Le recomendamos

  1. Si no conoce o espera a la persona que llama a su casa no le abra la puerta en ningún caso y menos de haber solo personas mayores en ella. Le diga lo que le diga la persona que llama.