Jornada PRL | Agentes químicos en el lugar de trabajo

JORNADA PRL

PROTECCIÓN FRENTE A LA EXPOSICIÓN A AGENTES QUÍMICOS EN EL ÁMBITO LABORAL

Debido a la reciente publicación de la segunda revisión de la Guía Técnica del INSST del Real Decreto 374/2001, sobre protección de los trabajadores frente a la exposición a agentes químicos, urge poner el foco, en la necesidad de realizar una buena identificación de los riesgos y una evaluación con los nuevos informes de evaluación por estimación de la exposición a contaminantes químicos (Anexo A norma UNE 689:2019) en los centros de trabajo.

Es por ello que la CEC y QUIRONPREVENCION organizan esta jornada debate, con el objetivo de revisar el marco legal actual y poner en común los aspectos técnicos y las prácticas de gestión frente la exposición de agentes químicos, de nuestro tejido empresarial.

Tendrá lugar el próximo 27 de enero en la sede de la CEG en Santiago de Compostela. La asistencia es gratuita, pero requiere inscripción.

Programa

10:00    Presentación

              María Botana, Asesora PRL y RSC de la CEC
              José Manuel Varela, Director en Santiago de QUIRONPREVENCION10:15    La protección frente al riesgo químico

Eva Fernández, Inspectora de Trabajo y Seguridad Social, A Coruña

10:45    Situación actual frente al riesgo químico en Galicia.

Lucía Ferrón, Jefa sección higiene industrial ISSGA

11:30    Pausa café

12:00    Evaluación de agentes químicos: cambios de la Norma UNE 689:2019

Javier Truchado, Experto en higiene de QuironPrevención

12:45    Retos de empresa frente a los contaminantes químicos:  Buenas prácticas en la gestión de agentes químicos.

Aitor Puente, Director ARIGAL

Miguel Sánchez-Campos, Asesor jurídico FEGAES

14:00    Cierre

Amianto: un enemigo oculto

En aplicación de la legislación española y según los objetivos de la Unión Europea para la eliminación de todo el amianto instalado, resulta necesario gestionar, retirar y eliminar de forma segura, ordenada y planificada, millones de toneladas de amianto. Para ello, es imprescindible disponer de información fiable sobre su localización y estado.

La Guía Técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relacionados con la exposición al amianto, del INSST, revisada en 2022, hace hincapié en la gestión segura del amianto instalado y recomienda identificar y registrar los materiales con amianto (MCA) presentes en edificios e instalaciones. Dicha identificación es el primer paso para proteger la salud de las personas trabajadoras del siglo XXI, muy especialmente en actividades de mantenimiento, reparación, rehabilitación, reforma, desmantelamiento y demolición, así como para abordar el reto de integrar su retirada en actuaciones de “renovación energética”.

Este tríptico ofrece información sobre la “identificación de MCA”, como parte del proceso de “diagnóstico de amianto” en el marco de su gestión segura en las empresas, presentando de forma sencilla sus finalidades, etapas y tipos (gestión y demolición), así como algunas obligaciones específicas en obras de construcción y gestión de residuos.

Fuente: INSST

Guía Técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relacionados con la exposición al ruido en los lugares de trabajo – Año 2022

El Real Decreto 286/2006, sobre la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición al ruido, encomienda al Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST), de manera específica, en su disposición adicional segunda la elaboración y actualización de una guía técnica, de carácter no vinculante, para la evaluación y prevención de los riesgos derivados de la exposición al ruido en los lugares de trabajo.

Fuente: INSST

Reglamento sobre protección de la salud contra los riesgos derivados de la exposición a las radiaciones ionizantes

Se publica el Real Decreto 1029/2022, de 20 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento sobre protección de la salud contra los riesgos derivados de la exposición a las radiaciones ionizantes.

Dicho reglamento tiene por objeto establecer las normas relativas a la protección de la salud de los trabajadores y de los miembros del público contra los riesgos derivados de la exposición a las radiaciones ionizantes.

Todas las exposiciones a radiaciones ionizantes se encuentran en alguna de las tres situaciones siguientes:

  • Situaciones de exposición planificada: son aquellas que surgen del uso planificado de una fuente de radiación o de una actividad humana que altera las vías de exposición, causando la exposición o exposición potencial de las personas o del medio ambiente. Las situaciones de exposición planificada pueden incluir tanto las exposiciones normales como las potenciales.
  • Situaciones de exposición de emergencia: son aquellas debidas a una emergencia nuclear o radiológica.
  • Situaciones de exposición existente: son situaciones de exposición que ya existen cuando debe tomarse una decisión sobre su control y que no requieren, o ya no requieren, la adopción de medidas urgentes, o bien situaciones de exposición creadas por una fuente de radiación cuya ubicuidad o magnitud hace injustificado su control de acuerdo con los mismos criterios aplicables a una situación de exposición planificada. Incluyen las situaciones de exposición prolongada después de una emergencia nuclear o radiológica.

