o como materia prima en la industria química, plantas de acero y las refinerías de combustible.

El Biogás inyectado en las redes de gas natural:

Como gas renovable también se reconoce al aprovechamiento del bio metano que no proviene de combustibles fósiles. Aun produciendo CO2 en su combustión, es cierto que es una producción en un ciclo corto del carbón.

El biogás, procede de la digestión anaeróbica (falta de O2) de residuos orgánicos (residuos municipales y depuradoras, agrícolas y ganaderos, industria agroalimentaria…). En muchos casos su aprovechamiento ha cerrado el ciclo de vida de los residuos urbanos que se generan en una gran ciudad para poder producir combustible nuevamente inyectado en las redes de transporte de energía gasística y ser consumido en la misma ciudad, funcionando a modo de isla sin dependencia energética del exterior o de un tercero externo a la isla.

A nivel social, el aprovechamiento de los residuos orgánicos en un entorno rural permite fijar la población es estas áreas «vaciadas” ayudando a sus economías domésticas en cuanto a producción de un producto más que suministrar a las grandes ciudades, en este caso un combustible renovable, biogás.

(*)

Tabla de características de gas biometano apto para su inyección en las redes de gas natural:

El biometano: es biogás depurado que puede ser inyectado en redes de gas natural. Se elimina previamente el exceso de CO2 (proceso de enriquecido o upgrading). La disposición 14557 del BOE núm. 256 de octubre de 2018 fija los requerimientos en % en volumen.

Propiedad Ud.% %
Metano (CH4) minimo 90
CO2 MAX 2
CO MAX 2
H2 MAX

Además, para la inyección de biogás en redes de transporte, el contenido máximo de O2 será de 0,3% y para su inyección en redes de distribución el contenido máximo de O2 será del 1%.

En el caso de biometano, todos los equipos están preparados para funcionar con inyecciones de este gas, que están limitadas a un 90%. Siempre debe de cumplir el biometano lo marcado en la normativa para poder ser comparado con gas natural y utilizado en su lugar. En el caso del Hidrógeno su densidad y poderes caloríficos son muy diferentes al gas natural, pero el biometano es realmente un tipo de gas natural (CH4) que requiere menos modificaciones en la actual infraestructura de gas natural.

Todo el parque de equipos instalados y los equipos que se vayan a instalar en el futuro, podrán trabajar con biometano siempre que éste cumpla con los requisitos de composiciones mínimas que establece la disposición 14557 del BOE núm. 256 de octubre de 2018 que fija la composición del biometano para poder distribuirlo.

Actualmente tenemos un borrador de la Hoja de Ruta del Biogás con dos grandes vías de aplicación:

1-     Producción de electricidad.

2-     Producción de calor útil: en industria y producción de biometano para sustitución del gas natural fósil.

Estas aplicaciones se materializan en 5 líneas de actuación:

1-     Regulación. Incluyen las garantías de origen, agilización y homogeneización de los procedimientos administrativos y mejora de la normativa sobre residuos, para facilitar la obtención del gas renovable.

2-     Actuación Sectorial. El establecimiento de objetivos anuales en la venta o consumo de biogás, con cuotas de obligado cumplimiento; junto con medidas para promover o bien el consumo in situ, en flotas de vehículos, en usos térmicos o en la producción de hidrógeno, o bien la sustitución del gas fósil.

3-     Económicas. Mejorar el tratamiento fiscal y establecer ayudas condicionadas a cumplir requisitos de reducción de CO2.

4-     Actuación transversal. Buscan priorizar los proyectos de biogás, crear comunidades energéticas y grupos de trabajo para facilitar su implantación.

5-     Impulso de la I+D+I. Fomentar la investigación para reducir las emisiones de gases contaminantes.

Futuro y previsiones sobre el biogás y biometano:

  • Gracias a la aplicación de estas medidas, la Hoja de Ruta estima que la producción de biogás en 2030 puede multiplicar por 3,8 la registrada el año 2020 hasta superar los 10,4 TWh.
  • El 45% de la producción de biogás en 2030 se consumiría directamente, en usos térmicos o eléctricos, sobre todo en la industria, mientras que el restante 55% se transformaría en biometano para su uso en movilidad pesada, por ejemplo, en flotas municipales de limpieza o recogida de residuos  o se podría inyectar en la red si es rentable económicamente hacerlo: alrededor del 1% del gas que se consuma en 2030 por esta vía debería tener origen renovable, desplazando con ello el gas de origen fósil.
  • El uso en el transporte, por otro lado, facilitará cumplir el objetivo del PNIEC de alcanzar una cuota de energía renovable del 28% en 2030.
  • En cuanto a las emisiones de efecto invernadero, la consecución del objetivo planteado en la Hoja de Ruta para 2030 permitirá alcanzar una reducción notable: 2,1 millones de toneladas de CO2 equivalente cada año. Asimismo, la producción de biogás contribuirá a evitar las fugas de metano a la atmósfera, un gas que presenta un potencial de efecto invernadero muy superior al del CO2.

