Pacto Verde Europeo: La Comisión propone impulsar la renovación y la descarbonización de los edificios

Comunicado de prensa15 de diciembre de 2021Bruselas

La Comisión ha propuesto hoy armonizar las normas de eficiencia energética de los edificios con el Pacto Verde Europeo y descarbonizar el parque inmobiliario de la UE de aquí a 2050. Esta propuesta facilitará la renovación de viviendas, escuelas, hospitales, oficinas y otros edificios en toda Europa para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y las facturas de energía, mejorando así la calidad de vida de millones de europeos. La revisión de hoy de la Directiva relativa a la eficiencia energética de los edificios traduce la Estrategia «Oleada de Renovación» de la Comisión en medidas legislativas concretas.

Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo para el Pacto Verde Europeo, ha declarado: «Fomentar la renovación de viviendas y otros edificios contribuye a la recuperación económica y crea nuevas oportunidades de empleo. Además, la renovación energética da lugar a una reducción de las facturas de energía y, a la larga, ello compensa la inversión. La propuesta de hoy sobre la eficiencia energética de los edificios tiene por objeto aumentar la tasa de renovación energética en toda la UE, afrontando los obstáculos a la renovación y proporcionando ayuda financiera para la inversión inicial necesaria. Al centrarse en los edificios menos eficientes da prioridad a las renovaciones más rentables y ayuda a luchar contra la pobreza energética». 

Por su parte, la comisaria de Energía, Kadri Simson, ha declarado: «Los edificios son el mayor consumidor de energía de Europa, ya que utilizan el 40 % de nuestra energía y generan el 36 % de nuestras emisiones de gases de efecto invernadero. Esto se debe a que la mayoría de los edificios de la UE no son eficientes desde el punto de vista energético y siguen funcionando principalmente con combustibles fósiles. Tenemos que hacer algo al respecto cuanto antes, ya que más del 85 % de los edificios actuales seguirán estando en pie en 2050 y, en ese momento, Europa deberá ser climáticamente neutra. La mejora de nuestras viviendas es también una respuesta eficaz a los elevados precios de la energía, ya que los edificios menos eficientes de la UE consumen mucha más energía que los edificios nuevos o adecuadamente renovados. Y a menudo son los más vulnerables quienes viven en las casas menos eficientes y, por ello, tienen dificultades para pagar las facturas. La renovación reduce tanto la huella energética de los edificios como el gasto en energía de los hogares, al tiempo que impulsa la actividad económica y la creación de empleo».

La Comisión propone que, a partir de 2030, todos los edificios nuevos tengan cero emisiones. Para aprovechar el potencial de una actuación más rápida en el sector público, todos los edificios públicos nuevos deberán tener cero emisiones ya desde 2027. Esto significa que los edificios deben consumir poca energía, alimentarse con energías renovables en la medida de lo posible, no producir emisiones de carbono in situ procedentes de combustibles fósiles e indicar en su certificado de eficiencia energética el potencial de calentamiento global en función de las emisiones producidas durante todo su ciclo de vida.

En cuanto a las renovaciones, se proponen nuevas normas mínimas de eficiencia energética a escala de la UE, que exigen que el 15 % menos eficiente del parque inmobiliario de cada Estado miembro se actualice y pase de un certificado de eficiencia energética de grado G a uno de grado F como mínimo, de aquí a 2027 para los edificios no residenciales y de aquí a 2030 para los edificios residenciales. Centrar la atención inicialmente en los edificios con menor eficiencia cumple el doble objetivo de maximizar el potencial de descarbonización y de reducción de la pobreza energética.

Los certificados de eficiencia energética proporcionan información públicamente disponible sobre el consumo de energía y suponen una importante guía a la hora de tomar decisiones de inversión, compra o alquiler. Con las propuestas de hoy, los certificados de eficiencia energética serán más claros y contendrán información más útil. La obligación de disponer de un certificado de eficiencia energética se amplía a los edificios en los que se lleven a cabo reformas importantes, a los edificios alquilados al renovar el contrato de alquiler y a todos los edificios públicos. Los edificios o las unidades de un edificio que se pongan a la venta o en alquiler también deberán tener un certificado, y la clase de eficiencia energética deberá indicarse en todos los anuncios. De aquí a 2025, todos los certificados deberán basarse en una escala armonizada de A a G.

Los planes nacionales de renovación de edificios se integrarán plenamente en los planes nacionales de energía y clima. De este modo se garantizará la comparabilidad y el seguimiento de los avances, y se establecerá un vínculo directo con la movilización de la financiación y el inicio de las reformas e inversiones necesarias. Estos planes deberán incluir hojas de ruta para la eliminación progresiva de los combustibles fósiles en la calefacción y la refrigeración a más tardar en 2040, además de un camino a seguir para transformar el parque inmobiliario nacional en edificios de cero emisiones de aquí a 2050.