El reglamento será de aplicación a cualquier situación que implique un riesgo de exposición a radiaciones ionizantes que no pueda considerarse despreciable desde el punto de vista de la protección radiológica, a fin de proteger la salud humana y el medio ambiente a largo plazo.

El reglemento cuenta con 84 artículos de los que destacamos dos de interés empresarial:

El artículo 19 del citado reglamento, recoge las medidas a aplicar en los lugares de trabajo:

Artículo 19. Medidas en los lugares de trabajo.

1. A efectos de protección radiológica, y tras realizar una evaluación previa para determinar la naturaleza y magnitud del riesgo radiológico para los trabajadores expuestos, el titular de la práctica identificará, delimitará y clasificará todos los lugares de trabajo en los que exista la posibilidad de recibir dosis efectivas superiores a 1 mSv por año oficial y establecerá las medidas de protección radiológica aplicables. Dichas medidas deberán adaptarse a la naturaleza de las instalaciones y de las fuentes, y a las condiciones y normas de trabajo, así como a la magnitud y naturaleza de los riesgos. El alcance de los medios de prevención y de vigilancia, así como su naturaleza y calidad, deberán estar en función de los riesgos vinculados a los trabajos que impliquen una exposición a las radiaciones ionizantes. El riesgo de exposición a radiaciones ionizantes y las medidas de protección radiológica deben considerarse, de manera integrada, en los planes de prevención de riesgos laborales, en las evaluaciones de riesgos y en las planificaciones de la actividad preventiva que exige la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de Riesgos Laborales.

2. Cuando en un lugar de trabajo haya zonas en las que la concentración de radón en aire exceda el nivel de referencia establecido en el artículo 72.a), a pesar de las medidas adoptadas de acuerdo con el principio de optimización, el titular de la práctica:

a) Revaluará las concentraciones de radón en aire con la frecuencia que en cada caso establezca el Consejo de Seguridad Nuclear.

b) Estimará las dosis efectivas anuales debidas al radón que puedan recibir los trabajadores con acceso a esas zonas, no debiéndose computar estas dosis para el cumplimiento de los artículos 18 y 22.

c) Clasificará como trabajadores expuestos al radón a aquellos trabajadores que puedan recibir una dosis efectiva por exposición al radón superior a 6 mSv por año oficial.

d) Clasificará y señalizará como zonas de radón aquellas zonas en las que exista una concentración de radón en aire que pueda dar lugar a una dosis efectiva a los trabajadores superior a 6 mSv por año oficial.

3. Cuando en alguno de los lugares de trabajo a los que se refiere el artículo 75.1 haya trabajadores cuya dosis efectiva anual debida al radón pueda ser superior a 6 mSv, el titular de la actividad laboral deberá establecer las medidas de protección radiológica aplicables. El alcance de estas estará en función del riesgo asociado y, en particular, serán de aplicación los artículos 11, 16, 19.2.c), 19.2.d), 23, 24, 25, 31.2, 31.3, 31.4, 32, 36, 39.1, 40.2, 42 y 43.

4. En las empresas de explotación de aeronaves en las que la dosis efectiva anual para la tripulación debida a la exposición a la radiación cósmica pueda ser superior a 6 mSv por año oficial, el titular de la empresa gestionará esta exposición según lo establecido en este reglamento.

El artículo 75 recoge las obligaciones de los titulares de centros de trabajo acerca de la exposición al Radón:

Artículo 75. Obligaciones del titular

1. Los titulares de las actividades laborales que se desarrollen en los lugares de trabajo citados a continuación, deberán estimar el promedio anual de concentración de radón en aire en todas las zonas del lugar de trabajo en las que los trabajadores deban permanecer o a las que puedan acceder por razón de su trabajo, excluidas las zonas al aire libre:

a) lugares de trabajo subterráneos, tales como obras, túneles, minas o cuevas.

b) lugares donde se procese, manipule o aproveche agua de origen subterráneo, tales como actividades termales y balnearios.

c) todos los lugares de trabajo situados en planta bajo rasante o planta baja de los términos municipales de actuación prioritaria a los que hace referencia el artículo 79.

2. Cuando en un lugar de trabajo haya zonas con concentraciones de radón en aire que, en promedio anual, superen el nivel de referencia de 300 Bq/m3, el titular de la actividad laboral deberá tomar las medidas oportunas para reducir las concentraciones y/o la exposición al radón, de acuerdo con el principio de optimización, tras lo cual deberá revaluar el promedio anual de concentración de radón en aire en el lugar de trabajo.