El hidrógeno, el gas renovable del futuro:

Tras la publicación de la Hoja de Ruta del Hidrógeno se hace necesario valorar si también para el sector residencial sería apta la explotación y aplicación del hidrógeno como combustible renovable y si los fabricantes de equipos generadores de calor para calefactar la vivienda o producir a.c.s. también están preparados con equipos de alto rendimiento y sin emisiones de CO2.

Los fabricantes de equipos llevan años investigando el papel del hidrógeno en el proceso de descarbonización del mercado de calefacción, así como el funcionamiento de la caldera de hidrógeno para edificios residenciales y la aplicación del hidrógeno en el área comercial e industrial.

Quizá sea la molécula del hidrógeno la más simple que nos encontramos en la naturaleza, y la más pequeña, pero con un potencial de producción de energía enorme. Su combustión produce únicamente vapor de agua (0 emisiones de CO2) y comparado con el Gas Natural al que aspira a sustituir tiene ventajas y diferencias importantes:

  • Es mucho más ligero que el gas natural, ya que posee una menor densidad en estado gaseoso por el tamaño de su molécula.
  • Podríamos pensar en licuar el hidrógeno para su transporte, pero, si se licúa, el H2 incrementa un 12% de energía a sumar a la consumida, que no sería viable. Tenemos la necesidad de elevar sus presiones de suministro.
  • Asimismo, es interesante considerar que, para obtener la misma energía en el punto de consumo, debemos transportar y almacenar tres veces más de gas, por lo tanto, necesitamos mayores consumos y paso de gas por la actual infraestructura gasística.
  • El hidrógeno es un gas que no se encuentra en la naturaleza, debe producirse, consumiendo energía y en algunos casos emisiones de CO2. Su coste de obtención está, hoy por hoy, muy por encima el coste de obtención del gas natural, por esta razón no se ha implantado como alternativa al gas natural.

A nivel industrial o de producción del gas hidrógeno nos encontraremos básicamente tres tipos de hidrógeno como combustible:

  1. a)     Hidrógeno gris: a partir de combustibles fósiles obtenido a partir de metano y vapor de agua, pero con producción de CO2 en su elaboración. Es el 96% de la producción mundial de H2.
  1. b)    Hidrógeno azul: es el mismo proceso de obtención anterior pero cuando se captura las emisiones producidas de CO2.
  1. c)     Hidrógeno verde: procedente de la electrolisis del H2O, con consumos eléctricos elevados (2,83 kWh para 1 m3 de H2 que puede liberar 2,99 kWh de energía). Éste es el punto débil del hidrógeno actualmente, y por lo que se están estudiando nuevos métodos en la reducción del consumo eléctrico en la producción de H2 para poder hacerle competitivo en costes y verdaderamente sea el sustituto del actual gas natural.

Sin embargo, las aplicaciones del Hidrógeno Verde las tenemos ya presentes y en muchos casos son funcionales:

  • El hidrógeno se configura como único combustible utilizado en el vehículo eléctrico con pila de combustible como camiones y buques, donde el motor eléctrico con baterías no llega.
  • Base también de pilas de combustible dedicadas al sector residencial para la producción de electricidad y aprovechar el calor residual para calefacción y preparación de a.c.s., constituyendo un equipo de cogeneración renovable.
  • El H2 es la base del gas natural sintético y de algunos biocombustibles.
  • Sustituto de combustibles que se consumen en la industria sin necesidad de almacenamiento (gas natural conducido por la red de gaseoductos).
  • Aprovechamiento de infraestructuras existentes de gas natural: se trabaja a más presión con H2 y es necesario más volumen de acumulación de gas. La red de gas en España puede admitir ya desde un 6 a 8% de gas natural enriquecido con H2.