Facilitar el acceso a la información y reducir los costes para los consumidores contribuye a impulsar la renovación. La propuesta de hoy introduce un «pasaporte de renovación» del edificio que proporciona a los propietarios una herramienta para ayudarles a planificarse y a llevar a cabo una renovación por etapas con vistas a alcanzar un nivel de cero emisiones. La propuesta define unas «normas de cartera hipotecaria» como un mecanismo para incentivar a los prestamistas a mejorar la eficiencia energética de su cartera de edificios y animar a los clientes potenciales a hacer que sus propiedades sean más eficientes desde el punto de vista energético. La Comisión también invita a los Estados miembros a incluir consideraciones relativas a la renovación en las normas de financiación pública y privada, y a establecer instrumentos adecuados, en particular para los hogares con bajos ingresos. No deben concederse incentivos financieros para la instalación de calderas alimentadas con combustibles fósiles a partir de 2027, y los Estados miembros tendrán legalmente la posibilidad de prohibir el uso de combustibles fósiles en los edificios.

Las nuevas normas fomentan el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y las tecnologías inteligentes para garantizar el funcionamiento eficiente de los edificios, y exigen que se creen bases de datos digitales de edificios. En cuanto a la movilidad, la propuesta promueve el despliegue de infraestructuras de recarga para vehículos eléctricos en edificios residenciales y comerciales, y ofrece más plazas de aparcamiento específicas para bicicletas.

Contexto

La revisión de la Directiva relativa a la eficiencia energética de los edificios forma parte de las propuestas del «Objetivo 55» de la Comisión para cumplir el Pacto Verde Europeo y la Legislación Europea sobre el Clima. Se añade a los demás componentes del paquete adoptado en julio de 2021, planteando una vía para lograr un parque inmobiliario de cero emisiones de aquí a 2050. Es un instrumento legislativo clave para alcanzar los objetivos de descarbonización de 2030 y de 2050: los edificios representan el 40 % de la energía consumida en la UE y el 36 % de las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con la energía; y la calefacción, la refrigeración y el agua caliente sanitaria son responsables del 80 % de la energía que consumen los hogares.

La Comisión se ha propuesto aliviar la pobreza energética. Hay más de 30 millones de unidades de edificios en la UE que consumen demasiada energía (al menos 2,5 veces más que el edificio medio), lo que aumenta las facturas de energía de los hogares. Los beneficios de unas facturas de energía más bajas son aún más importantes en el contexto actual, en el que el precio de la energía es elevado. Las personas que viven en los edificios menos eficientes y las que se enfrentan a la pobreza energética se beneficiarían de la renovación y la mejora de los edificios, así como de la reducción de los costes de la energía, y no se verían tan afectadas por nuevos aumentos en los precios de mercado ni por la volatilidad.

Al aumentar la tasa de renovación, las medidas de la Directiva revisada crearán puestos de trabajo locales y ayudarán a la difusión de la innovación y a las pymes. El aumento de la intensidad de las renovaciones debe estar respaldada por una capacidad adecuada y una mano de obra cualificada.

Junto con el paquete de medidas presentado hoy, la Comisión ha publicado un documento de trabajo de los servicios de la Comisión en el que se describen posibles escenarios para una vía de transición hacia un ecosistema de construcción más resiliente, más ecológico y más digital. Con este documento, la Comisión invita a los Estados miembros, a las partes interesadas del sector y a todos los demás agentes implicados a participar activamente en la creación conjunta de una visión de futuro del ecosistema de la construcción. Se puede facilitar información adicional, opiniones e ideas sobre acciones, compromisos e inversiones concretos a través de una encuesta de la UE, que estará abierta hasta el 28 de febrero de 2022.

Más información

Preguntas y respuestas sobre la eficiencia energética de los edificios

Ficha informativa sobre la eficiencia energética de los edificios

Propuesta de Directiva sobre la eficiencia energética de los edificios

Anexos de la propuesta de Directiva relativa a la eficiencia energética de los edificios

Directiva relativa a la eficiencia energética de los edificios

Estrategia «Oleada de renovación»

Página de la «Oleada de renovación»

Documento de trabajo de los servicios de la Comisión que contiene el análisis de las estrategias nacionales de renovación a largo plazo

Página web de estrategias de renovación a largo plazo

Pacto Verde Europeo

Documento de trabajo de los servicios de la Comisión sobre construcción sostenible

PDF apto para impresión

Pedro Sánchez presenta el PERTE de Energías Renovables, Hidrógeno Renovable y Almacenamiento que movilizará 16.370 millones de euros

Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Madrid, miércoles 15 de diciembre de 2021

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) de Energías Renovables, Hidrógeno Renovable y Almacenamiento. Este tercer PERTE va a impulsar de forma decisiva «una transición energética diseñada y fabricada en España».

