Sedigas no comparte la restricción generalizada de la demanda de gas anunciada por la Comisión Europea

La Asociación Española del Gas comparte la posición del Gobierno de España de no considerar la hipótesis de una restricción general de la demanda, ni para los hogares, ni para los consumidores industriales españoles.

Es necesaria una aplicación de las medidas de ahorro que tenga en consideración las capacidades logísticas y el modelo de suministro de cada Estado miembro, lo cual no es contrario con los principios de necesaria coordinación y solidaridad con nuestros socios comunitarios.

Sedigas recuerda la baja exposición de España al suministro ruso y la relevancia estratégica de la infraestructura gasista nacional, que ya está contribuyendo a la seguridad de suministro energético del conjunto de los Estados miembros.

El sector gasista reitera su disposición para seguir trabajando con el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, al que ha presentado esta semana una batería de medidas y recomendaciones para dar forma al plan de contingencia español, para desarrollar medidas de ahorro y eficiencia, sin necesidad de restringir el consumo de gas en nuestro país.

Interconexiones: avance necesario para liderar la carrera de los gases renovables. Por Sedigas

El parón por mantenimiento del Nord Stream 1 ha intensificado en los últimos días el debate sobre las consecuencias que podría tener para Europa un hipotético corte de suministro total por parte de Rusia. A raíz de ello, se han sucedido los análisis sobre cuáles deben ser los próximos pasos que debe dar Europa para garantizar su soberanía energética futura, más allá del evidente estado de urgencia actual en el que nos encontramos inmersos desde el estallido de la guerra.

En este contexto, vuelve a saltar a la palestra la oportunidad que se presenta ante España para erigirse como hub gasista europeo a través de nuevas infraestructuras que permitan aumentar las exportaciones y asegurar así el suministro de gas -y, posteriormente, de biometano e hidrógeno-, a otros países del continente.

Una de las más relevantes, además del MidCat, es la nueva interconexión que se plantea a través de un gasoducto submarino que unirá nuestro país con Italia; concretamente, entre Barcelona y Livorno. El hipotético desarrollo de este proyecto, junto con otros que se barajan para dar salida al gas hacia otros países como Portugal, permitirá a España reforzar su relevante red gasista para que el día de mañana puedan circular estos gases renovables, absolutamente indispensables para la descarbonización del continente y la consecución de los objetivos marcados por la Comisión Europea que, entre otros, planea incorporar hasta 35.000 millones de metros cúbicos (35 bcm) anuales de biometano y aumentar la producción e importación de hidrógeno renovable hasta los 20 millones de toneladas para el 2030.  

No perdamos de vista, sin embargo, la necesidad de ser más ambiciosos si realmente queremos liderar esta carrera. Contamos con una ventaja que debemos saber aprovechar, porque España tiene un enorme potencial para producción de biometano, que permitiría descarbonizar cerca de un tercio de la demanda de gas, equivalente al 100% de la demanda doméstico – comercial y un tercio de la demanda industrial, sin necesidad prácticamente de modificar ninguna de las infraestructuras con las que ya contamos hoy en día.

El ámbito privado lleva tiempo movilizando inversiones, tanto en biogás y biometano, como en hidrógeno. Para dar ese salto definitivo y cerrar el círculo, nos faltarían las interconexiones, esa capacidad para movilizarlo más allá de nuestras fronteras y hacerlo llegar al resto de Europa y contar con un sistema de garantías de origen a nivel nacional.

Mayo 2022. El hidrógeno verde, punta de lanza para descarbonizar nuestra economía

SEDIGAS INFORMA

Línea

El hidrógeno verde, punta de lanza para descarbonizar nuestra economía.

Desde el estallido de la guerra de Ucrania, la búsqueda de soluciones eficientes y competitivas que permitan a Europa garantizar la seguridad de suministro ha centrado todos los debates, tanto en el plano institucional como en el corporativo. No cabe duda de que Europa, y buena parte del mundo, se enfrentan a una situación sin precedentes que ha motivado que este asunto ocupe actualmente el primer lugar en las agendas de todos los actores que conforman el sector energético.

La situación es urgente y requiere de respuestas inmediatas, pero no por ello se debe olvidar la necesidad de mirar hacia un futuro limpio, seguro y competitivo. … [Leer más]