En la Hoja de Ruta del Hidrógeno, publicada en el 2021 asigna hasta 2030 inversiones de 8.900M EUR y un compromiso de reducción de emisiones de 4,6 Mton de CO2 a la atmósfera (de 2020 a 2030) que supone un 1% del objetivo total de reducción de emisiones de CO2 para 2030 con respecto a 2017. En las distintas divisiones sectoriales, las acciones se dirigen hacia:

  • Producción: instalación en España de 4 GW de electrolizadores y en el 2024 ya instalados entre 300 y 600 MW. Cerca de lugares de consumo.
  • Sector eléctrico/almacenamiento de energía: proyectos comerciales de H2 para el almacenamiento de electricidad y/o aprovechamiento de la energía renovable excedentaria.
  • Industria: utilización H2 renovable hidrógeno renovable del 25% sobre el total de H2 consumido.
  • Transporte: la Directiva (UE) 2018/2001 establece la cuota de energías renovables en el consumo final de energía en transporte del 14% en 2030. El PNIEyC establece una cuota del 28%:

o    Flota de al menos 150-200 autobuses de pila de combustible de H2 renovable en autobuses urbanos en ciudades de más de 100.000 habitantes.

o    Parque de al menos 5.000-7.500 vehículos ligeros y pesados de pila de combustible de H2 para transporte de mercancías.

o    Red de al menos 100-150 hidrogeneras de acceso público con una distancia máxima de 250 km entre ellas.

o    Ferroviario: trenes propulsados con hidrógeno en al menos dos líneas comerciales de media y larga distancia en vías actualmente no electrificadas.

o    Maquinaria de handling con pilas de combustible de H2 renovable y puntos de suministro en los 5 puertos y aeropuertos.

—————–

(*) FUENTE: Soluciones Integrales de Combustión: https://solucionesdecombustion.com/en/biogas-renewable-energy-for-the-future

NP_Bosch apuesta por el hidrógeno verde para la descarbonización del planeta

Bosch apuesta por el hidrógeno verde para la descarbonización del planeta

  • El área Comercial e Industrial de la división de Bosch Termotecnia lleva años investigando el papel de los combustibles alternativos en su búsqueda de un futuro enfocado en la protección del medio ambiente.
  • Bosch acerca las claves de la obtención del hidrógeno verde, así como sus usos y beneficios para el sector de la termotecnia.

Madrid, 29 de octubre de 2021. En su compromiso con reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, Bosch Comercial e Industrial lleva años investigando el papel de los combustibles alternativos en el proceso de descarbonización del planeta impulsando la electrificación como base de un futuro enfocado en la protección del medio ambiente.

Así, la división apuesta por gases renovables de combustión limpia como el hidrógeno verde como fuente de combustible cero emisiones y por un futuro sostenible donde existirán soluciones híbridas que funcionen con un mix de diferentes fuentes de energía renovable combinadas con hidrógeno.

En este sentido, Bosch quiere acercar la experiencia que ha adquirido en los últimos años informando de las claves de la obtención del Hidrógeno Verde, así como sus usos y beneficios para el sector de la termotecnia.

Para obtener este combustible universal y ligero es fundamental utilizar el agua que conduce la electricidad entre dos electrodos sumergidos. Al someter el agua a la corriente, se produce la disociación el hidrógeno y el oxígeno. Este proceso se llama electrólisis. Si la electricidad que usamos proviene de fuentes renovables, eólica o fotovoltaica, obtendremos hidrógeno verde.

La combustión de hidrógeno (H2) es extremadamente respetuosa con el medio ambiente. Su combustión no genera CO2, sino agua pura. El hidrógeno verde es un combustible fácilmente almacenable además de una fuente inagotable de energía combinable con otros gases renovables. Esto permite la creación de soluciones híbridas que hacen posible la descarbonización de los edificios e industrias. Además, gracias a la pila de combustible de hidrógeno verde, es posible generar electricidad y calor tanto en viviendas o edificios comerciales como en grandes superficies industriales.

Su funcionamiento es idéntico al de una caldera actual de condensación, y permite procesos energéticos que demandan una elevada potencia de forma puntual o mantenida durante mucho tiempo sin necesidad de acumular energía, una opción que no sería posible con el resto de las fuentes renovables. Asimismo, ofrece potencias y rendimientos independientes de las condiciones de la temperatura exterior, consiguiendo una producción instantánea de agua caliente sanitaria garantizada con el mejor rendimiento independiente de las condiciones meteorológicas exteriores. Hoy en día es posible la conversión o sustitución de equipos a gas por otros a 100% de hidrógeno verde lo que supone una ventaja ya que no es necesario cambiar el equipo entero.