En un acto en el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, en el que intervino también la vicepresidenta tercera del Gobierno, Teresa Ribera, Sánchez ha explicado que este PERTE movilizará recursos por valor de 16.370 millones de euros, de los cuales 6.920 millones de euros serán del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y más de 9.450 millones del sector privado, con el objetivo de modernizar el modelo productivo nacional en torno a la transición energética.

El presidente del Gobierno ha resaltado, además, que este «proyecto de país» redundará en la creación de «cientos de miles de empleos», con «un impacto positivo en todos los territorios, especialmente, en aquellos afectados por el reto demográfico».

Este Plan tendrá cuatro efectos beneficiosos muy claros como la reducción de la dependencia energética exterior de España, el impulso de su potencial industrial, la creación de empleo de calidad y de nuevos modelos de negocio. Un empleo que en gran parte será local, ha señalado el presidente del Gobierno, y permitirá hacer frente al desafío de la despoblación.

«El cuarto beneficio es que posibilitará que la ciudadanía, las pymes y las administraciones dejen de ser solamente consumidores para poder también generar, almacenar, gestionar o compartir su propia energía, con el impulso de soluciones como el autoconsumo o las comunidades energéticas», ha añadido.

Pedro Sánchez ha destacado que España quiere así consolidar la cadena de valor nacional de la energía y dotarla de mayor autonomía para abordar la transición energética. «No con soluciones importadas, sino con capacidades tecnológicas, industriales, de conocimiento y de modelo de negocio propio, español», ha afirmado.

Apuesta por la colaboración público-privada

Pedro Sánchez se ha referido a la necesidad de «reforzar la colaboración público- privada entre las empresas y la administración general del Estado» para consolidar la senda de la recuperación económica. Respecto al desglose de la inversión, habrá un primer bloque de medidas distribuidas en 25 instrumentos específicos, que movilizarán 3.558 millones de euros del Ministerio de Transición Ecológica y 5.390 millones de inversión privada.

Un segundo bloque de actuación consistirá en 17 medidas facilitadoras por un importe de más de 3.300 millones de euros que contribuyan a conseguir los objetivos para generar el entorno formativo, tecnológico y profesional necesario o que estimulen la demanda de productos y soluciones beneficiarios de este PERTE. Estas medidas tendrán un presupuesto público adicional de 3.362 millones de euros, que permitirán una inversión privada de más de 4.060 millones.

Movilización inminente de los primeros 500 millones de euros

El presidente del Gobierno ha anunciado los cuatro instrumentos iniciales de este PERTE, de publicación inminente, que movilizarán los primeros 500 millones de euros. Así, se lanzará una primera convocatoria, dotada con 250 millones de euros para el impulso del I+D y la cadena de valor asociada al hidrógeno renovable: para nuevas líneas de ensayo o fabricación de componentes para el hidrógeno, para prototipos de nuevos vehículos impulsados por hidrógeno o demostradores de grandes electrolizadores para producir el hidrógeno renovable a gran escala.

Asimismo, habrá una segunda convocatoria de 150 millones de euros para proyectos pioneros de hidrógeno renovable. Los 100 millones restantes irán destinados a otras dos convocatorias de ayudas: una orientada a proyectos de I+D en el ámbito del almacenamiento energético, y otra para el impulso a proyectos piloto de comunidades energéticas que estén vinculadas a la innovación social y a la participación ciudadana en la generación de renovables, eficiencia energética o movilidad eléctrica.

Nuevo PERTE de economía social

En el acto, el presidente del Gobierno ha anunciado también que el Gobierno va aprobar nuevos Proyectos Estratégicos y, en concreto, un próximo «PERTE de economía social, centrado en la economía de los cuidados». «No solo impulsaremos la economía de nuestro país, sino que lo haremos transformándolo, convirtiéndolo en un país mejor», ha añadido.

Sánchez ha concluido afirmando que, gracias al PERTE de Energías Renovables, Hidrógeno Renovable y Almacenamiento se aprovecharán «las oportunidades económicas, laborales, industriales, tecnológicas y sociales» que brinda la transición energética.

«Lo que hemos presentado hoy va a acelerar nuestro camino hacia esa revolución energética que ya es parte de nuestro presente. Una revolución que va a ser diseñada y fabricada en España y por España», ha defendido.

MAS INFORMACION

Próximo Webinar #ClubIsonor: Planes de Igualdad

Webinar

Jornada de información sobre Planes de Igualdad para empresas.