3. Cuando, a pesar de las medidas tomadas de acuerdo con el apartado 2, en alguna de las zonas del lugar de trabajo especificadas en el apartado 1 continúe habiendo concentraciones de radón en aire que, en promedio anual, sean superiores al nivel de referencia de 300 Bq/m3, el titular de la actividad laboral queda sujeto al cumplimiento del artículo 19 y demás artículos de aplicación.

Más información

Campaña del ISSGA: Móvete!

Muévete! y reduce el sedentarismo en la oficina es una campaña dirigida a que los trabajadores y trabajadoras adquieran una serie de hábitos y pautas saludables para reducir el sedentarismo en el trabajo fomentando un estilo de vida más saludable y, por lo tanto, un empleo de calidad.

A través de esta iniciativa se repartirán 6000 ejemplares de un cartel en el que se recogen 12 hábitos saludables para hacer menos sedentario el trabajo de oficina y 4300 ejemplares de un calendario/semanario en el que los trabajadores y trabajadoras podrán apuntar día a día las actividades que están haciendo y realizar una evaluación semanal. El material informativo se repartirá tanto en centros de trabajos privados como en la Xunta y en el resto de administraciones públicas.

La campaña propone 12 hábitos saludables para que cada mes se incorpore al estilo de vida de cada persona uno de ellos con el objetivo de que al final del año se consiga haber normalizado durante la jornada laboral las 12 pautas que reducen el sedentarismo. Es imortante que las las empresas faciliten y promuevan la realización de estos hábitos y, por otro lado, los trabajadores y trabajadoras deben concienciarse sobre que la integración de estos hábitos en su vida diaria supone un beneficio para su salud.

Las recomendaciones se basan en una serie de actividades para levantarse para beber agua, comer algo, subir escalones o realizar pausas o labores activas. Las 12 pautas son las siguientes: descansar del trabajo con ordenador intentando levantarse cada 30 minutos; hacer pausas activas dedicando un momento para realizar una caminata intensa y subir escaleras; rotar tareas intercambiando hábitos que se hacen sentados con otros que se puedan hacer de pie; adquirir nuevos hábitos levantándose para saludar a las visitas o coger el teléfono; elegir el camino más largo para ir a otra sala o al baño; levantarse y hablar directamente en persona, evitando el teléfono o el correo electrónico; usar las escaleras en lugar del ascensor; beber más agua y hacerlo de pie; hacer las presentaciones o charlas de pie y sugerir reuniones de pie o caminando; poner la impresora y la papelera lejos del escritorio; moverse mientras se espera para entrar en una reunión o se usa la fotocopiadora; aprovechar los descansos para levantarse y hacer estiramientos sencillos. Según destacan los expertos, está demostrado que los hábitos se adquieren a los 21 días de su repetición.

La campaña trata de avanzar en una cultura de empresas saludables destacando que para eso es necesario la implicación de los empresarios y de los trabajadores y trabajadoras. La iniciativa forma parte de la Estrategia gallega de seguridad y salud en el trabajo que a través de 6 objetivos estratégicos y 163 medidas busca reducir la siniestralidad laboral y consolidar la cultura preventiva en el tejido empresarial y nos trabajadores con el fin último de mejorar las condiciones de seguridad y salud. La hoja de ruta, que fue consensuada con los interlocutores sociales, hace especial hincapié en los nuevos riesgos y los emergentes derivados de las nuevas formas y procesos de trabajo y del uso de las nuevas tecnologías.

Enfermedades laborales emergentes relacionadas con el cambio climático y la transición verde

Existen evidencias que señalan una variación global del clima de la Tierra consistente en la alteración de parámetros climáticos como temperatura, precipitaciones, nubosidad, etc., a diversas escalas de tiempo. Las evidencias científicas predicen, que la alteración climática global provocará serios impactos tanto sobre los sistemas naturales como sobre los sistemas socioeconómicos, por lo que la variación global del clima no debe considerarse un fenómeno solo ambiental puesto que, impacta también sobre la economía y fuerza la adopción de estrategias políticas de adaptación frente a estos efectos.

Es por ello, que el cambio climático y el marco político para alcanzar una transición ecológica, van a definir una reconversión de la fuerza laboral, con impacto en materia de Seguridad y Salud en el Trabajo (SST), lo que exige una anticipación frente a la aparición de nuevos riesgos laborales o el agravamiento de determinados riesgos ya existentes.

En España, el marco político, queda definido por el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático y por el Plan Estratégico de Salud y Medio Ambiente que requieren, la valoración del impacto potencial del cambio climático sobre la salud de la población trabajadora y la adopción de las medidas de prevención correspondientes.

El Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST), O.A., M.P. en colaboración con la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA) y la Red Española de Seguridad y Salud en el Trabajo (RESST), ha celebrado una jornada, con el  objetivo de analizar cómo puede afectar este nuevo escenario, en la incidencia de enfermedades y daños a la salud relacionados con el trabajo, especialmente en determinados sectores de actividad y colectivos de personas trabajadoras, para promover su identificación y respuesta preventiva.

En el siguiente enlace puede visionarse la jornada, que tuvo lugar el pasado 22 de septiembre.

Más información

Ayer comenzó la Semana Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo 

Este año se despide la campaña “Trabajos saludables: relajemos las cargas” enfocada a reducir la incidencia de los trastornos musculoesqueléticos relacionados con el trabajo (TME), una campaña que, después de 25 meses, ha logrado su principal objetivo: dar a conocer a las empresas la necesidad intervenir sobre los riesgos que pueden originar en la plantilla lesiones y daños sobre el sistema osteomuscular y sus estructuras asociadas (huesos, músculos, articulaciones, tendones, ligamentos, nervios y vasos sanguíneos). Estos trastornos afectan a millones de personas en Europa y repercuten negativamente en las empresas, generando pérdidas de productividad y costes sociales y laborales muy elevados.

En estas fechas, coincidiendo con la Semana Europea de SST, la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA) impulsa la realización de actividades que promuevan la prevención frente a los TME en todos los países de Europa. En España, la Red Española de Seguridad y Salud en el Trabajo (RESST) lidera la celebración de esta semana de sensibilización con el propósito de concienciar a todas las partes sobre la importancia de abordar los factores que hacen que, en nuestro país,  los TME sean la principal causa de incapacidad temporal y permanente, por encima de cualquier otro tipo de dolencia. Con este objetivo la RESST ha diseñado un programa de actividades al que invita a participar a todas las personas trabajadoras, empresarias, prevencionistas, jóvenes, representantes de organizaciones sindicales y empresariales, estudiantes y docentes, a quienes se destina el contenido de las más de 30 actividades.

Puedes consultar el programa completo de actividades en la agenda online que se actualiza en tiempo real: http://run.gob.es/semanaeuropea-2022

En dicha agenda, figuran las dos jornadas que que ya anunciamos en esta página que organiza la CEC sobre riesgos ergonómicos. Aún te puedes inscribir en la segunda  (+ info).

Te invitamos a que sigas todos los eventos de la Semana Europea SST en España y, también, te animamos a compartir los contenidos en redes sociales con las etiquetas: #RESST#SemanaEuropeaRESST y #EUhealthyworkplaces; con ello contribuirás a que la campaña de sensibilización “Trabajos saludables: relajemos las cargas” llegue a un mayor número de personas interesadas.

Para más información y recursos, puedes visitar el sitio web http://www.healthy-workplaces.eu/es 

Invitación | Eventos PRL

La próxima semana en la CEC organizamos dos sesiones en formato híbrido (en el salón de actos de la CEC y en aula zoom) sobre los trastornos musculoesqueléticos.

  • El día 25 de 10 a 12 horas, analizaremos los principales problemas de TME a los que nos enfrentemos y su relación con los riesgos psicosociales. + info
  • El día 27 de 10 a 12 horas, podremos conocer programas y soluciones para la prevención de TME en el ámbito laboral. + info

Todo enmarcado en la Semana Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo, cuyo lema para este año es «Trabajo saludables: relajemos las cargas»

Xornada PRL | Saúde Mental e Riscos Psicosociais

La CEC nos invita a la Jornada PRL sobre Salud Mental y Riesgos Psicosociales, el próximo 23 de septiembre en modalidad virtual. La asistencia es gratuita, pero requiere inscripción.

Los problemas de salud mental afectan a una parte importante de la población española. En el entorno laboral, existen evidencias de una relación entre las condiciones psicosociales del puesto de trabajo y la salud mental.

En esta sesión, pretendemos facilitar datos que contextualicen la situación de la salud mental en nuestra entorno, y ofrecer un catálogo de actuaciones, para una idónea gestión de la salud mental en el entorno de trabajo.

La sesión se enmarca en el Plan de Formación PRL del año 2022, que ejecutamos gracias a la solicitud del proyecto por parte de la CEG y la financiación de la Xunta de Galicia.

+info

I Simposio nacional de Radón laboral

El próximo 27 de septiembre se organiza en Santiago de Compostela, el I Simposio Nacional sobre radón laboral.

Organizado por la Universidad de Santiago de Compostela y patrocinado por el Consejo de Seguridad Nuclear cuenta con la coordinación científica de Alberto Ruano Raviña, Catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública.

Inscripción gratuita

[Programa ]

Contacto: Lucía Martín-Gisbert lucia.martindebernardo@usc.es +34 881812278