Con todo ello, y teniendo en cuenta que cada vez son más las empresas en búsqueda de iniciativas que les permitan reducir su huella de carbono y concienciar a sus clientes de la importancia de consumir productos sostenibles que sean responsables con el medio ambiente, Bosch ve en el hidrógeno verde la clave fundamental para continuar su camino hacia la descarbonización y la electrificación del mercado de la calefacción y el agua caliente sanitaria.

Para más información, descargue la infografía sobre Hidrógeno Verde Bosch Comercial e Industrial aquí.

NP_Bosch continúa abordando el papel del hidrógeno como nuevo combustible en calderas

Bosch continúa abordando el papel del hidrógeno como nuevo combustible en calderas

  • El próximo jueves 24 de junio, Cristian León Díaz de Cerio, responsable de Prescripción de Bosch para Sistemas Comerciales participará en la ronda técnica sobre climatización y ventilación organizada por el Colegio de Aparejadores de Madrid.

Madrid, 22 de junio de 2021. Este jueves 24 de junio, Bosch participa en una ronda técnica sobre climatización y ventilación organizada por el Colegio de Aparejadores de Madrid. Una serie de amenas conferencias virtuales de 20 minutos donde las principales empresas líderes en el sector hablarán de sus principales soluciones, novedades y tendencias.

Así, bajo el nombre “El Hidrógeno como nuevo combustible en calderas”, Cristian León Díaz de Cerio, responsable de Prescripción de Bosch para Sistemas Comerciales, presentará el camino que Bosch ha iniciado en la investigación del papel de combustibles alternativos en el uso de equipos de calefacción, y la apuesta de la marca por el hidrógeno verde como fuente de combustible cero emisiones.

Todos aquellos que estén interesados en asistir a este evento virtual de carácter gratuito, podrán inscribirse a través de la web del Colegio de Aparejadores de Madrid.

Naturgy apuesta por el hidrógeno: construirá 120 hidrogeneras por toda España

En la primera fase del proyecto se implantarán 38 puntos de repostaje de hidrógeno en 15 comunidades de la geografía nacional. El 80 % estarán operativos entre 2023 y 2024 y el resto antes de 2025. La compañía invertirá más de 200 millones de euros en el proyecto.

Naturgy  ha presentado al Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico; al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y al Ministerio de Ciencia e Innovación del Gobierno de España un proyecto para la construcción de 38 hidrogeneras a nivel nacional que busca dar servicio de repostaje de hidrogeno al entorno urbano a interurbano y potenciar así la movilidad sostenible en la Península Ibérica. En una segunda fase la infraestructura total a desarrollar llegará a las 120 hidrogeneras.

La primera fase del proyecto incluye la construcción de 38 puntos de repostaje de hidrógeno en 15 comunidades autónomas del territorio nacional. En esta etapa se instalarán dos modelos de hidrogeneras: 20 con producción de hidrógeno in situ y 18 sin producción in situ.

Las 38 estaciones de hidrógeno se repartirán por la geografía española de la siguiente forma: seis estarán ubicadas en Andalucía; cinco en Castilla-La Mancha; cuatro en Castilla y León y en Cataluña; tres en la Comunidad de Madrid; dos en Galicia, Comunidad Valencia, la Región de Murcia, Aragón, Navarra y Extremadura; y una en Baleares, Asturias, Cantabria y País Vasco.

La compañía estima disponer de las 38 hidrogeneras antes de 2025, aunque el 80% de ellas se pondrán en funcionamiento entre 2023 y 2024.

El dimensionamiento de las hidrogeneras se ha realizado en base a una potencial demanda anual de unos 75.500 kg de hidrógeno, equivalente al repostaje de 13 autobuses o bien de 100 vehículos ligeros.

Adicionalmente se evaluará posteriormente que la red de hidrogeneras pueda alimentar al transporte ferroviario en la red nacional.