  • Jueves, 16 de diciembre de 2021
  • Horario:
    • 17:00 a 18:00 (hora Península)
    • 16:00 a 17:00 (hora Canarias)
  • Plataforma: Zoom
Pablo Segado Cristina Pérez
Directora de RRHH de Grupo Isonor

Se enfatizará principalmente en los aspectos más relevantes de la normativa así como en  el proceso de elaboración e implantación del plan de igualdad en la empresa, desde la constitución del comité de igualdad hasta su registro en Regcon, protocolos de acoso sexual y por razón de sexo, registro salarial, etc…

Artículo: «Gases renovables: biogás e hidrógeno verde»

Autor: Comisión Técnica de FEGECA

Los gases renovables y el PENIEC:

¿Es posible contar con un gas alternativo al gas natural y que produzca bajas emisiones y pueda ser considerado como fuente renovable de energía? Sí, efectivamente existe, pero antes haremos un recorrido por estos tipos de gases llamados renovables.

Los gases a los que podemos añadir el apellido de renovables, es decir, proveniente de fuentes inagotables de energía, en contrapunto con los gases combustibles fósiles, son: biogás, hidrógeno verde y gas natural sintético GNS.

Son combustibles que sólo con el hecho de ser gases, tienen la gran ventaja de emitir menores cantidades de CO2 a la atmósfera, incluso, en el caso del Hidrógeno, la emisión de CO2 es nula, frente a combustibles sólidos o líquidos.

Además, por ser combustibles, tienen la propiedad inherente de poder utilizarlos en un proceso de combustión obteniendo una gran cantidad de energía en el tiempo reducido de su combustión que no es posible igualar por cualquier otro tipo de energía renovable (aerotermia, solar térmica o fotovoltaica) que siempre necesitan un sistema de acumulación de energía por su reducida potencia de generación en el tiempo.

Otra ventaja de seguir utilizando gases combustibles, como apuntamos anteriormente, es poder seguir usando la infraestructura del gas natural que tenemos en nuestro país para suministro, no sólo al sector industrial y terciario y a viviendas, también para el abastecimiento a la red de producción de energía eléctrica nacional, configurada en su gran mayoría en términos de potencia generada (según datos de 2019 y 2020) en centrales de ciclo combinado.

Y qué mejor ventaja el poder seguir utilizando un gas combustible y que además sea renovable sin un replanteamiento y nuevo dimensionado de nuestras actuales instalaciones térmicas que suponga para sus propietarios grandes inversiones que, justo en estos momentos actuales postpandemia, puedan suponer una carga económica inasumible para empresas y usuarios de viviendas en general.

En el Plan Estratégico Nacional Integrado de Energía y Clima (PENIEC) nos comprometemos, en un horizonte situado en el 2030, a unas reducciones de emisiones de gases que provocan efecto invernadero del 23%. También se fija en un 74% la generación de energía eléctrica proveniente de fuentes renovables y en un 100% para el 2050, y, por último, un compromiso de mejora de rendimientos energéticos de hasta un 39,5%.

El objetivo del PENIEC es descarbonizar, pero ya contempla que no sólo electrificando es posible cumplir con los compromisos anteriores. Tanto el PENIEC como la Hoja de Ruta del Hidrógeno plantean descarbonizar también el vector del gas, aprovechar las infraestructuras gasistas, descentralizar la producción de gases renovables y terminar con la dependencia energética del exterior. De esta forma, el PNIEC contempla estos tipos de gases renovables para la producción de electricidad y sistemas de calefacción.

Así establece que:

  • Los gases renovables biogás, hidrógeno y gas natural sintético GNS, son la mejor integración sectorial entre el sistema eléctrico y la red de gas existentes.
  • Los gases renovables son relativamente fáciles de almacenar y son más flexibles que la energía eólica o solar, ya que pueden producirse en diferentes cantidades y en diferentes períodos de tiempo para una aplicación y utilización inmediata cuando se vierten a la red de gas o se queman en una central de ciclo combinado para producir energía eléctrica.
  • La producción de gas renovable implica el uso de la infraestructura de gas natural existente y al mismo tiempo es más ecológica que la del gas convencional.
  • Además, tanto el H2 como el CH4 son combustibles alternativos también para la movilidad o como materia prima en la industria química, plantas de acero y las refinerías de combustible.

El Biogás inyectado en las redes de gas natural:

Como gas renovable también se reconoce al aprovechamiento del bio metano que no proviene de combustibles fósiles. Aun produciendo CO2 en su combustión, es cierto que es una producción en un ciclo corto del carbón.