Hacia un mercado del hidrógeno para Europa: el Consejo adopta unas Conclusiones

11/12/2020 15:18 | Comunicado de prensa |

Hacia un mercado del hidrógeno para Europa: el Consejo adopta unas Conclusiones

El Consejo ha adoptado hoy unas conclusiones sobre las medidas que deben tomarse para crear un mercado de hidrógeno para Europa, a fin de ayudar a la UE a cumplir su compromiso de alcanzar la neutralidad en carbono en 2050. Las conclusiones ofrecen orientación política para la aplicación de la estrategia de hidrógeno de la UE presentada por la Comisión Europea. el 8 de julio de 2020.

En sus conclusiones, el Consejo reconoce el importante papel que desempeña el hidrógeno, especialmente de fuentes renovables, para alcanzar los objetivos de descarbonización de la UE, la recuperación económica en el contexto del COVID-19 y la competitividad de la UE en el escenario mundial. Para que esto suceda, el mercado de la UE para el hidrógeno debe ampliarse significativamente y convertirse en un mercado competitivo y líquido que atraiga inversiones. Esto también implicará la integración de sistemas energéticos, la integración sectorial y la electrificación, para movilizar ganancias de eficiencia energética.

En sus conclusiones, el Consejo pide a la Comisión que siga elaborando y operacionalizando la estrategia de hidrógeno de la UE y, en particular, invita a la Comisión a trazar un camino hacia los objetivos de la hoja de ruta de instalar al menos 6 GW de electrolizadores de hidrógeno renovables en la UE para 2024 y 40. GW para 2030. Esta vía debe utilizar programas conjuntos, ser rentable y priorizar la eficiencia energética y la electrificación de fuentes renovables. El Consejo también ve la necesidad de desarrollar una hoja de ruta y una estrategia ambiciosas del hidrógeno para la neutralidad climática en los sectores de uso final, que haga uso de políticas flexibles.

El Consejo reconoce que existen diferentes tecnologías seguras y sostenibles bajas en carbono para la producción de hidrógeno que contribuyen a la descarbonización rápida. Los Estados miembros reconocen que debe hacerse hincapié en el hidrógeno procedente de fuentes renovables en vista de su función clave para el logro del objetivo de descarbonización, y que la demanda adicional de energía renovable derivada del despliegue de hidrógeno procedente de fuentes renovables deberá tenerse en cuenta en mayor planificación y despliegue de capacidad adicional de energía renovable.

El Consejo señala la necesidad de incentivar y ofrecer igualdad de condiciones para las inversiones en descarbonización, ya que el hidrógeno procedente de fuentes renovables actualmente no es lo suficientemente competitivo en costes. Los Estados miembros acuerdan que los incentivos deberían incluir la revisión del RCDE UE y la revisión de las normas pertinentes sobre ayudas estatales de la UE. Las inversiones privadas también deben incentivarse a través de los instrumentos, fondos e instituciones de la UE existentes, como el Banco Europeo de Inversiones y el mecanismo Conectar Europa, así como el diseño de instrumentos innovadores.

El Consejo pide a la Comisión que establezca un enfoque de planificación de red integrada para todos los vectores de energía. También pide a la Comisión que apoye el desarrollo de redes de hidrógeno específicas en la próxima revisión del reglamento TEN-E. El Consejo también apoya la creación de clústeres de hidrógeno en toda la UE, como una solución a corto plazo, en particular para los sectores de uso final difíciles de descarbonizar.

Conclusiones del Consejo: Hacia un mercado del hidrógeno para Europa

Comunicación de la Comisión titulada ‘Una estrategia de hidrógeno para una Europa climáticamente neutra’

Visita el sitio web

NP_Bosch Thermotechnology ExpertTalk el hidrógeno en el mercado de la calefacción y el agua caliente

Bosch Thermotechnology ExpertTalk: el hidrógeno en el mercado de la calefacción y el agua caliente

  • Casi 400 personas asistieron al primer encuentro virtual bajo el nombre “Hidrógeno en el mercado de la calefacción y el agua caliente”.  
  • Expertos de la división de Termotecnia de la marca hablaron sobre el papel del hidrógeno en el proceso de descarbonización del mercado de calefacción, el funcionamiento de la caldera de hidrógeno para edificios residenciales y la aplicación del hidrógeno en el área comercial e industrial.

Madrid, 4 de diciembre de 2020. El primer ExpertTalk digital sobre el hidrógeno en el mercado de calefacción y agua caliente organizado a nivel europeo por Bosch Termotecnia, ha conseguido reunir a 400 asistentes. Una excelente oportunidad en la que expertos de la división de termotecnia se han reunido para hablar de los temas que más preocupan al sector, como la descarbonización, la búsqueda de soluciones para reducir las emisiones y conseguir que las empresas sean neutrales en CO2 o la importancia de desarrollar equipos cada vez más eficientes que permitan obtener un mayor ahorro económico.

En este primer encuentro han participado Philipp Woerner, Tom Collins y Daniel Gosse, tres expertos de Bosch Termotecnia Internacional que han hablado del papel del hidrógeno en el proceso de descarbonización del mercado de calefacción, el funcionamiento de la caldera de hidrógeno para edificios residenciales y la aplicación del hidrógeno en el área comercial e industrial.

De esta forma, Philipp Woerner, director de proyectos de aplicaciones de hidrógeno y arquitectura modular en Alemania, ha recalcado que el objetivo que se ha marcado la Unión Europea para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero con el Pacto Verde Europeo requiere que el sector de la climatización residencial e industrial lleve a cabo una reducción muy drástica en cuanto a emisiones de CO2. En este sentido ha afirmado que “el hidrógeno ofrece una gran oportunidad para cumplir con estos requisitos, y puede utilizarse para la descarbonización de edificios y optimizar las infraestructuras energéticas”.

Woerner mostró cómo sería el escenario ideal para el sector de la calefacción en los próximos años “donde las calderas se fabricarán especialmente para la combustión de hidrógeno” y ha recordado que este se puede combinar con gas natural.

Así, aunque ha reconocido que la red europea no está lista al 100% para funcionar con hidrógeno, ha puesto el foco en la importancia de dar el primer paso hacia un futuro más sostenible.

Por su parte, Tom Collins, experto en aplicaciones de hidrógeno de Bosch Termotecnia en Gran Bretaña, ha asegurado que el mayor desafío a la hora de pensar en instalar calderas de hidrogeno está en los edificios ya existentes en los que habría que cambiar el parque de calderas actual. En este sentido, ha afirmado que Europa se encuentra estancada pues no se puede continuar eternamente utilizando calderas de gas natural por las emisiones que ellas conllevan.

Por ello, se ha basado en el informe “Leed City Gate” que propone tres ideas para cambiar el mercado de la calefacción hacia un modelo más sostenible: sustituir las piezas de las calderas para que permitan quemar hidrógeno, sustituir las calderas actuales por otras nuevas que funcionen con hidrógeno o fabricar calderas que puedan combinar ambos combustibles, gas e hidrógeno y que se puedan convertir en sistemas que funcionen con hidrógeno mediante un simple interruptor. A raíz de estas tres ideas, Collins propone una cuarta, que consiste en que los propios fabricantes sean los que conviertan una caldera de gas en una caldera de hidrógeno desde sus fábricas y que con la adaptación de determinados componentes desde el origen, la caldera se convierta en una caldera preparada para funcionar con hidrógeno.

Por último, Daniel Gosse, responsable de la Industrial Boiler Academy, ha considerado que el hidrógeno jugará un papel más importante que la electricidad en el futuro ya que puede almacenarse mucho mejor. Bajo su punto de vista, en un futuro sostenible, contaremos con soluciones híbridas, que funcionen a través de una mezcla de diferentes fuentes de energía renovable combinadas con hidrógeno.

Gosse presentó además las soluciones con hidrógeno que ofrece actualmente Bosch Industrial y algunos ejemplos de referencias de instalaciones en distintas industrias a nivel internacional.

Gracias a estos encuentros virtuales, profesionales del sector y de la comunicación y generadores de contenido sobre el sector de la calefacción, la climatización y el agua caliente sanitaria tienen la oportunidad de conocer más de cerca las nuevas tendencias que marcan el futuro del mercado de la termotecnia, así como descubrir las tecnologías y soluciones de vanguardia que desarrolla la división a través de sus marcas Junkers y Bosch en una serie de encuentros virtuales en lengua inglesa.

El segundo encuentro de las Bosch Thermotechnology ExpertTalk tendrá lugar el próximo 15 de diciembre, bajo el nombre “Neutralidad en CO2 – Nuestro Camino”. Allí se mostrará cómo el sector de la termotecnia ha influido a la hora de conseguir la neutralidad en CO2 dentro del Grupo Bosch.

De esta forma, los encuentros virtuales “Bosch Thermotechnology ExpertTalk” brindan una excelente oportunidad para estar al día de la evolución de la tecnología dentro del mercado de la termotecnia.