El biogás, procede de la digestión anaeróbica (falta de O2) de residuos orgánicos (residuos municipales y depuradoras, agrícolas y ganaderos, industria agroalimentaria…). En muchos casos su aprovechamiento ha cerrado el ciclo de vida de los residuos urbanos que se generan en una gran ciudad para poder producir combustible nuevamente inyectado en las redes de transporte de energía gasística y ser consumido en la misma ciudad, funcionando a modo de isla sin dependencia energética del exterior o de un tercero externo a la isla.

A nivel social, el aprovechamiento de los residuos orgánicos en un entorno rural permite fijar la población es estas áreas «vaciadas” ayudando a sus economías domésticas en cuanto a producción de un producto más que suministrar a las grandes ciudades, en este caso un combustible renovable, biogás.

(*)

Tabla de características de gas biometano apto para su inyección en las redes de gas natural:

El biometano: es biogás depurado que puede ser inyectado en redes de gas natural. Se elimina previamente el exceso de CO2 (proceso de enriquecido o upgrading). La disposición 14557 del BOE núm. 256 de octubre de 2018 fija los requerimientos en % en volumen.

Propiedad Ud.% %
Metano (CH4) minimo 90
CO2 MAX 2
CO MAX 2
H2 MAX

Además, para la inyección de biogás en redes de transporte, el contenido máximo de O2 será de 0,3% y para su inyección en redes de distribución el contenido máximo de O2 será del 1%.

En el caso de biometano, todos los equipos están preparados para funcionar con inyecciones de este gas, que están limitadas a un 90%. Siempre debe de cumplir el biometano lo marcado en la normativa para poder ser comparado con gas natural y utilizado en su lugar. En el caso del Hidrógeno su densidad y poderes caloríficos son muy diferentes al gas natural, pero el biometano es realmente un tipo de gas natural (CH4) que requiere menos modificaciones en la actual infraestructura de gas natural.

Todo el parque de equipos instalados y los equipos que se vayan a instalar en el futuro, podrán trabajar con biometano siempre que éste cumpla con los requisitos de composiciones mínimas que establece la disposición 14557 del BOE núm. 256 de octubre de 2018 que fija la composición del biometano para poder distribuirlo.

Actualmente tenemos un borrador de la Hoja de Ruta del Biogás con dos grandes vías de aplicación:

1-     Producción de electricidad.

2-     Producción de calor útil: en industria y producción de biometano para sustitución del gas natural fósil.

Estas aplicaciones se materializan en 5 líneas de actuación:

1-     Regulación. Incluyen las garantías de origen, agilización y homogeneización de los procedimientos administrativos y mejora de la normativa sobre residuos, para facilitar la obtención del gas renovable.

2-     Actuación Sectorial. El establecimiento de objetivos anuales en la venta o consumo de biogás, con cuotas de obligado cumplimiento; junto con medidas para promover o bien el consumo in situ, en flotas de vehículos, en usos térmicos o en la producción de hidrógeno, o bien la sustitución del gas fósil.

3-     Económicas. Mejorar el tratamiento fiscal y establecer ayudas condicionadas a cumplir requisitos de reducción de CO2.

4-     Actuación transversal. Buscan priorizar los proyectos de biogás, crear comunidades energéticas y grupos de trabajo para facilitar su implantación.

5-     Impulso de la I+D+I. Fomentar la investigación para reducir las emisiones de gases contaminantes.

Futuro y previsiones sobre el biogás y biometano:

  • Gracias a la aplicación de estas medidas, la Hoja de Ruta estima que la producción de biogás en 2030 puede multiplicar por 3,8 la registrada el año 2020 hasta superar los 10,4 TWh.
  • El 45% de la producción de biogás en 2030 se consumiría directamente, en usos térmicos o eléctricos, sobre todo en la industria, mientras que el restante 55% se transformaría en biometano para su uso en movilidad pesada, por ejemplo, en flotas municipales de limpieza o recogida de residuos  o se podría inyectar en la red si es rentable económicamente hacerlo: alrededor del 1% del gas que se consuma en 2030 por esta vía debería tener origen renovable, desplazando con ello el gas de origen fósil.
  • El uso en el transporte, por otro lado, facilitará cumplir el objetivo del PNIEC de alcanzar una cuota de energía renovable del 28% en 2030.
  • En cuanto a las emisiones de efecto invernadero, la consecución del objetivo planteado en la Hoja de Ruta para 2030 permitirá alcanzar una reducción notable: 2,1 millones de toneladas de CO2 equivalente cada año. Asimismo, la producción de biogás contribuirá a evitar las fugas de metano a la atmósfera, un gas que presenta un potencial de efecto invernadero muy superior al del CO2.

El hidrógeno, el gas renovable del futuro:

Tras la publicación de la Hoja de Ruta del Hidrógeno se hace necesario valorar si también para el sector residencial sería apta la explotación y aplicación del hidrógeno como combustible renovable y si los fabricantes de equipos generadores de calor para calefactar la vivienda o producir a.c.s. también están preparados con equipos de alto rendimiento y sin emisiones de CO2.

Los fabricantes de equipos llevan años investigando el papel del hidrógeno en el proceso de descarbonización del mercado de calefacción, así como el funcionamiento de la caldera de hidrógeno para edificios residenciales y la aplicación del hidrógeno en el área comercial e industrial.

Quizá sea la molécula del hidrógeno la más simple que nos encontramos en la naturaleza, y la más pequeña, pero con un potencial de producción de energía enorme. Su combustión produce únicamente vapor de agua (0 emisiones de CO2) y comparado con el Gas Natural al que aspira a sustituir tiene ventajas y diferencias importantes:

  • Es mucho más ligero que el gas natural, ya que posee una menor densidad en estado gaseoso por el tamaño de su molécula.
  • Podríamos pensar en licuar el hidrógeno para su transporte, pero, si se licúa, el H2 incrementa un 12% de energía a sumar a la consumida, que no sería viable. Tenemos la necesidad de elevar sus presiones de suministro.
  • Asimismo, es interesante considerar que, para obtener la misma energía en el punto de consumo, debemos transportar y almacenar tres veces más de gas, por lo tanto, necesitamos mayores consumos y paso de gas por la actual infraestructura gasística.
  • El hidrógeno es un gas que no se encuentra en la naturaleza, debe producirse, consumiendo energía y en algunos casos emisiones de CO2. Su coste de obtención está, hoy por hoy, muy por encima el coste de obtención del gas natural, por esta razón no se ha implantado como alternativa al gas natural.

A nivel industrial o de producción del gas hidrógeno nos encontraremos básicamente tres tipos de hidrógeno como combustible:

  1. a)     Hidrógeno gris: a partir de combustibles fósiles obtenido a partir de metano y vapor de agua, pero con producción de CO2 en su elaboración. Es el 96% de la producción mundial de H2.
  1. b)    Hidrógeno azul: es el mismo proceso de obtención anterior pero cuando se captura las emisiones producidas de CO2.
  1. c)     Hidrógeno verde: procedente de la electrolisis del H2O, con consumos eléctricos elevados (2,83 kWh para 1 m3 de H2 que puede liberar 2,99 kWh de energía). Éste es el punto débil del hidrógeno actualmente, y por lo que se están estudiando nuevos métodos en la reducción del consumo eléctrico en la producción de H2 para poder hacerle competitivo en costes y verdaderamente sea el sustituto del actual gas natural.

Sin embargo, las aplicaciones del Hidrógeno Verde las tenemos ya presentes y en muchos casos son funcionales:

  • El hidrógeno se configura como único combustible utilizado en el vehículo eléctrico con pila de combustible como camiones y buques, donde el motor eléctrico con baterías no llega.
  • Base también de pilas de combustible dedicadas al sector residencial para la producción de electricidad y aprovechar el calor residual para calefacción y preparación de a.c.s., constituyendo un equipo de cogeneración renovable.
  • El H2 es la base del gas natural sintético y de algunos biocombustibles.
  • Sustituto de combustibles que se consumen en la industria sin necesidad de almacenamiento (gas natural conducido por la red de gaseoductos).
  • Aprovechamiento de infraestructuras existentes de gas natural: se trabaja a más presión con H2 y es necesario más volumen de acumulación de gas. La red de gas en España puede admitir ya desde un 6 a 8% de gas natural enriquecido con H2.

En la Hoja de Ruta del Hidrógeno, publicada en el 2021 asigna hasta 2030 inversiones de 8.900M EUR y un compromiso de reducción de emisiones de 4,6 Mton de CO2 a la atmósfera (de 2020 a 2030) que supone un 1% del objetivo total de reducción de emisiones de CO2 para 2030 con respecto a 2017. En las distintas divisiones sectoriales, las acciones se dirigen hacia:

  • Producción: instalación en España de 4 GW de electrolizadores y en el 2024 ya instalados entre 300 y 600 MW. Cerca de lugares de consumo.
  • Sector eléctrico/almacenamiento de energía: proyectos comerciales de H2 para el almacenamiento de electricidad y/o aprovechamiento de la energía renovable excedentaria.
  • Industria: utilización H2 renovable hidrógeno renovable del 25% sobre el total de H2 consumido.
  • Transporte: la Directiva (UE) 2018/2001 establece la cuota de energías renovables en el consumo final de energía en transporte del 14% en 2030. El PNIEyC establece una cuota del 28%:

o    Flota de al menos 150-200 autobuses de pila de combustible de H2 renovable en autobuses urbanos en ciudades de más de 100.000 habitantes.

o    Parque de al menos 5.000-7.500 vehículos ligeros y pesados de pila de combustible de H2 para transporte de mercancías.

o    Red de al menos 100-150 hidrogeneras de acceso público con una distancia máxima de 250 km entre ellas.

o    Ferroviario: trenes propulsados con hidrógeno en al menos dos líneas comerciales de media y larga distancia en vías actualmente no electrificadas.

o    Maquinaria de handling con pilas de combustible de H2 renovable y puntos de suministro en los 5 puertos y aeropuertos.

—————–

(*) FUENTE: Soluciones Integrales de Combustión: https://solucionesdecombustion.com/en/biogas-renewable-energy-for-the-future

ISTA – La innovación aplicada a la contabilización de los consumos y gestión de los equipos despierta el interés de los profesionales de la eficiencia energética

  • Gran éxito de asistencia al stand de ISTA en el Salón Internacional de la Climatización y la Refrigeración C&R 2021, celebrado en Madrid del 16 al 19 de noviembre.
  • Ingenieros, instaladores, mantenedores, y gestores energéticos nacionales e internacionales son los perfiles profesionales más interesados en la reducción de la demanda y el consumo energético de los edificios.

Madrid, 30 de noviembre de 2021 – “Un auténtico éxito”. Así definen desde ISTA su participación en el Salón Internacional de la Climatización y la Refrigeración, C&R 2021, que se ha celebrado en Madrid del 16 al 19 de noviembre.

La compañía contó con un stand en el que su nuevo módulo inteligente para salas de calderas, SOPHIA, ha sido uno de los principales alicientes para convocar a un público profesional muy interesado por la innovación aplicada a la reducción de la demanda y el consumo energético de los edificios. Este dispositivo, de reducido tamaño y fácil instalación, controla las 24 horas el funcionamiento de la caldera en base a la demanda de calefacción de las viviendas y puede proporcionar ahorros de hasta el 30% del consumo de energía. Otras soluciones como la Plataforma Digital Calista o los sistemas autónomos ISTA Aperto de repartidores de costes de calefacción y contadores de agua con instalación y lectura flexible, también despertaron el interés de los asistentes.

“No esperábamos tanta afluencia de profesionales, la verdad. La incierta situación post COVID-19 no nos hacía confiar en una masiva asistencia de visitantes. Pero todas las previsiones se han visto superadas y estamos muy satisfechos del resultado de C&R 2021”, asegura Iñaki Larrinaga, director de Marketing y Estrategia de Ventas de ISTA.

Además del alto número de visitantes, desde la compañía destacan el interés mostrado por conocer las últimas soluciones para la contabilización de consumos de forma individual y para la gestión óptima de salas de calderas de calefacción central.

“Los profesionales del sector no podemos conseguir que un edificio sea eficiente y con un nulo o muy bajo consumo de energía si antes no se actúa sobre los sistemas de calefacción. Calentar nuestros hogares y lugares de trabajo supone un 70% de la factura anual de gas o electricidad, muy por encima de otras partidas como el aire acondicionado o el agua caliente”, explica Larrinaga.

La obligatoriedad de que las viviendas españolas con calefacción central tengan instalados, a partir del 1 de enero, repartidores de costes y contadores de calefacción para la contabilización individual de consumos, también ha despertado el interés de gestores energéticos y administradores de fincas que buscan las soluciones más eficaces para ofrecer a clientes y comunidades de vecinos.

“No nos cansamos de explicárselo a todos los profesionales que se han acercado a nuestro stand para solicitarnos información. Una vivienda con repartidores de costes y, por lo tanto, con la posibilidad de medir y gestionar el consumo a las necesidades de cada familia, permitirá ahorros de unos 200 euros en calefacción al año. Pero es que, además, esta medida contribuirá a la mejora de nuestro entorno, evitando la emisión de 2,4 millones de toneladas de CO2 al año”, asegura el responsable de Marketing de ISTA.

Además de a los profesionales de España, la feria también ha convocado a ingenieros, instaladores, mantenedores o gestores energéticos de otros países como Chile, Alemania o Italia muy interesados en la eficiencia energética de los edificios y preocupados por la reducción del consumo energético y de las emisiones contaminantes.

Los responsables de Climatización y Refrigeración 2021 han realizado un balance muy positivo de la edición celebrada, que “ha marcado un punto de inflexión hacia la recuperación de la normalidad y el reencuentro cara a cara entre proveedores y clientes”.

El balance en cifras ha registrado la participación de más 300 empresas y la visita de más de 34.000 profesionales. Sin embargo, lo más significativo de esta edición ha sido la satisfacción general de los expositores, como ISTA, tanto por la oportunidad que ha representado la celebración de C&R como punto de encuentro con sus clientes, como por el volumen de reuniones y contactos útiles llevados a cabo durante estos cuatro días y la alta calidad profesional del visitante.

Junkers Bosch apuesta por las bombas de calor como la solución renovable más completa y eficiente

Junkers Bosch apuesta por las bombas de calor como la solución renovable más completa y eficiente

  • Según el estudio “Hábitos de consumo de calefacción y climatización en los hogares españoles en tiempos de Covid”, más del 60% de los españoles desconoce que las bombas de calor aire-agua por aerotermia son equipos altamente eficientes y suponen un notable ahorro energético.
  • Tras ser informados de los beneficios que ofrece la aerotermia, 2 de cada 3 hogares españoles afirman que escogerían la bomba de calor para climatizar su hogar. 
  • El informe también recoge que el confort de la familia, el consumo y la eficiencia energética de los equipos son los tres aspectos más importantes a la hora de elegir un sistema de calefacción y climatización. 

Madrid, 02 de diciembre de 2021. Hoy en día, cada vez son más los consumidores que están concienciados con el planeta y buscan tecnologías eficientes y limpias para sus hogares. Y es que las marcas sostenibles son mejor acogidas por el consumidor de hoy, que, preocupado por el medio ambiente, busca además una alta eficiencia y un elevado nivel de confort.

Consciente de ello, Junkers Bosch trabaja continuamente por ofrecer soluciones que permitan disponer de calefacción, climatización y agua caliente en el hogar de la forma más eficiente posible, ya que casi el 65% de la energía que se consume está destinada a cubrir estas demandas, y concienciar así de la necesidad de adquirir unos hábitos de consumo sostenibles para reducir la huella medioambiental.

Sin embargo, según el estudio “Hábitos de consumo de calefacción y climatización en los hogares españoles en tiempos de Covid” realizado por Junkers Bosch, más del 60% de los españoles desconoce que las bombas de calor aire-agua son equipos altamente eficientes y suponen un notable ahorro energético y que la aerotermia con bomba de calor es uno de los equipos más completos al suministrar climatización frío-calor y agua caliente sanitaria, todo ello en un solo producto.

Para más del 50% de los hogares encuestados el consumo, el confort de la familia y la eficiencia energética de los equipos son en este orden los tres aspectos más importantes que tienen en cuenta a la hora de elegir un sistema de calefacción y climatización. Teniendo en cuenta esto, Junkers Bosch lleva años apostando por la aerotermia con bombas de calor aire-agua como la solución renovable más completa y eficiente para el hogar, ya que, al extraer energía del aire exterior, permiten alcanzar un alto grado de confort de manera gratuita, natural, además de proteger el medio ambiente.

Así, la gama Supraeco de Junkers Bosch cuenta con dos modelos de bomba de calor aire-agua, Supraeco Hydro y Supraeco Frigo, con el fin de ajustarse a las necesidades requeridas en el hogar en cuanto a frío, calor y agua caliente sanitaria. Una gama que cuenta con unos niveles sonoros reducidos y destaca por ofrecer una calificación energética de hasta A+++ en calefacción, además de llevar la conectividad incorporada como estándar.

Son ya muchos los edificios de obra nueva que gracias al Código Técnico de la Edificación (CTE) incorporan bombas de calor aire-agua como sistema integral, o en zonas sin necesidades de climatización para cubrir únicamente el agua caliente. Y es que, el estudio también muestra cómo 2 de cada 3 hogares españoles escogerían la bomba de calor para climatizar su hogar tras ser informados de cómo la aerotermia puede suponer un ahorro energético real y de las características que hacen de ella la solución perfecta para lograr el mayor confort en cualquier vivienda.

A la hora de seleccionar la potencia de la bomba de calor, hay que tener claro si esta tiene que cubrir el 100% de la demanda de la instalación si se prevé algún otro sistema para los picos de demanda.  A mayor potencia de bomba de calor instalada, mayor inversión inicial se necesitará para la instalación, pero menores serán los costes de consumo de calefacción anuales. A su vez, cada vez son más las reformas que incorporan la bomba de calor para reformas de viviendas individuales, del mismo modo que cada vez son más las viviendas que incorporan sistemas híbridos combinando generadores de calor tradicionales de combustibles fósiles con sistemas de fuentes de energía renovable como la aerotermia, en ese caso el coste inicial de la instalación será menor y habrá menores tiempos de amortización por el hecho de aprovechar elementos de la instalación existente.

Con todo ello, la marca pone de manifiesto su apuesta por una solución que garantiza confort, eficiencia energética y ahorro en el hogar. Para conocer más información sobre aerotermia y bombas de calor Junkers Bosch, así como sus promociones, acceda a la web www.junkers.es.